13 de diciembre de 2006

Slowdown, el elogio de la lentitud...





Llego corriendo, subo las escaleras, abro rápidamente la puerta; sigo corriendo dentro de casa, dejo el periódico y el bolso encima de la mesa, me cambio aceleradamente en el dormitorio de ropa, me pongo cómoda, ya con prisas me siento delante de la mesa,tras prepararme algo rápido para cenar y, por fin, me siento “tranquilamente” a ver la película que quiero ver...

Todo eso tras un día de prisas sin fin y un estrés que saturaría hasta al ser más tranquilo de la creación...
¿Por qué corremos tanto? ¿A qué se debe tanta prisa?

Nos han enseñado que el tiempo es oro, así que cuanto más hagamos en el menor tiempo posible, mayor será nuestra ganancia...;o la de la empresa correspondiente.
Esto no es vida, señores...

¿Qué podemos hacer por cambiarla?...Mucho, en realidad.

Un texto para concienciarnos:
"Ya voy para 18 años desde que ingresé en la Volvo, una empresa sueca.
Trabajar con ellos es una convivencia muy interesante.
Cualquier proyecto aquí demora dos años para concretarse, aunque la idea sea brillante y simple. Es una regla.

Los procesos globalizados causan en nosotros (brasileños, argentinos, peruanos, venezolanos, mexicanos, australianos, asiáticos, etc.) una ansiedad generalizada en la búsqueda de resultados inmediatos.
En consecuencia, nuestro sentido de la urgencia no surte efecto dentro de los plazos lentos de los suecos.

Los suecos debaten, debaten, realizan "n" reuniones, ponderaciones, etc. Y trabajan con un esquema más bien "slowdown". Lo mejor es constatar que, al final, esto acaba siempre dando resultados en el tiempo de ellos (los suecos), ya que conjugando la madurez de la necesidad con la tecnología
apropiada, es muy poco lo que se pierde por aquí en Suecia.

Lo resumo así:
1. Suecia es del tamaño del estado de San Pablo (Brasil).
2. Suecia tiene tan sólo dos millones de habitantes.
3. La ciudad más grande, Estocolmo, tiene apenas 500.000 habitantes compare con Curitiba, Brasil, donde existen dos millones de habitantes; o tan sólo Mar del Plata, Argentina, ciudad balnearia, donde casi un millón de personas viven permanentemente, o Rosario, Argentina, con tres millones.
4. Empresas de capital sueco: Volvo , Scania, Ericsson, Electrolux, ABB, Nokia, Nobel Biocare ,etc.

Nada mal, ¿no? Para tener una idea de la importancia de ellas basta mencionar que Volvo es la que fabrica los motores propulsores para los cohetes de la NASA.
Los suecos pueden estar equivocados, pero son ellos quienes pagan mi salario. Por ahora, menciono especialmente que no conozco un pueblo, como pueblo mismo, que posea más cultura colectiva que los suecos.

Voy a contarles una historia corta, sólo para darles una idea:
La primera vez que fui para Suecia, en 1990, uno de mis colegas suecos me recogía del hotel todas las mañanas. Estábamos en el mes de septiembre, algo de frío y con nevisca. Llegábamos temprano a la Volvo y él estacionaba el auto muy lejos de la puerta de entrada (son 2000 empleados que van en
coche a la empresa).

El primer día no hice comentario alguno, tampoco el segundo, o el tercero. En los días siguientes, ya con un poco más de confianza, una mañana le pregunté a mi colega:
Tienen ustedes lugar fijo para estacionar aquí?, pues noté que llegamos temprano, con el estacionamiento vacío y dejaste el coche al final de todo...
Y él me respondió simplemente: "Es que como llegamos temprano tenemos tiempo para caminar, y quien llega más tarde, ya va a llegar retrasado y es mejor que encuentre lugar más cerca de la puerta. ¿No te parece?.. Imaginen la cara que puse. Y con ella fue suficiente para que yo revisara en profundidad todos mis conceptos anteriores."

Vivir despacio no quiere decir realizar menos cosas, sino hacer más eficiente nuestro tiempo aumentando nuestra calidad, no la cantidad.



Desacelérate, cambia tus tiempos.

6 comentarios:

Andy dijo...

Es impresionante lo que contás y rematadamente lógico...


Gracias por las palabras

Delicioso blog, muy buenos posts...

Pasate por casa cuando quieras, hay mate!!

A.-

Juan Cosaco dijo...

Este verano tengo intención de viajar a Escandinavia. Tengo puestas muchas esperanzas en conocer estas sociedades evolucionadas, cultas y también igualitarias.
Yo también estoy "slowing" todo lo que puedo.
Salud!

Margarita dijo...

Me encanta!!! poder saborear las cosas, sin prisas, viviendo el momento, el instante...
Un besito con abrazo

el buho rojo dijo...

La simpleza de las cosas... todo está inventando y de nuevo habremos de volver al tiempo de calma... Hasta hace poco me asombraba que los chinos practicasen el Tai Chi con esa calma que a los occidentales nos abruma... y sin embargo, hoy es lo que nos aconsejan para evitar el stressss !!!

No hay que correr contra el tiempo, pues él tiene más tiempo... Sí, supongo que es mejor hacer las cosas bien que hacerlas rápido...

Hanna dijo...

Bueno, cuando se disculpan, para no lograr algo, con el facto de Portugal ser un país pequeño, que vergüenza.

Y la prisa es el enemigo de la perfección pero en estos tiempos que curren, la prisa parece que se contagia.


Besos

Isabel dijo...

Andy: Te agradezco tu visita y tus palabras...
El mate sin azúcar,por favor.
Visitaré tu casa ,lo mismo hasta tienes mediaslunas... ;-)
Gracias por leer.

Juan: No pierdas las esperanzas vayas a donde vayas...¿de acuerdo?

Margarita: Dándonos tiempo para lo que en verdad nos importa es como le sacamos el jugo a la vida, ésa es la buena vida...
Me alegra tenerte por aquí mucho.
Las margaritas siempre dan un color especial al ambiente...

Buho Rojo: Tú lo dices bien...;nos abruma la lentitud de algunos.
Sin embargo seguro que tenemos que aprender mucho de ellos.
Yo quisiera aprender poco a poco...
Gracias por seguir compartiendo pensamientos...

Hanna: No importa el tamaño de un país,sino el hecho ser capaces de saber hacer bien las cosas...
Y que lástima que lo malo se pegue tan pronto,¿verdad?
Espero que estemos atentos para no caer en la prisa...Besos.