25 de junio de 2007

Para vivir

Vivir por vivir, sin llenar la vida de vida, no es vida.

Vivir llenando de huellas los caminos no significa avanzar.

Vivir sin estar de acuerdo con uno mismo no es vivir la propia vida.

Vivir sin haber aprendido nada es no darle importancia a lo vivido.

Vivir sin dejarse la piel y el corazón en el intento es ser un inmaduro.

Vivir sin que nos agote significa que no estamos poniendo todo de nuestra parte.

Vivir sin satisfacciones es vivir una vida injusta.

Vivir sin dudas es ignorar que nunca podremos saberlo todo.

Vivir sin miedo es engañar a los demás, pero nunca a nosotros mismos.

Vivir la vida que queremos es el objetivo más difícil de realizar.

Vivir nadie dijo que fuera fácil, pero sobrevivir es lo más difícil.

Vivir sintiendo nuestro propio impulso es la mejor manera de comenzar.

Morir habiendo dejado todo en paz la mejor forma de terminar.


2 comentarios:

Itoitz dijo...

Aprendiendo a morir sea prende a vivir mejor.
Intenso y reflexivo.
mil y un abrazos.

thoti dijo...

.. ummm que sabia que estás en este post Isabel.. toda una lección de vida magistral.. ¿que decirte?.. que tus frases me han impactado como sentencias bien asentadas y cargadas de buen contenido, de razón y verdad..

.. un besito amiga filósofa..