3 de diciembre de 2006

Domingo infantil







El centro de la plaza lleno con blancas palomas, todas agrupadas, reunidas en torno a la comida que le sirven los relajados visitantes, habituales y foráneos.

De repente, algo las pone en alerta y, en acompasada y extraña armonía, elevan el vuelo juntas, dando varias vueltas sobre nuestras cabezas para posarse nuevamente como si nada hubiera ocurrido...

Tan solo un revuelo de blancas palomas...
Corto vuelo de palomas que pintan de luminoso blanco un cielo dominical...

1 comentario:

Hanna dijo...

Feliz Domingo