10 de mayo de 2007

Con mis manías...

¿Quien no tiene manías?...Se podría decir que todos tenemos alguna; reconocida o no, pero que reproducimos con fidelidad casi a diario.
Evidentemente, en muchas ocasiones nos cuesta reconocerlas,
las esquivamos en nuestro pensamiento como si se tratasen de algo anormal o estúpido; sin embargo convivimos con ellas y nos dan cierta seguridad en nuestra dura batalla diaria,aunque en ocasiones pueden llegar a esclavizarnos…

Nos sentamos de un modo especial, comemos de una manera especial, dormimos con una postura especial; tenemos que hacer algo concreto antes de algo, después de algo, mientras hacemos algo…
A veces nos sorprendemos reconociendo que si no lo hacemos de esa manera, desde ese momento, ya nada es igual para nosotros…
Manías, miles de manías que nos rodean y realizamos casi sin darnos cuenta…

Son patrones repetitivos que forman ya parte de nuestra manera de ser y que los diccionarios, tan explícitos como siempre, se empeñan en calificar de extravagancias o preocupaciones caprichosas que sentimos por una cosa determinada.
¿Seremos en verdad extravagantes?.¡Pero si nos parece la cosa más normal del mundo!; de nuestro mundo, claro.…
Incluso si pensamos en nuestras manías a muchos les costará reconocerlas, porque han llegado a convertirse en una especie de hábito tan usual, que sólo a los demás puede llegar a resultarles llamativo nuestro comportamiento en determinadas ocasiones.
Es fácil ser un maniático, porque cada uno tenemos nuestros gustos personales y deseos, pero es cierto que a veces cuando me reconozco llevando a cabo alguna de mis manías siento como si de repente estuviera confirmando o reforzando mi carácter frente al de los demás, como si necesitara diferenciarme en algo que fuera exclusivamente mío, mi propia manera de ser.

Sin embargo, tenemos que reconocer que no hay nada que nos provoque más alegría que descubrir que los demás tienen tantas manías como nosotros.
Entonces todos acabamos respirando aliviados…
¡Somos tan maniáticos como los demás!...
Ni más, ni menos.


26 comentarios:

Isabel dijo...

Felíz fin de semana a todos.
Nos encontramos nuevamente en unos días.
Sean felices con sus manías... :-)

LlunA dijo...

Manias...y tantoooooooo que estamos todos llenos de esas manias...que en el fondo hacen que tengamos ese algo especial(hay manías para todo, claro...)
pásalo bien!! haz muchas fotos y regresa con mil palabras!!!
Besotes

nadaquedemostrar dijo...

...jaja...es tan cierto esto de las manías. Me acordaba de jack nicholson en mejor imposible.

Yo también tengo algunas. Por ejemplo: siempre empiezo a bajar la escalera con el mismo pié.
Es tremendo...glups!...lo he dicho!

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. yo por ejemplo tengo la manía de mandar un besito despues de responder a tu post.. esta vez no va a ser menos..
.. un beso amiga, y maniáticos deseos de felicidad para tu finde.. nos leemos..

JuanMa dijo...

¿Manías? ¿Qué manias?
(Tengo la manía de negarlo)
Besos Isabel.
Disfruta...

Gasper dijo...

Las mejores manías son las que se comparten

Besos excesivamente maníacos

Hanna dijo...

Besitos y buen viaje, y que las manias ... quien no las tiene?
Me encanto rever el video.

Ediciones Orejana dijo...

www.orejana.blogspot.com
Editorial Cooperativa Independiente

El búho rojo dijo...

Cada día, una manía...

Arejandera dijo...

Me gusta mucho el video. buen finde.

Besos perfumados.

Arejandera dijo...

Me gusta mucho el video. buen finde.

Besos perfumados.

Itoitz dijo...

tenemos manias para dar , tomar y exportar.
Buen fin de semana.

Pere dijo...

Yo tengo la manía de pasar todos los días por aquí para echar un vistazo a tu bolg. ¡Y no pienso privarme de ella! Saludos.

Candela dijo...

Quien no tenga una manía que levante el dedo... ¿nadie?

Sigamos....

Buen fin de semana, disfruta.

Un beso

ahhh dijo...

Maniáticos, o rutinarios. A veces algo que hacemos de manera automática, y sin pensarlo, se convierte en manía cuando por alguna razón no podemos hacerlo y eso nos hace sentir mal.

Yo creo que muy maniático no soy, pero claro que tengo mis muchas rutinas que me llevana a hacer ciertas cosas siempre de una determinada manera.

