2 de abril de 2007

Hay que mover el alma…

Un viaje es un reencuentro con emociones y sentimientos dormidos dentro de nosotros.
El viaje nos despierta, nos pone en alerta los sentidos, nos estimula el aprendizaje y la atención.

Un viaje nunca es a ninguna parte…
Siempre acabamos llegando a lugares desconocidos, experiencias nuevas, recursos insospechados.

Viajar es abrirse al mundo, cargar el equipaje de sensaciones que no pesan, de realidades distintas, de conocimientos nuevos…
Cuando viajamos todo nuestro ser se reforma, se recrea, se sensibiliza…

El viaje externo renueva nuestras sendas internas; las limpia y fortalece.
Viajar no es simplemente trasladarse, sino ampliar el conocimiento propio y del mundo; conocer sus gentes, sus horizontes y los nuestros…

Viajar es vaciarse para llenarse de nuevo…
Es renovarse; es vivir mientras hacemos un poco más nuestros los nuevos caminos.

Durante el viaje aprendemos a valorar las diferencias, reforzamos el respeto por ellas y asimilamos que el mundo no puede tener ombligo…
Cuando viajamos hallamos semejantes, pero nunca iguales; y el mundo es grande para que todos podamos vivir en él…
Aprendemos que, con mapas y sin mapas, llegamos siempre
al lugar que nunca habríamos imaginado…

15 comentarios:

JuanMa dijo...

El viaje nos cambia. Aunque al final volvamos al punto de partida, no es la misma persona la que vuelve.
Un beso.

Isabel dijo...

Juanma,tú lo has dicho;imagino porque es algo que has experimentado en la propia piel,como yo...
Un besote.

El búho rojo dijo...

La vida, es un viaje, no un destino.
Habrá que intentar disfrutarlo entonces

¿Te gusta conducir???

(Esta última frase está patrocinada por una famosa marca de coches, que ahora no recuerdo, y que no pagará nada a nadie por ello, pero me pareció que quedaba bien... simplemente)

ahhh dijo...

Oye, que me dan ganas de irme de viaje contigo, je,je.
Como siempre, acertadísimas tus palabras.
Sólo un detalle, y es que creo que no todo el mundo aprovecha igual los viajes. Para mucha gente, el viaje se convierte en un prolongación de lo que hace habitualmente pero en otro lugar. Para este tipo de persona, un viaje no resulta tan enriquecedor como para quien lo afronta con todos los sentidos despiertos y dispuestos a apreender todo lo que se le cruce en el camino.
Intentemos siempre ser de estos últimos...

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. un viaje es abrir la mente y alimentar el alma..
.. me ha gustado como lo has descrito tú.. preciosas frases algunas supercerteras: ¿has estudiado literatura, filosofía.. ummm?..
..un besote, para ti Isabel, viajero y enriquecedor.. :-)

Itoitz dijo...

A cada alma le pertenece un mundo distinto: para cada alma, cualquier otra es un trasmundo.

Gwynette dijo...

Lo podrías haber dicho más alto pero no más claro ! Viajar es mi pasión y me faltan ojos para mirar -literalmente- me duelen los ojos de tanto abrirlos, girarlos y entornarlos para empaparme y guardar las imágenes en el cerebro, sección: recuerdos..ay señor !
Oye, precioso el tema, no lo conocía :-)

Carños de alcachofa

Isabel dijo...

Pablo,la vida es el mejor viaje que podemos disfrutar y sin embargo qué mal lo oranizamos a veces...
Más que conducir ,me gusta disfrutar del paisaje..jeje ;-)
Un besote.

Ahhh,ya estamos viajando juntos y te aseguro que es un placer tenerte de copiloto.. ;-)
Disfruta del maravilloso viaje emprendido...Un beso.


Thoti,no es cuestión de estudiar,sino de aprender;a ser posible viajando con el corazon de par en par...Gracias por tus palabras siempre tan amables...
Que tengas un día excelente...

Alberto,el viaje más hermoso es el que emprendemos para descubrir otras almas;eso sin lugar a dudas...
Tú siempre tan acertado...Un beso.

Gwynette,a mí me pasa igual que a tí;pero además siempre acabo dejando una pequeña parte de mí en los lugares que visito y me traigo parte de ellos conmigo también...
La simbiosis perfecta para un enriquecimiento personal...Un beso,amiga.

Isabel dijo...

Pablo,quise decir "organizamos";perdón por el error.

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

El viaje representa nuestra primaria existencia nómada, el espíritu se hace permeable a las nuevas experiencias y nos sentimos dentro del entorno que nos rodea de una forma muy especial. Cada vez que viajo es como si aprendiera a mirar de nuevo.
Besos.

Enrique_Rojas_Guzmán dijo...

Viajar, una de las mejores cosas que puede hacerse por uno mismo.

Un saludo

Isabel dijo...

Gregorio,qué bien lo has descrito...
Siento lo mismo en cada ocasión que tengo de viajar...
Un abrazo para tí.

Isabel dijo...

Enrique,con esa perspectiva todos deberíamos querernos mucho más,¿verdad?
Bienvenido por aquí.
Un abrazo.:-)

Race Point dijo...

Isabel,
los viajes son como una vitamina para el alma y para el cuerpo; es ese romper con la tediosa rutina diaria casa-oficina-casa. Una de las mejores oportunidades para enseñarle a mis hijos las diferentes perspectivas que existen en este mundo. Sigamos viajando!

Isabel dijo...

Race point,me gusta viajar con personas tan entrañables como tú...
Ojalá nuestros horizontes sigan siendo amplios siempre...
Un beso, con abrazo también.:-)