8 de mayo de 2007

Razones para vivir...

En muchas ocasiones me he preguntado si lo que hacemos, lo que sentimos, lo que vivimos tiene algún sentido; el sentido de nuestra vida, no de la vida en sí misma…

Porque cada uno puede encontrarle un sentido distinto a la vida que vive; tal vez les cueste más a unos que a otros, a algunos les lleva poco tiempo encontrarlo y otros, sin embargo, nunca acaban reconociendo qué es lo que le motiva a dar cada uno de sus pasos; qué tipo de fuerza, razón u objetivo le ha movido y mueve a lo largo de su vida…


Tal vez baste un solo segundo para comprenderlo, mientras que puede haber una gran mayoría de personas que pasen toda su vida sin saber hallarlo jamás.

Es incluso posible el hecho de que mientras, casi inconscientemente, seguimos buscando un sentido a nuestras vidas, nuestra vida va a tener un aliciente para ser vivida; porque si descubriéramos que toda nuestra vida se reduce a la simple finalidad de vivir por vivir perderíamos nuestro mayor aliciente, el de mantener la búsqueda constante que en el fondo nadie desea concluir; bien por temer la desilusión o porque teme descubrir que la mayor o única razón para vivir no sea lo suficientemente lógica como para satisfacer sus expectativas..

Algunas personas se conforman con poco, otras necesitan muchos objetivos diferentes para llenar de razones sus días; y sin embargo hay algunas que, con las ideas muy claras, siempre han sabido cuál era la razón a la que iban a dedicar y con la que iban a llenar toda su vida…

A éstas últimas siempre las admiraré, sobre todo por la claridad de sus objetivos, por la fuerza y fidelidad para vivir por sus ideas e intentar conseguirlas.
Sobre todo porque yo soy de esas personas, me temo,que va a pasar toda su vida con la incertidumbre de saber cuál es el sentido de su vida.

Lo único que tengo claro es que tengo que pararme a escuchar constantemente lo que siente mi corazón…
Nunca me ha importado saber si ésa era una razón suficientemente lógica para vivir…
Pero me provoca un efecto lo suficientemente fuerte como para hacerme sentir viva

15 comentarios:

menos cuento Susi dijo...

Realmente la felicidad completa solo la consigue el ignorante... es un tema en que hay que dar las menos vueltas posibles ... y vivir. yo creo ser bastante ignorante... que es como mejor nos camuflamos.

Isabel dijo...

Creo que la felicidad completa es algo tan abstracto o subjetivo que nadie sabe ciertamente a qué nos estamos refiriendo...
Pero para vivir creo que cada uno sí necesita una motivación,sea la que sea,sea lo sea que te haga levantarte cada día sin vegetar,con o sin ignorancia;creo que lo importante no es la razón, sino nuestra propia razón.Es una cuestión de actitud personal y nunca colectiva;pero sin embargo pienso que siempre se consigue con el apoyo de los demás.
Gracias por tu comentario,todos me resultan útiles para poder seguir entendiendo lo que me rodea.
Gracias por visitarme.:-)

Umma1 dijo...

Me parece que lo importante es el camino y no las metas en sí.
Y cada uno de nosotros hace su recorrido de la forma que puede, mientras sea consecuente con ideales y valores, no importa si las metas se reproducen o permanecen inalterables.

La verdad, creo que nuestros deseos están reproduciéndose como un motor que nunca para. Porque esa es la característica de la vida.

Un abrazo

nadaquedemostrar dijo...

...inquietudes, interrogantes, incertidumbres, muerte y vida.

Razones, caminos y metas.
Sinrazones y miedos.
Tristezas, felicidades y valentias.

Sentirnos vivos con o sin motivos.

Tener razones.
Tener esperanza.
Tener ganas.
Vivir.


Un abrazo.

Amor dijo...

estoy completamente de acuerdo en lo que dices: al final la vida se reduce a hacer lo que sientes, lo que dice el corazón, y eso es mil veces más infalible que el pensamiento y que la lógica y que la razón
gracias por tus buenos deseos en mi blog, y un beso grande de
amor

Acarillum dijo...

buff, yo no sabria decir si debemos escuchar el corazón o a nuestra razón. Se dice que uno es libre cuando domina sus pasiones pues pueden llegar a ofuscar la sesera, aunque tampoco podemos sentirnos vivos sin ellas ¿no?. Menudo dilema ;).

LlunA dijo...

La vida hay que vivirla...tengo algunos objetivos...intento alcanzarlos...tengo algunos sueños...intento rozarlos...y sonrío...que la vida son sonrisas! Un besote

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. creo que has expuesto el tema fenomenalmente Isabel.. y es tan ámplio y hay tantas personas en tantos estados..
.. lo del corazón creo que es una buena guía, aunque a veces es un poquito engañoso el tío, y nos juega alguna que otra.. :-)
.. personalmente en mi caminar, Jesucristo ha dado sentido a vida.. con El he entendido tantas cosas y de una forma tan clara.. pero como dices es algo muy personal, como una relación de amor..
.. aparte de esto, me venía a la cabeza, leyendo lo de la búsqueda del sentido, y no me preguntes porqué jeje.. que una vez un pez joven le preguntó a otro pez mas viejo, dónde podría encontrar eso que llamaban "Océano".
- "El Océano es donde estás ahora mismo". -le respondió el pez adulto-.
- "¿Esto?.. ¡pero si no es más que agua!.. Lo que yo busco es el Océano". -replicó el joven pez, totalmente decepcionado- mientras se marchaba nadando a buscar a otra parte..
.. besitos llenos de sentido, amiga.. :-)

Gwynette dijo...

