27 de febrero de 2007

Dulce niñez...

En lugar de palabras hoy voy a jugar con pompas de jabón, quiero hacer muchas pompas, para ver sus transparentes colores explotando en lo alto de mis alegrías; quiero verlas flotar, deslizarse con suavidad por el aire que con calidez alumbra la tarde.


Hoy me siento tan niña que voy a reír todo el tiempo, voy a jugar con mis anhelos al escondite, para encontrarlos...
Saltare, cantaré, reiré, buscaré flores para mi casa.
Acariciaré a los perros, daré de comer a las blancas palomas; tal vez dibuje alguna casa con un verde campo, su río, su árbol y su vallado.

Habrá flores sobre la hierba, de muchos colores; mientras los peces saltarán sobre el agua y las fuentes cantarán como manantiales.

Me inventaré un trozo de chocolate entre blancos panes, y mi merienda tendrá el sabor de infancia compartida entre héroes de leyenda y mis deberes colegiales...

Ya anocheciendo buscaré el regazo de mi cama, junto a esa ventana por donde se filtraban los primeros rayos de la mañana entre el canto de gorriones y vencejos.
Entonces me sentiré de nuevo en aquella querida casa, donde las cometas podían volar tan alto como mis sueños infantiles...

9 comentarios:

LlunA dijo...

Que energia más positiva me han transmitido tus palabras!!!
Gracias por animar este martes.
Un besote

Isabel dijo...

Lluna: de eso se trata, siempre podemos elegir sentirnos tan bien como niños. :-)
Un besote.

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. que tus cometas vuelen tan alto como pueda alcanzar el hilo de tu ilusión..
.. un besito..

Itoitz dijo...

Las cometas siempre me han parecido tremendamente entrañables y literarias. Hermoso relato para un Martes gris.
Un abrazo preciosa.

Isabel dijo...

Poeta: Te aseguro que ese hilo sigue largo,muy largo aún,por suerte..Un beso.

Itoitz: Las cometas, tan sensibles al viento,parecen libres; pero todas sueñan con volar un día sin estar pendientes de un hilo,como nuestras ilusiones...Un besote.

JuanMa dijo...

Hay que cuidar al niño que seguimos llevando dentro, y dejarle salir a jugar de vez en cuando.
Un beso, niña.

Gasper dijo...

Qué triste me ponen aquellos que han dejado de ser niños, aquellos que han dejado abandonados a sus niños interiores.

Hermoso recorrido por este mundo de infancia que nunca debemos dejar de visitar

Besos... pequeños

marcia dijo...

Mi niña interior salió a jugar de alegría leyendo tus palabras...gracias por eso


cariños

Isabel dijo...

Juanma:No creo que deje de ser niña nunca en mi interior,porque es una fuente de felicidad constante..Un beso,niño... ;-)

Gasper: tengo a mi niña interior grabada a fuego,asi que no temo perderla,siempre me da juego.. ;-)
Un beso grande.

Marcia: ¿Quieres que juguemos juntas? ;-)
Un besote.