26 de junio de 2007

Rosa y espino

Va por el sendero, recogiendo orégano y tomillo; pequeñas mariposas revolotean alrededor mientras camina.
El sonido de los trinos es la música que suena; en su pensamiento, por fin, el vacío momentáneo que necesita.
Así es feliz; no necesita más que naturaleza en torno a ella.
Como una rosa salvaje que echa raíces en tierra propia se crece con la lluvia y soporta la nieve sin helar su savia.
Los árboles le susurran al oído palabras serenas, ramificando después sobre el cuadriculado lienzo sus poemas.

No es de este mundo cuando camina, sus pensamientos le dan alas que liberan; pisar tierra no es morir en ella un poco más cada día; es sembrar la esperanza para ver germinar sin acidez el fruto de su vientre.

Se crece ante el miedo, no se aparta del camino, porque su corazón late más fuerte a cada paso.
A veces, cansada,se envuelve como la niebla, con la feliz ausencia del que no quiere ser hallado.
Ya se cansó de tantos retornos, tantos pactos callados y tantos cheques en blanco.
Ahora pinta su vida de amarillo y azul,mimosa y romero, pero desprende aromas de rosa y espino.
Ella camina por el sendero de la vida acompañada de aulagas y castaños, jilgueros y robles; de mil seres invisibles que, como hadas buenas del bosque, van aliviando su inmensa soledad.

(Sé feliz,Rosa...)


9 comentarios:

thoti dijo...

.. delicado texto.. delicada música.. delicado deseo de Felicidad..

.. un brindis para alcanzarla, para ti, para Rosa y para todos nosotros..

Isabel dijo...

Gracias,Thoti;brindemos por ello, con la copa de la vida bien en alto...
Un besazo,amigo;felicidad también para tí. :-)

LlunA dijo...

Muy dulces tus palabras.
Un deseo realmente increible...porque la felicidad es lo más valioso que tenemos!
Un besote

Isabel dijo...

Gracias Rocio,la felicidad va envuelta en piel,amiga:la nuestra.
;-)
Besos con mis buenos deseos de felicidad para tí.

ROSA dijo...

Sólo quien me conoce es capaz de encontrarme cuando estoy perdida.
Me esconda donde me esconda y aunque me escape muy lejos, tú siempre acabas encontrándome y eso me hace feliz.
Gracias por tu cariño. Un besazo

Isabel dijo...

No hace falta que me lo digas,las dos lo sabemos...:-)
Gracias por el tuyo siempre.
Besote grande y fuerte.

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Desear la felicidad al amigo, allás donde elija estar, es la más loable muestra de amistad.
Os deseo lo mejor a ambas.
Un beso.

Isabel dijo...

Gracias Gregorio,que mis deseos de felicidad también te alcancen,sé que sólo son deseos,pero son sinceros.
Un beso.

Azul caleidoscopio dijo...

Eres generosa y dulce, Rosa y tu son afortunadas de tenerse como amigas. Un abrazo.