4 de enero de 2008

El tiempo nos lleva demasiado tiempo...

De nuevo un día más, es lo que importa; si no tuviéramos el concepto “calendario”, mediríamos el tiempo, con seguridad, como se hacia antiguamente, por ciclos solares o lunares.

Para la humanidad poder controlar y manejar el tiempo ha sido siempre muy importante y necesario, ahora me pregunto,¿ por qué esta manera tan poco natural que tenemos de medirlo ahora nos sigue pesando como un mazazo sobre nuestras cabezas?.
Necesitamos medir, fraccionar, distribuir el tiempo; organizarlo, a fin de cuentas.

Esa es la manera que conocemos para organizarnos nosotros también y saber qué es lo que debemos hacer y qué nos corresponde en cada momento.
Nosotros hemos fraccionado nuestra vida en años, meses, días, horas, minutos y segundos.

Sin embargo, hasta los nanosegundos son importantes ahora; aunque no lo parezca ese es el tiempo que tarda la luz en recorrer unos treinta centímetros…

El tiempo, algo tan elemental, permanece ahí siempre, pero necesitamos sentir que lo manejamos, de alguna manera, para imaginar que somos nosotros los que controlamos nuestras vidas…
¿Quién es capaz de imaginarse, hoy en día, viviendo sin la esclavitud del reloj?

Tal vez, sea esa la verdadera libertad, el sueño eterno del hombre: poseer el control del tiempo,de su tiempo,de su vida...

9 comentarios:

Carmen dijo...

no sabes cuanto y qué bien te entiendo Isabel! yo que soy enamorada de relojes de pared sin pilas y muñecas desnudas de tiempo...

un besazo guapa

rythmduel dijo...

Mi relación con el tiempo es de amor-odio. Pero suelo llenarlo bien con todos los matices de mi vida. Incluso cuando no hago nada (aunque prefiero visitar tu casa). Un gran abrazo, amiga.

nubedelnosaber dijo...

La medición del tiempo es una necesidad del hombre por controlar las cosas para tener seguridad,
dominio....,pero hay tiempos incontrolables,el de los niños,los del amor.
Un abrazo

nadaq dijo...

...implacable o cómplice.

Depende tanto de nosotros.

...creo ver que ya tú elegiste.

Un abrazo.

mandarina azul dijo...

¿Y por qué será, Isabel, que aquí en tu blog el tiempo parece transcurrir más lentamente y con calma? Es lo que he pensado al terminar de leerte hoy, y acto seguido me he dado cuenta de que es una sensación que he tenido desde que comencé a visitarte. Y me gusta esa sensación. :)

Un beso.

El búho rojo dijo...

Tiempo... coincido contigo Isabel... cuando podamos permitirnos el lujo de "perder" el tiempo... y no tengamos miedo a "perder" otras cosas, entonces seremos realmente libres... o estamos muertos!!!

Mejor lo primero... ¿sí???

Un beso y bienvenida a este año más largo... que espero que sea mejor.

Juan Cosaco dijo...

Pues yo este año llevaré algo que no portaba desde hace más de 5 años: reloj de pulsera... de esos watch que hacen demasiado ruido...
No te quepa duda de que el tiempo se puede controlar, relativamente, claro.
Hay que buscar a quienes controlan nuestros relojes...
Salud temporal!

LlunA dijo...

Tiempo...que bueno cuando podemos aunque sea por un día o unas horas dejar de pensar en él y disfrutar...pero siempre acabamos por pensar en ese tiempo, en que se va el sol y llega la noche, en que se va la noche y acaba el fin de semana...en ...el tiempo...

Un besote

sofia dijo...

lo hemos inventado y como muchas otras cosas, forman parte de una obsesión....en resumen: nos va la marcha!!!!!!


muack