Muy buen fin de semana, y perdón por mis ausencias, pero el trabajo a veces manda es más fuerte que las rutinas, je,je.

besos

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Pues pensando pensando, no recuerdo ahora que tenga ninguna manía. Estoy convencido de que la tengo pero si no la recuerdo nop debe ser muy importante...

>Un maníatico abrazo

Isabel dijo...

Lluna,te agradezco tus deseos; fotos ,entre otras cosas,nunca faltan en mi vida y manera de disfrutar,amiga...Besazos.


Bea,qué buena película de Nicholson,sin duda,entrañable; me encanta...
Por cierto,yo tengo infinitas manías,pero una que cumplo a la perfección desde mi más tierna infancia es que ,cuando desayuno,siempre me bebo mi taza de leche con Nesquik casi del tirón,jaja y después como lo que sea,pero nunca mezclo bebida y comida durante mi desayuno;claro en todas las demas comidas no me importa,pero el desayuno es como un rito..jaja.
Manías y punto...Una de tantas,pero me gustan mis manías,quizas por eso las tengo.. Besos.

Isabel dijo...

Thoti,ni se te ocurra dejar de tener esa maravillosa manía,amigo mio...La echaría mucho de menos... ;-)
Un beso,sin manías, para tí y feliz semana...


Juanma,espero que también hayas disfrutado durante el fin de semana,con o sin manías...Besote.


Gasper,cuánto me alegro de leerte por aqui,señal que estás mejor,sin dudas...LLevas mucha razón,las manías que se comparten se disfrutan doblemente,amigo...
Sólo hay que ver la de blogs que compartimos tantos maniáticos..jaja

Me alegra tu recuperación,que pases excelente semana.Un besazo.

Isabel dijo...

Hanna, a mí también me da buenas vibraciones esta música,y buenos recuerdos también..Será una manía más..jaja.Que pases buena semana.Beijos.;-)

Pablo,cada día una manía...,pero¿los demás o tú mismo?,a ver sácame de dudas;igual eres como los demás..jeje.Que disfrutes y no trabajes demasiado...Un besazo.

Isabel dijo...

Arejandera,me alegra que hayas pasado por aquí.Gracias y sé bienvenida...

Alberto,¿cuántas,verdad?;pero cuánto nos cuesta reconocer que son tontas o absurdas la mayoría de las veces..jaja.Un besazo.

Pere,vaya,coincidimos en nuestras manías,amigo;espero que no las cambiemos en mucho tiempo...;al menos para mí es un placer tenerla...Buena semana,no te canses demasiado y haz buenas fotos...

Isabel dijo...

Candela,veo que pocos levantaron el dedito,amiga...,qué consuelo de tontos..jaja.Gracias por seguir ahí y tener la paciencia de leerme.Felíz semana.

Ahhh,si no eres muy maniático eres un poco atípico,porque bueno,todos somos más o menos rutinarios,pero seguro que alguna tienes por ahí escondida,pillín..jeje ;-)Un beso

Enrique,seguro que pensando salen un montón,ocurre que a veces no pensamos que sean manías,sino simples rutinas; que tengas buena semana.Disfruta cada día,amigo.Besos.

rythmduel dijo...

Puestos a hablar de las manías, podías haberte mojado y contarnos alguna de las tuyas, incluso organizar un "meme" sobre el tema ¿no te parece?

Yo ya lo hice en su día...

Un beso, artista.

Isabel dijo...

Rythmduel,ya cuento alguna en mi respuesta a Bea.jeje;te pillé mirando a las musarañas..jajaja.
Bueno,si empiezo a contarlas creo que se haría muy pesado entre tantas...
Sobre los memes te puedo decir que no me gustan demasiado,en verdad;prefiero que cada cual cuente lo que quiera cuando quiera...Gracias por pasar por aqui,amigo.Feliz semana... :-)

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. bueno pensando mucho creo que tengo una que es comer patatas fritas y cerveza todos los domingos... jajaja..
.. no te preocupes Isabel que las buenas manias no se olvidan tan facilmente..
.. besos amiga..

Isabel dijo...

Jaja,Thoti,al menos tu manía se puede compartir gratamente;vamos, el día menos pensado me apunto,pero sin alcohol la mía,por favor,jaja... :-))Otro besote para el lunes.

Eduardo (ejmv) dijo...

Todo muy claro, salvo, por supuesto, que .... Yo no tengo manías.
Sólo alguna costumbres.
Son mi distintivo.
Cómo que es lo mismo?
Que eso decías... ?
Mmhhh.....
Ahora me preocupas.
Maldita manía de preocuparme