13 de junio de 2007

¿Instintos seguros?

Siempre he confiado en el instinto o la intuición, tal vez porque me parece que es un talento, una sabiduría innata, un don que todos llevamos dentro y que nos falla, en ocasiones, porque no confiamos en ellos en verdad.
Como el instinto animal, que a pesar de ser una forma de sobrevivir, también se equivoca.
¿O no…?

Estos últimos días he estado pensando sobre este tema, por una circunstancia curiosa.
Una pareja de gorriones ha hecho un nido en casa, dentro del tubo de evacuación de los gases del calentador de gas.

Curiosamente el tubo completo, al abrirlo, incluida la parte curva que llegaba hasta el calentador, estaba lleno de pequeñas ramitas, plumas, y de todo lo que el instinto constructor de los gorriones ha tomado por útil para el caso,de manera bien compacta y espesa.

Por suerte, el sistema de seguridad, cortaba la emisión de gas ante su concentración, debido a la falta de ventilación mientras estaba en uso.
Hace unos meses leí en la prensa que, en mi misma ciudad, un nido igual al mío, había sido la causa de que una abuela y su nieta murieran por emanación y acumulación de gases tóxicos; posiblemente falló el sistema de seguridad o incluso ni existiera…

Al principio nosotros sólo notábamos que el calentador se apagaba con demasiada frecuencia, hasta que descubrimos el ruido de trinos en su interior y la constante entrada y salida desde el tubo de esta osada e inconsciente pareja de gorriones…

En su interior había un pequeño huevo, imagino que la hembra estaría aún en días de puesta porque hoy, a pesar de haber desmantelado su inseguro nido, en el interior del lavadero encontré otro huevo en el suelo, y cuál no sería nuestra sorpresa que esta mañana, había un gorrión dentro del baño, porque se comunica por medio de una ventana con el lavadero,que es donde se ubica nuestro calentador.

Esto quiere decir que sólo tuvo una manera de entrar en casa dicho gorrión, por el tubo nuevamente, ya que el ventanal exterior se encontraba cerrado totalmente.
Su instinto le llevó a la búsqueda desesperada de su nidada.
Tras esta circunstancia me pregunto y os pregunto:¿quién está equivocado, el instinto animal o el humano?
Creo que los instintos, incluidos los nuestros y el de los animales, se equivocan algunas veces en la vida.
Nosotros ponemos en peligro a los animales, pero en algunas ocasiones ellos a nosotros también.

14 comentarios:

sofia dijo...

somos animales igualmente, (_buenos algunos más que otros jaja) lo dificil es la convivencia, con el resto de nuestro entorno, incluso a veces, con nosotros mismos..
o lo mismos los pájaros se están vengando de nosotros? como esa película de Hitchcock, lo mismo tienen una trama...

un beso, que bueno volver a visitar tu casa

ROSA dijo...

Somos los verdaderos culpables de todo lo que ocurre, no estamos dominando el mundo, estamos recreando otro mundo pero no sabemos dónde va.
Ayer, en el campamento de El Pedroso, tres hermosos caballos blancos, saltaban las cercas para rebuscar en las papeleras los restos de patatas fritas, gusanitos y bocadillos que dejaban mis alumnos.¡Pueden más los potenciadores del sabor que el olor de una yegüa!

Gasper dijo...

Acordate que el hombre es la única bestia que puede matar sin necesidad de tener que hacerlo.

Besos vivos

El búho rojo dijo...

Hemos cambiado el sistema de vida de nuestra existencia y también hemos arrastrado a otras especies en el camino (arrastrado y arrollado)

Es un proceso de evolución ultra rápido... como los gorriones no aprendan, serán piezas de museo... y otras tropecientas criaturas más, claro está...

LlunA dijo...

