30 de septiembre de 2007

Domingos y domingos...

Me despierto, desperezándome, lentamente sobre la cama. Es domingo, hoy no hay prisas…
Me lavo la cara para despejarme y me dirijo a la cocina para hacer un poco de café.
Sé que acabaré encendiendo la radio para escuchar alguna voz, este silencio matutino me desespera.
Vivo en una casa donde los vecinos rara vez se escuchan, además apenas hablan conmigo.
El otro día me pareció escuchar el llanto de un recién nacido, tal vez, alguno de ellos haya tenido un bebé.
Por cierto, hace tiempo que no tengo un niño en mis brazos, igual ya no sé ni cómo cogerlo; me estoy haciendo vieja seguramente.

Mientras el aroma sereno del café inunda la casa, enciendo el ordenador y leo algunas noticias en los periódicos; hoy no hay ningún desastre importante- pienso-
Pero, ¿cómo puedo pensar eso si todos los desastres son importantes?-
Me estoy volviendo insensible también, será cosa de los años; lo mismo no debería ver tanta televisión…
Apago la radio, tengo todo un domingo por delante, sin embargo, no sé qué hacer, no tengo planes.
Aunque pensándolo mejor no tengo porque no me apetece tenerlos.
No tengo ganas de hacer nada, sólo vagar con el pensamiento sin preocuparme; aunque a lo mejor me depilo las cejas que, por cierto, las tengo fatal…

Ahora escucho el tic-tac malvado del reloj de pared, a veces creo que suena sólo para fastidiarme.
No puedo evitar oírlo, me recuerda que la cuenta atrás sigue y yo no puedo hacer nada por evitarlo.
Miro el teléfono, pero no suena; nunca suena cuando lo necesito ¡Cómo es la gente!
¡Bah, prefiero un día de trabajo a esta soledad…!
Un domingo,¿y qué más da?
Estoy contando las horas para que llegue ya el lunes…

Riiiing Riiiing-

¡Vaya, está sonando…!

-Sí, dígame.-
-Ah, hola, no sabes cuánto me alegro de oírte…-
-No, sólo estaba haciendo algunas cosillas por aquí -
-De acuerdo, en diez minutos estoy lista…-

-¡Qué bueno que hoy es domingo!-


11 comentarios:

aminuscula dijo...

De los domingos yo amo justo este permiso de disfrutar la soledad, o mejor dicho mi propia compañía. Ya durante la semana convivo con mis semejantes, los fines de semana son MÍOS.

Un beso

Servalabari dijo...

Yo esta tarde estoy disfrutando de la soledad, hay veces que la necesito como el comer, bueno, qué te voy a contar que tú no sepas... ;-))

Un beso enorme, amiga.

Isabel dijo...

aMinúscula,de eso se trata, de cómo cada uno asimila su propia soledad,la deseamos o la odiamos,por eso hay domingos, y domingos.Un beso y me alegra leerte por aquí.

Servalabari,te entiendo perfectamente,¡qué nos vamos a contar ambas que no sepamos...!
Disfrútala en mi nombre mientras dure... ;-)
Besotes,amiga.

ahhh dijo...

A vecs necesitamos que tiren de nosotros, que nos pongan en marcha. ¿seguro que querías pasar el domingo vagando con el pensamiento, sola, en casa?

un beso ;-)

itoitz dijo...

Los domingos me sugieren de todo menos sueños y epopeyas...
Abrazos. Y a no recordar que mañana es lunes de nuevo.

Isabel dijo...

Rafa,la creación literaria es una cosa y otra mi vida; aunque no tengo ningún inconveniente en estar a solas ,te lo aseguro...
;-)Un beso.

Alberto,¿por qué le tendremos tanta manía a los lunes...?¿No es una una suerte vivirlos?
Felíz semana,amigo.

Lorena dijo...

Bonito domingo :) Los domingos sin nada que hacer cuando se pueden hacer planes...son estupendos. Cuando los pasas estudiando (ejem...) no tanto!:P Un besazo!

ROSA dijo...

La licencia literaria te permite soñar en un domingo sin que le siga un lunes de trabajo, esperar que suene el teléfono deseando ser encontrada,una soledad de domingo sin deseos solitarios.
Parece que buscas algo, alguien y alguna cosa; que esperas el suceso que anime tu vida.
Esperas el lunes.
¿Qué hay en ese lunes que tanto echas de menos?
Un beso hermanita.

Isabel dijo...

Lorena,cada dia tiene un significado distinto para cada uno, según se presenten las circunstancias personales.
Pero tener que pasrlo estudiando tambine sé lo que es,amiga...
También te recuerdo la satisfacción que supone después ir superando pruebas.
Suerte,amiga...

Rosa,para mí todos los dias me traen algo nuevo, porque les busco los "tres pies al gato" para encontrarles las ilusiones y disfrutar de lo mucho o poco que traigan, ya sean domingos o lunes o el día que sea...
Otra cosa es recrear una situación imaginaria,como es este caso.
Feliz lunes,por cierto,hermanita... ;-)

Hanna dijo...

Sin duda, hay Domingos y Domingos y cada un diferente del otro.
Y quien digo que divagar en pensamientos no es bueno?

Besitos y una buena semana

Isabel dijo...

Hanna,al menos a mi me encanta pensar y no lo considero una pérdida de tiempo...Un besote.