16 de marzo de 2007

Menos que una vaca...

“La tragedia de las mujeres afganas es conocida de sobra en Occidente. El holocausto de las mujeres hindúes es más discreto, pero más inexorable.
Aunque una mujer como Indira Gandhi haya sido presidenta, la mujer hindú vale bastante menos que una vaca. a causa del problema de la dote, las niñas son una amenaza para la economía de cualquier familia.

Las leyes del honor exigen que los padres de cada niña le “compren” un marido a un precio que en todos los casos supone la ruina. Si la familia es rica la dote puede ser un bloque de apartamentos; si es muy pobre, podría ser un coche.
Debe ser siempre mucho más de lo que pueda permitirse. Una familia podrá quizá sobrevivir al nacimiento de una hija, pero dos o tres los reducirán a la miseria. En el campo se las solía ahogar al nacer; pero, desde que Indira Gandhi prohibió los infanticidios, se las deja morir de hambre: no hay muerte más natural.

Si la niña logra llegar a ser mayor y su familia consigue casarla, es probable que acabe asesinada en la cocina de su marido, si los plazos en los que se ha decidido el pago de la dote no son satisfechos. Todos los días los periódicos indios publican una o dos noticias de novias que se han caído en el fogón. De esta forma, el recién casado es libre de venderse otra vez en un nuevo negocio.”

(Del libro "En el país de las vacas sin ojos", de Eugenia Rico)

11 comentarios:

almena dijo...

Estremecedor.


besos

Pere dijo...

Realmente existen en el mundo demasiados lugares en los que levantarse cada día, siendo mujer, requiere una fuerza de voluntad muy especial. En España se ha aprobado estos días una nueva ley sobre la igualdad. No sé si servirá para algo: espero que sí, aunque desconfío de todo aquello que debe regularse por ley. Creo que el camino pasa más por invertir en cultura y en educación, y por fomentar otro tipo de relación que no se base en principios de subordinación o de dominación. Las utopías siguen siendo necesarias. Buen fin de semana.

El búho rojo dijo...

Esto es sólo la punta de un enorme iceberg...

nadaquedemostrar dijo...

... y aún queda tanta lucha por delante.
Tanta...!!!

Itoitz dijo...

El papel de las mujeres en el progreso de la civilización es mucho mayor que el del hombre, por lo que debería desarrollar sus aptitudes de acuerdo con su naturaleza, sin imitar a los hombres.
Un abrazo.

Isabel dijo...

Almena:estremecedora realidad,ese lugar sólo es una referencia ,como otros tantísimos lugares en donde la mujer sólo es un objeto más..Un beso.

Pere,llevas tanta razón..."las utopías siguen siendo necesarias",pero la pena es que donde más se necesita avanzar en este sentido,entre otros, es donde realmente nunca se logra,por desgracia...
Educación,formación,cultura,calidad de vida y salud,todo eso es lo básico para que empiecen a cambiar otras cosas...Un abrazo y gracias.


Pablo: muy cierto;también en los paises mal llamados desarrollados queda mucho por cambiar en algunas actitudes frente a la situación de la mujer,pero en éstos en concreto la situación es escandalosa...
Un beso.

Bea,eso mismo;pero ¡tantos años y tan pocos avances en este tema!;el cambio social en países con ideologías parecidas es muy,muy dificil...
Hay que cambiar desde las mentalidades más infantiles,desde el entorno más cercano,educando nuevos valores desconocidos y desarraigados...
No se puede tirar la toalla,nunca...

Alberto,creo que lo importante es reconocer no sólo el derecho a la igualdad sino que después el camino quede expedito para ambos sexos por igual,sin las trabas obsoletas que ya conocemos en la cotidiana realidad del mundo femenino;por suerte cada vez menos,pero no se termina con ellas tan fácilmente.....

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. no te creas, Isabel, que a veces no me entran ganas, por estas cosas, de abandonar este mundo, en el sentido de sentir vergüenza de ser uno más de sus habitantes .. pero mientras estemos con vida diremos un rotundo y gran NO a tanta bestialidad irracional mantenida por el hombre contra los más elementales e irrenunciables derechos de la que deberiera ser siempre y exclusivamente compañera y amiga..

ahhh dijo...

Por cosa como estas son tan poco amigo de las "tradiciones": Cuántas atrocidades se justifican simplemente por tradición, por "cultura" (más entre comillas que nunca).
Y nunca, nunca entenderé como un hombre puede ver a una mujer como algo inferior, de menor valor y que debe estar a su servicio. Desde luego, debe tratarse de hombres que no tiene ni la más mínima idea de lo que es una mujer. Pero si no seríamos nada sin vosotras!!!
(literalmente y en sentido figurado).

Hace poco ví un documtal sobre la situación en Ruanda (si no recuerdo mal), país en el que debido a las genocidio de utus y tutsis, la población masculina se ha reducido enormemente, y las mujeres se han visto con la necesidad y la oportunidad de dirigir el país. Y lo están haciendo de manera impensable en los anteriores gobiernos de hombres, y convirtiéndose en todo un ejemplo a seguir.

De verdad, si el mundo fuera más femenino, estoy seguro que muchas cosas cambiarían, y para bien...

Isabel dijo...

Thoti,cuando escribes las palabras "compañera y amiga" qué bien sientan...,pero en muchas ocasiones se repite la historia de esa película llamada "Durmiendo con su enemigo".
Las mujeres son prisioneras del que se cree su dueño...
¡Cuánta impotencia siento ante tantos casos silenciados aún por miedo!,pero en otros países esas cosas incluso las permiten las leyes...
Penoso,muy penoso;¡y lo que nos queda aún!...Un abrazo, amigo...:-)

Ahhh:creo que el mundo no debe ser femenino,ni masculino;sino de hombres en general,de todos los hombres sin marginación.
Recuerdo una frase que leo en un calendario en casa cada día que dice:"creer en la humanidad es fácil,lo difícil es creer en los hombres de uno en uno..."
Esa es la pura verdad,por desgracia...Un besote.

manolo dijo...

El cóctel de economía con sexualidad suele salir imbebible en toda época y lugar.

En la India, por lo que cuenta Rico, la mezcla es directamente genocida para las familias pobres (a los padres ricos es fácil imaginarlos exhibiendo chequera en el mercado de novios).

Es la pobreza, y no la cultura o la religión, la que tiene efectos genocidas.

Isabel dijo...

Manolo,¿alguna vez se podrá acabar con todas estas injusticias?
Las que sucecen incluso en nuestra esquina más cercana...
Yo escribo...;pero dicen que una imagen vale más que mil palabras...
Fotografíalas,denúncialas a través de la imagen,que eso se te da perfecto.
Gracias por pasarte por aquí y comentar.
Un beso.