13 de mayo de 2007

Un artículo imprescindible...

La semana pasada ,en un periódico gratuito leí un artículo que ,además de parecerme simpático,creo que ha resultado lo más acertado que he podido leer durante estos últimos días...

Quiero compartirlo con vosotros; si no habéis tenido ocasión de leerlo aquí os pongo el enlace directo, por si queréis ojearlo también..

De todas formas os lo escribo para los que no quieran molestarse...


DESEO EN VEZ DE DIETA


"Los manejos del deseo (sexual) están en la mente. Seguro, pero requieren la intervención del cuerpo.

Cercada por las dietas, los anticelulíticos y por panteras en bikini, una idea se me cae de golpe por su propio peso: si no te gustas, no te desnudas. En fin, si no te gustas, aunque te desnudes, no te disfrutas, no te muestras. Hablo de hombres y de mujeres, claro.

¿Y qué es gustarse?

Te gustas porque alguien te mira con deseo, porque alguien se enciende al observar tus muslos, la curva de tu espalda o, vaya, tu anatomía entera. No depende de ti, amiguito, amiguita. Es porque te desean, y además te lo hacen saber y te lo hacen notar.

Por eso resulta así de extraño el mundo del gustarse, ése que duele tanto a la altura de la primavera. Hay mujeres gordas encantadas de conocerse y chicas flacas que perderían hasta los huesos creyendo estar más apetecibles. Hombres feos que seducen hasta a las naturalezas muertas y chicos guapos aterrados por su propio desnudo. El deseo no es objetivo. Es la mirada del de enfrente.

Lo digo porque ya puede ir al gimnasio tu pareja, comer acelgas viudas, embadurnarse de cremas reductoras, que hasta que no te plantes enfrente con el deseo en ascuas no conseguirás que te conteste como estás deseando. Deseando.

En el fondo, esta desazón de productos dietéticos y sacrificios digestivos tiene su peor espejo en el sexo. Propongo sustituir los gastos de nuestras parejas en cosmética y verduras por un buen revolcón. Mírale con deseo. Saldréis ganando ambos."

( Por Cristina Fallarás, en Diario ADN del 10 -Mayo- 2007 Ed.Sevilla)

16 comentarios:

Itoitz dijo...

Las dietas para adelgazar sirven a la gente para ganar peso más lentamente.
Llevar una dieta demasiado severa para guardar la salud es una enfermedad tediosa...

Isabel dijo...

Alberto,lo que más me gustó de este artículo es que deja bien claro que para gustar hay que gustarse primero;pero para gustarnos es imprescindible comprender que la mirada del de enfrente nunca nos debe cohibir...Un beso y gracias.

Candela dijo...

A la porra toda la filosofía, las dietas, los psicólogos... ¡apañada voy!

Por cierto ¿somos tan narcisistas que necesitamos, además la mirada del otro, el deseo del otro?

Un beso

nadaquedemostrar dijo...

...verás: creo que debemos gustarnos en primera persona.
Por mucho deseo que sientan al mirar la curvatura de la espalda si a ti esa curva te parece una castaña...el resto verá una castaña. Es una cuestión de autoaceptación.

De todas formas...quién lo niega?...que te miren con deseo es la mejor inducción para un buen revolcón...jaja

Un beso...me ha encantado el artículo!

LlunA dijo...

jejeje a veces puede resultar complicado o extraño...pero es cierto, si no te gustas nunca sabrás lo que llegas a gustar...
nos tenemos que querer un poquito más...que da igual si bañador o bikini, si minifalda o vestido hasta los pies...que hay que quererseeeee y dejarse querer...

;)Besotes

Valle dijo...

me animé
http://cuentamelodenuevo.blogspot.com/

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. leí el articulo deprisa en el descanso del trabajo.. cambiar las acelgas viudas por un buen revolcón parece una buena propuesta ¿no?.. :-)
.. hablando en serio, la cosa es cierto que está en querernos, porque cuando nos queremos, entonces ayudamos a que nos quieran mejor..
.. sigo con mis manias maniáticas: un beso también imprescindible, Isabel..

Xavier dijo...

