31 de enero de 2007

Esperanza


“Soy un hombre de esperanza,
pero a partir de mucha desesperanza;

y la esperanza y la desesperanza
se me cae y levanta
varias veces al día.

Si uno está vivo,
nace y muere varias veces al día.

Y en todo caso,
creo que merece la pena estar vivo
y que el mundo puede cambiar."

(Eduardo Galeano)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta sentir esperanza en mí y en ti, la esperanza hace que nazcan las ilusiones o serán las ilusiones las que hacen que nazca la esperanza? Bienvenidas a ambas en nuestras vidas !!!! Un beso con abrazo

Isabel dijo...

Hay palabras que no necesitan firma;son las tuyas inconfundiblemente.
Un regalo de cariño más por tu parte.Gracias,amiga.Un besazo enorme :-)
Ya te dije que deberías escribir un blog... ;-)

almmus dijo...

Ventana sobre la utopía

Ella está en el horizonte - dice Fernando Birri-. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar.

Isabel dijo...

Hermosas palabras sin duda...
Además son tan ciertas;sin ella no daríamos un paso...
Gracias y bienvenido Almmus.

Lorena dijo...

Preciosas palabras de Eduardo Galeano. Le apoyo. Merece la pena estar vivo y el mundo puede cambiar. Hay que tener esperanza, y levantarse una y otra vez.
Un gran beso!