22 de septiembre de 2007

Tú también puedes...

Hoy estoy recordando un sendero que recorrí un día otoñal; estrecho y solitario, entre las luces de un atardecer cálido y húmedo, verde y dorado.

A veces algún pequeño trino me demostraba que aún existían pájaros que no temían la presencia humana.
Parecía adentrarme en el interior de un gran óleo impresionista, mientras mis pensamientos me dejaban a solas, para que disfrutase el momento.

A veces, cuando somos felices, la tortuosa conciencia parece dormirse y nos deja vivir aliviados por unos instantes.

Mis pasos caminan hoy nuevamente por otro sendero, que en nada se parece al que describo; pero ambos tienen en común que lo estamos recorriendo mi felicidad y yo.


Hoy mis pensamientos y mi corazón se reconcilian.
Tal vez, por eso puedo sentir más cerca la serenidad.

Pero, sabed, que nada es fruto de mi alada imaginación, sino de saber hallar los regalos que, sigilosamente, nos esconde en los rincones la vida misma.
Y ahí estás tú....



11 comentarios:

Servalabari dijo...

Para estar en paz y agusto con una misma es necesario aunar y reconciliar, como bien dices, corazón y pensamientos, y no todo el mundo es capaz de conseguirlo, sólo los afortunados. A ver si me enseñas un poco.
Un beso.

Isabel dijo...

Querida amiga,¿cómo pretendes que te enseñe, si yo sigo aún intentando aprenderlo día a día?
Pero he llegado a la conclusión de que es importante saber un poco de lo que yo llamaría "economia emocional"... ;-)
Un besazo.:-)

nadaq dijo...

...pensamiento y corazón reconciliados. Esa serenidad tan deseada.

...y tan posible si queremos.

Besos.

Candela dijo...

Dentro de nosotros mismo, pero a veces hay tanta oscuridad, tanta niebla...

Me alegro de tu reconciliación entre mente y corazón, eso es una batalla ganada importantísima.

Un beso

El búho rojo dijo...

La felicidad es la mejor compañía para el viaje de la vida, sea como sea el sendero...

Me alegro que esté a tu lado

Un beso

itoitz dijo...

Que hermoso....
un abrazo desde un lluvioso domingo.

thoti dijo...

.. no tanto creer que hemos llegado como intentar, como dices, aprender día a día.. por ahí deben ir los tiros.. esa me huele a mi que debe ser la respuesta..
.. que encuentremos cerca a las personas que nos acompañen y animen en el proceso..
.. por aquí andamos..
.. besos amiga..

thoti dijo...

.. encuentremos, no: enconteremos... jajaja..

LlunA dijo...

Creo que este año me va a gustar más el Otoño...Que tranquilidad me han dejado tus palabras...

La felicidad no debemos dejarla escapar, hay que disfrutarla, hay que vivirla!!!!! ( Y me encantan las sorpresas y los regalos que nos ofrece el camino, día a día. Son lo mejor! ;) )

Un besote

ahhh dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo. Sabes donde se esconde la belleza y la buscas. Yo también, por eso vengo por aquí...

un beso

almena dijo...

Me estimula el título que has elegido

:)

Un abrazo