Por qué no me deja editar en tu blog de fotos?

Donde pone: in this box, qie hay que poner? ..creo que es ahí donde está el problemm

Cariños de alcachofa

El búho rojo dijo...

Me apunto al club mi querida amiga. Tampoco yo sé muy bien hacia donde voy... siempre hay cosas nuevas que encuentro atrayentes, pero claro, al final siempre hay que escoger...

Me pregunto... cuando cometemos un error, nos arrepentimos y si volviésemos a repetir la escena, seguro que no lo hacíamos (bueno a lo mejor sí... ) Pero, ¿qué pasa cuando acertamos??? realmente esa opción que nos satisface no nos está haciendo perder otras oportunidades???

Un tema de mesa camilla... expuesto maravillosamente

JuanMa dijo...

Pues nunca me he planteado el sentido de mi vida. Sí creo que en la vida de cada persona pueden darse un puñado de situaciones en las que, si eliges bien, puedes dar un sentido especial a tu vida y marcar una diferencia en el mundo.
Pero eso no me obsesiona. Creo que simplemente vivir, exprimiendo la vida pero manteniendo nuestros ideales, ya es un objetivo suficientemente motivador...
Un beso muy fuerte, Amiga.

Isabel dijo...

Umma,ojalá nunca se pare ese motor que nos provoca los deseos y las ganas de vivir.Es un placer leer tus comentarios,amiga.Un beso y muchas gracias por ellos.

Bea,siempre es mejor vivir con ganas,con proyectos,con sentimientos...Nunca vivir de cualquier manera,amiga;que eso sea algo que siempre nos importe...Un cariño ,o dos o tres para tí... ;-)

Santi,es un placer leerte por aquí también y estar de acuerdo que sentir mucho nos importa es buen síntoma de salud emocional,sin dudas...Te vuelvo a desear lo mejor otra vez en todos los proyectos que tengas y en especial ese libro recién salido del horno... Un besote. ;-)


Acarillum,pues yo creo que ni mucho ni poco,todo en la justa medida que sintamos y comprendamos lo que necesitamos.Tal vez lo que deberíamos aprender bien es a sentir hasta que nos duela...Un beso ,amigo.

Lluna,siempre es un placer leer y compartir tu optimismo;que la vida no se encargue de disminuírlo eh...Besazos.


Juanma,vivir sin comerse demasiado el coco para saber qué sentido tiene nuestra vida también es una opción valida,sobre todo si es válida para ti mismo;una buena razón es porque simplemente asi deseas que sea.Simple ,pero práctico.Gracias por pasar,amigo.

Thoti,bella historia llena de significado,aunque a veces Jesucristo aclare las ideas, en otras ocasiones se aclaran justamente cuando desparece de nuestras vidas...
La vida de cada uno nunca es igual a la de otro,por eso compartir las ideas nos enriquece y aporta ganas de vivir y seguir creciendo como personas.
Siempre es un placer leerte,de verdad;un beso enriquecedor,amigo mio...

Gwynette,pues no se donde puede estar el problema ,no sé si alguien más ha podido tenerlos.Espero que se solucione en tal caso,porque yo no puedo hacer mucho en ese sentido; a ver si estas intentando dejar los comentarios en el lugar equivocado,indaga a ver si hay suerte..Gracias por la intención de dejarlos de todas formas.Un beso grande.

Pablo,vamos a tener que montar una mesa de camilla enorme para debatir todo lo que siempre surge en nuestros blogs,que por cierto siempre me resultan temas muy interesantes,pero qué lastima no poder extendernos, o qué suerte..jaja,nunca sabemos...
Lo mismo algun dia insospechado acabamos descubriendo nuestra más importante razón para vivir,yo por si las moscas nunca me cierro a nada...Todo o casi todo es posible si lo deseamos con voluntad de lograrlo,¿no?Besotes entre debate y debate... ;-)

Candela dijo...

Llevo toda la vida sin saber muy bien el como y el porque.

La incertidumbre es compañera de viaje y las satisfacciones logradas pocas.

Pero estoy aquí, con esta vida mía, intentando crecer como todos.

Me gusta el sonido de tu corazón y este post suena maravillosamente

Un beso

ahhh dijo...

Isabel, si supieras las vueltas que le he dado a ese tema...
Yo también soy de esos que piensa que nunca va a saber relamente cuál es ese sentido -si es que lo hay- y que ha envidiado mucho a quienes de siempre lo han tenido tan claro. Cuántas veces me he dicho que esa falta de "objetivo" me ha privado de dedicarle todas mis energías a un fin concreto.
Quizá al final de todo el único objetivo sea vivir, sin necesidad de motivaciones extra para ello.

Mi búsqueda de la belleza, tal vez sea mi motivación particular.... pero no lo sé con certeza...


un abrazo...

Eduardo (ejmv) dijo...

Para la vida, para el corazón y el alma, todo vale.
Para la razón, para encontrar el sentido, para justificar los hechos, siempre podremos encontrarle otra cara.
Cuando dejamos caer una piedra al agua, para nosotros se aleja, mientras a las aguas llega.
Hoy tengo una razón para vivir, que mañana puede ser causa de mis penurias.
Pero lo que deseo es vivir, el sentido es casual.

Y me tocaste el corazón con el link a "Gracias a la vida", de Mercedes Sosa.