11 de diciembre de 2007

Nada

Allí, en ese silencio, se quedaron casi todas las preguntas que un día te hice; salí de la duda constante que me cercaba y, entonces, pude escucharme a mí misma.
Esperaba encontrar algo de luz, pero sólo encontré penumbras; mientras que el engañoso resplandor de los altares nunca alumbraba nada nuevo.

Más que súplicas, hallé lamentos de pesares humanos sin solución; callada y silenciosa resignación, camuflada entre oraciones sordas y mudas.

Después, sólo me quedó la oscura sospecha de que tras ese vacío silencio, simplemente, no existía nada.

10 comentarios:

thoti dijo...

.. comprendo y entiendo tu experiencia Isabel.. tanto que si yo no hubiera "estudiado" (meditado más bien) seriamente lo que dijo Jesús, (totalmente fuera de lo que tu llamas tan bien "resplandor de los altares") pensaría exactamente como tú.. comprendo que son experiencias distintas.. puede parecer paradójico, pero puedo asegurarte que en la que yo tuve, encontré todas las respuestas en Jesús y fuera de la religión.. el tema daría para hablar mucho, y largo y tendido, pero esto es solo una pequeña respuesta a un post.. :-)
.. besitos, amiga, sin ningún olor a sacristia.. (puaggg)

LlunA dijo...

La nada es en realidad un todo. Un todo quizás más oscuro que no nos gusta y que no llega a ser olvido. simplemente algo que queremos obviar, anular...pero nada es nada, pues siempre hay algo.
Un besote

El búho rojo dijo...

Un post precioso, por la forma... profundo, muy profundo, en el fondo...

Cada uno tendrá sus experiencias, sus vivencias, sus credos, su fe, sus esperanzas y por supuesto, sus necesidades.

Sea como sea, procura seguir sonriendo...

Un beso Isabel...

Isabel dijo...

Thoti,empecé creyendo porque así me lo transmitieron,después ante mi inquietud, intenté despejar mis dudas por medio de algunos estudios teológicos ,por diferentes razones no pude completarlos, así siguieron mis dudas en el fondo.
Mientras, pasaron los años y las circunstancias me han quitado algunos velos y han abierto algunos interrogantes nuevos.Sin embargo ahora creo que el hombre es muy fácil de manipular y,a la vez, demasiado difícil de convencer.Podríamos seguir charlando horas,amigo,es cierto.Un tema siempre cercano el de nuestras creencias...Un beso y gracias por tu franqueza.
One point for you. ;-)

Rocio,la nada es para mi, reconocer que todavía no sé nada de lo que me gustaria saber;o será que ya, tal vez, dejó de importarme saberlo.Un beso.

Pablo,es así,cada uno tiene una manera de sentir y creer distinta;¿ves?,eso me gusta más,saber que somos libres para creer o no en lo que queramos.
Nada de pensar que tenemos la verdad absoluta de nuestra parte,eso nunca.Un beso sincero,amigo.

Mireya dijo...

Nada que una pueda elegir, que valga la pena ,a veces el misterio es un iman poderoso,saludos

Abril Lech dijo...

Bellisima la música que acompaña un sinfin de preguntas que acaso nunca tengan una respuesta y sólo encuentren explicaciones parciales que se acomodan al momento de la vida que vamos atravesando.

Pipiolex dijo...

Bueno, pasaba por acá y quedé anonadado.

¿Qué decir ante tanta potencia?
Sólo sacarme el sombrero.

Saludos especiales

Gwynette dijo...

Hoy es día de escalofríos...ays ! eso me ha provocado tu post.
No tengo respuesta.

Besos para ti, si :-)

Isabel dijo...

Mireya,encantada de tu paso por aquí y que dejes tus palabras;es cierto que la atracción por lo desconocido es grande a veces,pero en otras es mas grande la indiferencia.Un abrazo y sé bienvenida.:-)

Abril,gracias por tu sensibilidad al apreciar la música;es verdad que hay cosas que nunca llegaremos a saber, pero otras sí tenemos la certeza de que están en constante evolución y eso hace que tengamos que replantearnos otras muchas.Bienvenida amiga.Un beso.


Pipiolex,jaja,déjate el sombrero puesto, que te sienta genial.
Por aqui sólo encontrarás amigos muy poderosos, eso sí,pero en calidad...Bienvenido siempre.;-)

Gwynette,ya ves,sobre todo a mí me provoca escalofrios la injusticia.Y más cosas,claro...Un beso cálido, para que entres en calor.:-)

Candela dijo...

Nada, no hay respuesta a la llamada, no hay nada.

Como te entiendo, como se de la espera, de dar más tiempo pero... ¡nada!

Besos