5 de abril de 2007

La más visible...

“Es tu risa la espada
más victoriosa..."(M. Hernández)


Cuando me hallo bajo la inagotable presión de la melancolía, casi sin elementos para luchar contra la gran fortaleza de la tristeza y el abatimiento, siempre recuerdo mi libertad…

Soy libre, tan libre que nadie puede saber cómo me siento, nadie puede prestarme sus propias armas y recursos; sin embargo yo sigo sintiendo mi alma libre, pese a todo lo que puede pesar sobre mí, sobre mi indeseable desánimo…

Sigo sintiéndome libre frente a todos mis incansables guerreros, frente a mis propias debilidades…
Sé que sigo poseyendo el arma más poderosa que existe, la más visible e indestructible que conozco…
Sigo poseyendo la libertad de reír...

7 comentarios:

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. es cierto Isabel.. frente a tantas cosas de la vida, ataques, desaires, imcomprensiones, violencias, injusticias, desacuerdos.. tener la libertad interior de ser tú mismo, es el tesoro más precioso que podemos poseer.. y en ocasiones reirnos a mandibula batiente de las cosas -dandoles solo la relativa importancia que tienen muchas de ellas- es la mejor de las terapias..
.. me alegro mucho que recales en esos preciosos puertos..
.. besos y abrazos, amiga..

nadaquedemostrar dijo...

...libertad de reir.
Preciosa libertad!

mi despertar dijo...

reir es como comer lo necesito para seguir

Isabel dijo...

Thoti,elijo siempre que puedo reirme con la vida,no de la vida...
Porque el llanto llega solo, sin ser llamado...
Me alegro de que tú también recales en mi puerto,amigo;traes siempre una sonrisa...:-)

Bea,toda libertad es hermosa,la del ser humano en especial;pero hay personas que permanencen atadas a la tristeza y el mal humor.
No saben lo que se pierden...
Un beso grandote,amiga.


Mi despertar,llevas razón,reír es alimento,amiga...
Que nunca nos falte...
Un abrazo.

Race Point dijo...

Isabel,
Ojala que las risas tambien fueran las armas de nuestros dirigentes y soldados. Viviriamos en un mundo mejor.

Como siempre te envio un fuerte abrazo.
Anna.

ahhh dijo...

Que nunca te falte esa libertad, que por dentro, la risa se obstine en plantarle cara a la tristeza.

Aunque para mí, el llanto también tiene un efecto liberador, cuando llega, llega por algún motivo, tiene su razón de ser, y es mejor no tratar de reprimirlo, dejarlo escapar, libremente en su hiuda de nosotros mismos...

el angel de las milvioletas dijo...

SONRIE :D