14 de noviembre de 2007

¡ Qué mal fario...!

En muchas ocasiones he oído una frase que se suele decir y que no sólo me hace reír sino que, en otras, casi ha salido de mi boca con convencimiento.

La frase en cuestión es: “unos nacen con estrella y otros estrellados”.
Siempre he tenido mis dudas al respecto, aunque no soy de las que piensan que lleguemos a este mundo predestinados.

Estoy convencida que muchas de nuestras circunstancias vitales las hemos provocado nosotros mismos con nuestras actitudes; sin embargo, otras son totalmente fortuitas.
De manera que un tipo de suerte aleatoria reparte sus dones entre algunos, mientras que deja abandonados a otros al azar…

Todo esto viene a cuento de lo que, imagino, hemos sentido casi todos en muchas ocasiones cuando la mala suerte nos persigue.

Entonces, repetimos esa conocida frase que solemos pensar a menudo cuando nos sucede algo negativo: “¡siempre me tiene que ocurrir a mí !”.

Ese coche que nos salpica, ese día que no queremos que llueva y llueve, esa mancha que nos cae en el peor momento, esa llamada de última hora que nos deshace los planes, ese malestar que nos afecta cuando ya teníamos todo preparado para el viaje, esa caída inoportuna que nos deja varias semanas en el dique seco…

En fin,todas esas situaciones inoportunas que nos hacen preguntarnos, con cierta asiduidad, esta famosa interrogante: ¿qué he hecho yo para merecer esto?

Tal vez, la suerte sea tan ciega como la fe…
De modo que estoy pensando aprender Braille; nunca se sabe…

13 comentarios:

Servalabari dijo...

Braille, lenguaje de signos..., todo viene bien, todo es aprender para saber.
Mi abuela decía "unos nacen con estrella y otros nacemos estrellados".
Al ser un mal de muchos... Dice un proverbio hindú que "no hay árbol que el viento no haya sacudido", y los proverbios como los refranes vienen del saber popular.

Un beso amiga

Isabel dijo...

Si,amiga,pero estoy segura que algunos árboles son capaces de soportar mejor los envites del viento que otros;claro,que ya me gustaria a mí ser un árbol de navidad,al menos tendría una buena estrella una vez al año..jaja
Un besote.

El búho rojo dijo...

Cierto que unos nacen con estrella y otros estrellados... o lo que es lo mismo, unos están donde deben cuando deben y otros ni tienen ni idea de donde deben estar y mucho menos cuando...

Pero nos llama la atención sólo lo malo??? cuando perdemos la cartera, seguro que decimos "Qué mala suerte!!!" pero otro dirá "Qué suerte la mía!!!"

Barajemos el mundo y como siempre, querida amiga, y como siempre intentemos hacer la mejor jugada con lo que que nos toque... aunque no todas sean buenas!!!

Un beso

Nobska dijo...

Isabel, mi amiga, la suerte nunca me ha estado de mi lado. Puff!!! sacrificios y más sacrificios para que el agotamiento sea lo único que me quede. Pero a pesar de todo, hay que seguir con mucho ánimo, el cual no vendrá de las circunstancias, sino de las personas con quien decidimos rodearnos. Te dejo un abrazo muy positivo (y la traducción ya la puse en mi página).

LlunA dijo...

Quien no ha dicho eso de "¿Porqué a mí??? ¿Siempre me pasa todo a mí??" ay, no sé si será la suerte que llega o la suerte que buscamos. La vida, que pasan cosas y no siempre las que queremos...

Un besote

Isabel dijo...

Pablo,y yo que no sirvo para hacer trampas con las cartas( ni nada) lo tengo crudo creo..jaja
Mejor juego con crucigramas..jaja
Al menos las letras me aportan siempre algo bueno... ;-)

Anna,la suerte que deseamos nunca es la que nos toca en suerte..jaja.Un besazo, amiga, y gracias por la traducción;merece la pena.

Rocio,sí, claro que pasan cosas,pero es mejor cuando una se entera de que les ocurren a los demás..jaja :-))
Mejor tomarlo con sentido del humor,amiga mia.Besos.

thoti dijo...

.. ¿pero que canción te has buscado esta vez Isabel?.. ¿de dónde has sacado eso?.. jajaja...
.. oye a mi que me salga la cosa como quiera que siempre intento buscar recursos o darle la vuelta a la tortilla o si se ha quemado del todo reirme un rato de la vida.. digo "intento", que a veces no sale la cosa, ni con esas..
.. besitos, con estrella de la buena..

Isabel dijo...

Jeje,Thoti,esta canción se la escuché algunas veces a mi madre,asi que cada vez que me ocurre algo que no me alegra demasiado siempre la recuerdo..jajaja.
De todas formas,no me dirás que no tiene su puntito de mal fario..jaja
Un besazo,amigo,pero con mucho "ángel"...

nadaq dijo...

...ayyy...el día que nací yo...que planeta reinaríaaaa?

La verdad es que no lo se.
Lo que si tengo claro es que tu eres el solete de la blogosfera.

Besos guapa!!!

Isabel dijo...

Bea,eres demasiado amable conmigo,y tú eres una buena estrella que brilla con luz propia.Un abrazo,amiga.:-)

lanobil, dijo...

La suerte, la lotería de dios, yo la persigo pero ella es más rápida. Un saludo y espero que puedas visitarme.

Isabel dijo...

Lanobil,no sé si es dios quien reparte suerte o no,pero estoy segura que quien lo haga, o lo que la propicie, la esparce por el aire y después que caiga en donde caiga...
Gracias por tu visita.Interesantes tus blogs...Me gustó tu poesia.Hasta pronto. :-)

ahhh dijo...

Y quizá también como la justicia, je,je.

Siempre he pensado que la vida no es ni justa ni injusta, lo mismo que no es ni buena ni mala. Esos calificativos sólo nos los podemso aplicar a nosotros mismos, que somos los que hemos creado esas escalas de valores que poco importan a las nubes, los vientos, el sol, los pájaros....

La buena suerte, hay que buscarla para que llegue, o al menos, enseñarle el camino para que nos encuentre.

un beso, Isabel, y suerte :-)