Gran verdad la de ese articulo.. y ya lo dicen.. si te gustas gustas...

Asi de simple y asi de complejo..
Un beso

Isabel dijo...

Candela por eso digo que la mirada del otro nunca nos debería cohibir...
Venga, ya es hora de que empecemos a mirarnos de otra forma...Un besote y gracias;pero ya sabes al final nada como un buen revolcón para quitarse complejos..jaja.;-)

Bueno tal vez es que solo nos miramos por fuera,Bea;cuando en realidad es lo menos importante...Piensa en las personas invidentes,ellos "ven" de otra forma,tal vez nosotros deberíamos aprender a ver de otra también...
No toda la belleza está en el exterior,amiga,por suerte;por muy loable que sea...Un besote y que tengas una semana excelente...


Lluna,tal vez es que dejamos que dependa nuestr autoestima demasiado de cosas ajenas a nosotros;yo digo...si me quieren o precian que sea por tal y cual soy...Nada nos impide valorar en verdad todo lo que tenemos de ebueno,por fuera o por dentro...Un besazo y quiérete mucho,¡¡como no!! Y que te quieran también...

Isabel dijo...

Mª del Valle,me parece que tenemos todavía tanto por recorrer juntas...
Sea como sea,decidas lo que decidas,nuestra amistad ya es para siempre,amiga...
¡¡Enhorabuena por tu nuevo blog!!
Un dia estupendo para comenzarlo...¿No sientes las buenas vibraciones...? ;-)
Te leeré, te leeremos... ;-)
No dejes ningún espacio en blanco...

Isabel dijo...

Thoti, si nos queremos enviamos señales silenciosas para que nos quieran más y mejor...
Pero seguramente lo que tengamos nosotros en mente cada día es querer a los demas más y mejor...
Al fin y al cabo debe ser algo "mutuo",ya debes saber que ésa es una de mis palabras favoritas...
;-)Otro beso imprescindible,amigo.

Xavier,tampoco es cuestión de "enamorarnos" de nosotros mismos,entonces nos volveríamos pedantes y eso es algo que provoca rechazo...Mejor, ser nosotros mismos sencillamente,¿verdad?Un beso y feliz lunes,con cariño.

Tere Marin dijo...

Cierto,ciertísimo tu artículo...por muy segur@ que estés , la mirada amorosa del /la otr@ sube la autoestima.
un abrazo y te llevo a mi blog.
Leerte simplemente dá gozo.
Tere Marin

Race Point dijo...

No esta nada mal en rebajar esos kilitos de mas que acumulamos durante el invierno. Cuando en la pareja, ambos son personas seguras de si mismas, no hay sobrepeso que interrumpa!

Haber como le hago para que me entre la mania de rebajar, antes de que este colesterol me mate.

Un abrazote.
Anna.

El búho rojo dijo...

Vaya por Dios... justo ahora que me acabo de apuntar al gimnasio y he pedido cita en Corporación Dermoestética...

Jo, podías haberlo escrito ayer...

Tantas horas de pose en bolas frente al espejo y ahora es otro el que tiene que juzgarnos... pues esto cada vez es más difícil...

NOTA: Plenamente de acuerdo contigo y naturalemente con Critina Fallarás... aunque creo que sí que es necesario gustarnos a nosotros también...

Isabel dijo...

Tere,sé bienvenida y siempre será un placer leerte también...Un abrazo.

Anna,¿no es mejor intentar ser felices que preocuparnos por los kilitos de más...?
A disfrutar amiga,con salud,sí,pero sin obsesiones...
Que pases buena semana y dale un respiro a tu colesterol,si es que te apetece eso...;-)Beso light ,por si acaso... :-)

Isabel dijo...

Pablo,no me entiendas mal,lo que quiero decir y dice el artículo que cuando nos miramos llenos de deseo nadie nos está juzgando...
Así que de lleno libres al revolcón que nos libere los complejos...Mi bravo particular ante esa mirada propia o ajena que nos resucita la autoestima,amigo..jeje
Un beso y te aseguro que no te miro con malas intenciones..jaja
;-)
Un beso y ánimo para sudar,si es tu deseo... ;-)