18 de mayo de 2007

El regalo de no estorbar

“A veces lo que necesitan nuestros seres queridos más cercanos es estar un tiempo solos; retirarse de las rutinas, de las charlas, del clima de costumbre, descansar hasta de nosotros.

Si nos animamos a respetar la necesidad de la soledad que puede tener alguien, estamos eligiendo un regalo de altísima calidad: no estorbar con nuestra presencia.
Todos, en alguna circunstancia, hemos pedido a la vida la experiencia de desierto fugaz, para que el alma pueda trabajar consigo misma”

(Fragmento del libro "Cuentos para regalar a las personas que más quiero",de Enrique Mariscal)

5 comentarios:

Hanna dijo...

Me encanto, tengo de procurar el libro.

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. no molestaría pero espiaría en silencio lo que pinta esa chica..
.. besitos, sin estorbar, amiga..

Isabel dijo...

Hanna,un libro ameno,sin dudas,que nos sirve para reflexionar...Un besote.:-)

Thoti,acércate que te lo digo al oído: está pintando el faro del Cabo de San Vicente( Portugal),pero ya sabes... ¡ssshhhh... ! ;-)
Besos espías,amigo...

Acarillum dijo...

Creo que la mayoria de nosotros en mas de alguna circurstancia tenemos la necesidad de estar solos. Es mas, creo que es necesario acostumbrarte a estar solo. Solo yo y mis circurscuncias ;). Un beso.
A ver si puedo conseguir el libro.

Isabel dijo...

Acarillum,es cierto,pero ¿sabemos cuando dejar de estorbar?
Ahí está la cuestión... ;-)
Besos.