27 de diciembre de 2007

En aguas peligrosas

Mi brújula del tiempo es un barco pintado con lineales sentimientos; lleno de travesías aplazadas y caladeros de manos vacías.
Quimeras bordadas sobre grises velas, perfumes evaporados de aromas marinos.
Mis sirenas olvidaron el crescendo y cantan cada día más piano el oleaje.

Mi latitud norte es una costa-olvido; mi meridiano es una linea que me sentencia un polo-agónico sur.
La risa vuelve a pasar,como una niebla, pero nunca se instala y mis ojos siguen llenándose de horizontes que se perderán, absurdamente, con mi último ocaso.
He dejado de creer,nunca de recalar,pese a todo.

Mi sueño terminará, pero aún navega con mis hinchadas y cansadas maderas.
Sé, si me pierdo,que sólo buscaré la ruta de la voluntad, ese faro de luz que cumple su misión rolando, nada más.
Todo lo que me sobra del mundo es su mástil de hipocresía, pero me quedan aún tantos puertos donde recalar.
Tan sólo se salvan mis irrealidades,islas fantasmas; tan vivas que me mantienen viva y a salvo entre la bruma.
Aunque soy como un barco de papel, que vive flotando sobre lo que más ama, pero un buen día, lo que ama, termina por hundirle.

10 comentarios:

LlunA dijo...

El tiempo, la vida...navegamos cada día ¿hacía donde? Imagino, creo que en realidad el destino es lo de menos, porque el final acaba por llegar. Y lo que importa es todo lo que vamos recogiendo, millones de sentimientos...Me gusta ser sonrisa, a veces carcajada. Y respirar vida!!!

Un besote Isabel, hoy me llegaron hondo tus palabras...la música... ;)

DL FAYETTE dijo...

yo soy hoy un perro mojado y cansado de remar.


saludos. acabo de descubrir tu blog.

Carmen dijo...

siempre me gustó eso que dicen,
que los marineros se marean en tierra firme...

aprenderemos a nadar mejor que nadie Isabel.

Un besazo guapa

zel dijo...

Crees de verdad que lo que amas, hunde? A menudo es lo que nos mantiene a flote, algo a lo que agarrarnos, una suerte de eterna voluntad, yo deseo que eso te mantenga, feliz y con esperanza.
Besos.

El búho rojo dijo...

Cada vez descubro más de tu alma... y eso, tal vez, me haga sentirme más afin contigo...

Pero en ese mar receloso que cuentas, donde todos estamos buscando, tesoros, puertos, monstruos, glorias y fortuna... en esos mares... sólo hay agua... todo lo demás, somos nosotros mismos

Genial... ya lo dije, pero es así...

Un beso Isabel...

Isabel dijo...

Rocio,lo que recogemos por el camino es nuestra recompensa por vivir;unas veces estamos de acuerdo con ella y otras no.Pero qué bueno fue mientras duró,¿no?;-)
Un beso, amiga.

dl fayette,bienvenido a este lugar de palabras, creo que a pesar de sentirte como dices es posible que quede algo de luz dentro de ti todavia,porque veo lucir una bombilla encendida por ahi...;-)
Probablemente aunque estemos cansados de remar,seguimos a flote;algo nos mantiene evidentemente.Un abrazo y que la humedad y el cansancio te abandonen pronto...:-)

Jaja,Carmen,yo creo que me voy a comprar un buen equipo de buceo,por si acaso,jaja.
Eres una barquita donde reposar el alma cuando te leo,amiga.Un besote.

Zel,sí,claro que lo creo;el amor o te eleva o te llega hundir,siempre hay diferentes circunstancias;claro que yo siempre prefiero la parte superior de la linea de flotación,pero nunca sé qué temporal puede hacerme naufragar.Nadie lo puede saber,pienso yo...En fin que sigamos sobre las aguas,amiga.:-)Un besote.


Pablo,es cierto que estamos en plena altamar,expuestos a todo,sujetándonos a nuestras velas bien fuerte,pero al fin y al cabo,sobre aguas que nos pueden llevar a donde nunca imaginamos o al fondo...
Que los vientos nos sean propicios ,amigo... ;-)Un gran abrazo.

Alberto dijo...

Mis mejores deseos para el 2008.
Feliz año nuevo!
un abrazo.

Juan Cosaco dijo...

Si es Amor de verdad, puede que te hunda, pero lo hará dandote oxígeno y unas gafas, para que puedas contemplar la belleza de la profundidad.
Salud!

Candela dijo...

Lo que se ama no puede hundirte, nunca.

La vida sería demasiado dura sin ese asidero, sin esa balsa para seguir en el mar, en la vida.

Puede que la madera cruja, puede que el velamen se desgarre, pero siempre navegaremos, hasta el final.

Mis mejores deseos para ti, querida Isabel.

Umma1 dijo...

Qué hermosura de texto, me identifico con él.

Venía a saludarte por el 2008. Mucha alegría, metas, deseos, fuerzas, pasiones.

Un abrazo