12 de diciembre de 2006

In memoriam




SIEMPRE
Aunque los pasos toquen mil años este sitio,
no borrarán la sangre de los que aquí cayeron.

Y no se extinguirá la hora en que caísteis,
aunque miles de voces crucen este silencio.
La lluvia empapará las piedras de la plaza,
pero no apagará vuestros nombres de fuego.

Mil noches caerán con sus alas oscuras,
sin destruir el día que esperan estos muertos.

El día que esperamos a lo largo del mundo
tantos hombres, el día final del sufrimiento.

Un día de justicia conquistada en la lucha,
y vosotros, hermanos caídos, en silencio,
estaréis con nosotros en ese vasto día
de la lucha final, en ese día inmenso.

(Pablo Neruda)

2 comentarios:

Juan Cosaco dijo...

Yo quiero pisar esas calles, nuevamente, y mirar a los ojos a quienes van a seguir luchando por la libertad.
Salud! (libertad, igualdad y fraternidad)

Isabel dijo...

Juan,"casi" todos queremos lo mismo,por suerte;allí en Chile y en cualquier lugar del mundo...
Saludos y gracias por seguir visitándome.