26 de diciembre de 2006

Violación



Seguramente ella vivía una novela rosa con ella misma, una novela blanca con los demás, con su trabajo...
Le gustaba leer la novela de su vida diaria, posiblemente disfrutaría con ella.
Leería los labios ajenos pensando que eran silabas, que nunca serían cuchillos...

Hasta que un día de Navidad se quedó muda de ojos y palabras.
Se quedó con una cruel novela negra entre sus manos...
Esa mañana en la que un cuchillo sin palabras, le amenazó en su piel y se consumó una cruel, indignante e injusta violación contra su derecho de ser una mujer joven.


(En solidaridad, especialmente, con una joven de 22 años que fue violada el pasado día de Navidad; y con todas las que lo siguen padeciendo cada día.)

3 comentarios:

Candela dijo...

¿Que se hace ante un hecho de esta magnitud?

¿Como reaccionamos?

¿Como se puede seguir viviendo siendo la victima?

¿Como se puede seguir viviendo siendo el violados?

Un beso

Isabel dijo...

Casi todas viven con mucho miedo,con mucha repugnancia,con mucha incomprensión y silencio,muchas con hijos del propio violador...
La vida ya nunca es la misma;el violador, la gran mayoria de las veces, no es encarcelado y si lo es,estas mujeres viven temiendo la hora de su salida de la carcel y las posibles represalias...
No hay palabras de justificación,ni de disculpas.
La vida hecha añicos gracias a unos indeseables que ,al fin y al cabo,solo les queda el recuerdo de unos minutos de miserable placer.
No hay manera de compensar el daño...

el buho rojo dijo...

Hay que tomar ciertas cosas, aunque sea un comentario, con calma...

Sigo curioseando opiniones ajenas y cada vez las cosas son más complejas...

Entiendo la injusticia que se ha cometido con esa mujer... La mayoría de nosotros, entendemos la injusticia...

Pero al culpable debe ir a prisión como castigo o como rehabilitación???

Si es como castigo nos convertimos en verdugos ejecutores...

Si es como rehabilitación, la víctima queda indefensa realmente...

¿Qué hacer??? (eso que se nos ocurre a todos a priori, no vale... )

Pues en este caso, como en otros muchos, yo sería verdugo... El delito se ha cometido sobre una víctima inocente, y por lo tanto, la víctima tiene que tener, al menos, la satisfacción moral de que el delincuente no se ampare en la sociedad para burlarse de esta... y ahora sí..... ahora ya se puede proceder a hacer lo que a todos se nos ha ocurrido a priori...