24 de septiembre de 2007

¿Jugamos?...

Hoy me he quedado sorprendida con esta noticia; tal vez porque el juguete siempre ha supuesto una forma de educar, socializar e introducir en las receptivas mentes infantiles modelos de conducta de manera tan natural como la vida misma.

Hasta hace unos años todos los niños soñaban con un balón de fútbol, una pistola de juguete o un “superhombre ” ;mientras que las niñas preferían la muñeca perfecta con su maravilloso vestuario, una cocinita o un tocador lleno de bisuteria, por poner unos claros ejemplos de referencia.

El juguete no es algo sin importancia, no es algo que se deba tomar a la ligera, tiene su función y, creo, que la gran mayoría de nosotros ha podido disfrutar sus beneficios; aunque es bien cierto que también nos ha enseñado, de alguna manera, a representar unos roles y a saber identificarnos con ellos.

Lo que demuestra que, antes de comprar un juguete a nuestros hijos o nietos, hay que hacerlo siempre motivados por el mejor desarrollo psicomotríz y emocional,pero nunca con el afán de adoctrinarlos con nuestras propias creencias.

No está mal ir pensando en este tema ante la época feroz que se nos avecina de presión mediática.


5 comentarios:

nadaq dijo...

...jaja...el video es acertadísimo!!

...me acordaba de que el otro día ví a un niñito muy muy allegado a mi que jugaba con una barbie...tope de feliz...y yo toda embelesada de ver su proceso natural

...jaja...la cara de su papi era un poema...pero un poema de aquellos chungos!!!

...un beso isabel.

El búho rojo dijo...

Educar no es un juego, pero sí una responsabilidad...

LlunA dijo...

Hay cosas en la vida que no dejaran de sorprenderme, ésta, una de ellas...

Un juguete es un juguete. Con un juguete tiene que volar su imaginación, tiene que aprender, tiene que soñar...pero mediante un juguete no creo que se deban implantar ciertos aspectos de nuestra vida que son de propia y libre elección...

thoti dijo...

.. yo tampoco quiero ser mayor.. ni adoctrinado de ninguna manera.. me gustaría que mis decisiones fueran personales y libres.. y poder quedarme siempre con ese toque de frescura y de inocencia que tienen los niños..
.. besos Isabel..

Nobska dijo...

Isabel, me encanta tu reflexion, especialmente hoy dia que los medios constantemente bombardean a nuestros hijos, creando carencias sin sentido. Un abrazo de la niña que aún tengo en mi.