El instinto...ese no se equivoca, tal vez no sabemos utilizarlo todo lo bien que podríamos...
Una historia bien curiosa. Supongo que en ocasiones los animales nos ponen en peligro ya que no les dejamos demasiadas vías libres...lo ocupamos todos y ellos tan sólo quieren sobrevivir y adaptarse.
Un besote

rythmduel dijo...

Yo también utilizo mi intuición, creo que es una de mis cualidades más desarrolladas. En todo caso, una excelente reflexión y muy curioso lo ocurrido con tu calentador.Un beso.

thoti dijo...

.. rompemos, por mal instinto, tanto nustro entorno de árboles y vegatación, que el instinto animal anda polucionado y confundido.. estoy seguro que no pretendían cometer un delito, ni un asesinato, :-)..

.. a veces los instintos chocan pero se debe a que en alguna ocasión, quizás, no los hemos escuchado como debiéramos.. yo también creo en ellos naturalmente..

.. besitos instintivos, amiga..

almena dijo...

Eso es cierto, pero con la diferencia de que ellos no son conscientes del peligro a que nos exponen.

Un saludo!

Servalabari dijo...

Desde mi lavadero veo la salida del calentador del vecino de enfrente y en el tubo tienen también hecho su nido una parejita de gorriones. Un día tenían tal algarabía que me asomé y andaban ellos con su cortejo amoroso, fue muy curioso, estuve un rato observándolos. En el mío también lo hicieron, lo solucionamos poniendo una rejilla. Por su seguridad y la nuestra.
Un beso.

Isabel dijo...

Sofía,qué bueno es volver a saber de ti y poder disfrutar nuevamente con tus magníficos textos.Te enlazo otra vez,amiga, y nos leemos.Gracias por volver. :-)

Rosa,ocurre que los animales, como ves, acaban aprendiendo de los humanos, se aprovechan de todo lo que se le ponga por delante... ;-)
Besitos hermana.

Gasper,en este caso no pude hacer otra cosa ,simplemente y a mi pesar, desmantelar el nido;por cierto,durante muchos años estuve criando canarios en casa;ya ves,¡qué cosas...!
Espero que estés bien y animado,amigo.Un besote y no te enfries eh...

Pablo,creo que los humanos estamos también en la lista,¿no?Acabaremos también con nuestra especie,eso seguro...;disfrutemos mientras,amigo... ;-)

Rocio,tú lo has dicho,sólo quieren sobrevivir y adaptarse,le usurpamos su medio y sin embargo subsisten gracias a nosotros.
Quid pro quo,amiga...Besitos.

Sebastián,me alegro de que seas partidario de la intuición ,como yo;tal vez seamos algo raros,pero yo al menos sigo confiando en ella...Besitos.

Thoti,sé hasta donde llega el instinto animal y te aseguro que deberíamos aprender más de ellos.
Besos por puro instinto de empatia;-)

Almena,es verdad,nosotros tenemos una conciencia del peligro más desarrollada;qué injusta es la naturaleza a veces,sin embargo para otras cosas los animales nos superan mil veces.Besos,amiga.

Mi buena amiga M. del Valle,espero poner en práctica tu solución,sobre todo porque me da mucha pena ser la culpable de desmoronar un "hogar".
Me siento malvada...
Gracias por dejarme un comentario,a ver si te animas más veces eh. Besotes.:-)

Ontokita dijo...

un pajarito me dijo de tu casa , aquí me quedo

Azul caleidoscopio dijo...

Romper el equilibrio natural se le devuelve al hombre, nuestro instinto y nuestra magia son para mi lo que posibilita el balance. Besos.

Race Point dijo...

Creo que con toda esta tala de los bosques y árboles, el hombre se ha olvidado de que estamos invadiendo el habitad de la vida animal. Pues a la vida salvaje no le queda de otra que tener que invadir y fallidamente adaptarse al nuestro.
Un abrazo ... ya te extrañaba.

nadaquedemostrar dijo...

...ellos no sabían.
...nosotros si.