5 de enero de 2008

Noche de certezas

Me llegaron regalos de Oriente en esta noche mágica durante todos los años que puedo llegar a recordar; después de todo ese tiempo descubrí, lógicamente, que sus reales portadores eran mis sacrificados padres, ante la total incredulidad de mis once años.
Mis padres siempre encontraban algo en el fondo de sus bolsillos para estos gastos extraordinarios y hacer felices a sus dos hijas, sobre todo en un día tan especial para nosotras.

Haciendo memoria, la noche de Reyes siempre me resultó extraña y deseada a la vez; por una parte, sentía un miedo atroz por si veía u oía algún movimiento nocturno por la casa inusual, pero por otra, sólo quería tener la seguridad de que no pasaran de largo Sus Majestades y no despertarme con la desilusión de no hallar ningún regalo.

A pesar de todos estos años todavía recuerdo mis nervios o esos juguetes que me provocaron más ilusión por ser inesperados; especialmente, recuerdo ese exclusivo año que los Reyes llamaron a la puerta de mi casa, ataviados con sus lujosas vestimentas, para entregarnos, en propia mano, nuestros regalos, ante mi evidente pánico infantil por encontrarme cara a cara ante al Rey Baltasar y su negrísima faz…
Noches así nunca se llegan a olvidar, nunca…
Sin embargo, ahora, es cuando puedo comprender y agradecer todo el sacrificio económico y el gran esfuerzo que suponían estos días para mis padres.
Ahora, casi a punto de cumplir mis 48 años, es cuando puedo sentir todo el amor que guardaban esos trabajos a escondidas, esas maravillosas “mentirijillas”, esas horas de vigilia con sus consecuentes ojeras y cansancios, esas caras de sorpresas matutinas y simulados nervios…

Al fin y al cabo, toda la ilusión que depositamos esta noche sólo es la cara sonriente del amor, ese que sentimos por nuestros seres más cercanos y queridos; porque en verdad, lo que hacemos es depositar la semilla de un recuerdo y un amor que crece con la vida.
Así que nunca olvidéis,en verdad, que esa es la verdadera magia…

12 comentarios:

almena dijo...

Me ha encantado tu post, Isabel. Es como si estuvieras describiendo mis propios recuerdos de mis años infantiles en esta noche. En cada una de tus frases.

Un beso!

y que Sus Majestades sean hoy muy generosos contigo.

Candela dijo...

Gracias por traerme otras noches de Reyes, otros recuerdos, otras alegrías.

La alegría de la infancia.

Sé que sus Majestades, esta noche mágica, te traerán... ¡todo mi cariño y respeto!

Besos

rythmduel dijo...

Eso es precisamente lo que hemos intentado que comprendiera nuestra Itziar al contarle la dura verdad. Ha llorado, le ha parecido injusto, pero después ha valorado mucho más lo recibido hasta el momento. Y lo mejor de todo: ha comprendido que la magia no es etérea, sino que la fabrican seres de carne y hueso a base de amor y esfuerzo. Un beso, amiga.

José Luis dijo...

Ni más ni menos, Isabel. Además debo añadir que a través de mi hija, estoy reviviendo estos años esa magia, esos nervios, esa ilusión. La vida me ha dado una segunda ocasión para disfrutar de los reyes. Y vale la pena.

thoti dijo...

.. que lecciones nos enseña la vida ¿verdad?.. a veces hasta con estas mentirijillas podemos aprender cosas tan importantes.. lo esencial es lo que recogemos de todo ello..
.. por aquí, por mis colinas, los Reyes me han dejado un abrazo para ti..
.. besos, Isabel..

Gwynette dijo...

Si, si, si..que nervios pasábamos !!!..y también un poco de miedo!!!.. dejábamos las zapatillas en el balcón y pan y agua para los camellos, un mal dormir para acabar recompensadas por la mañana, con la carita llena de ojeras. Aunque tengo una recriminación para SSMM los Reyes de Oriente: toda mi infancia les pedí un tetro de marionetas, que nunca, nunca, me trajeron ! :-(

...para terminar, aún me queda un regalo de: "amigo invisible" esta noche... es un no acabar! ... :-)

Besitos

LlunA dijo...

Que bonita la noche de reyes cuando hay niños...Yo ahora gracias a mi pareja me han caido 6 sobrinos de golpe, así que este año ha sido un día de reyes especial...todos peques con su carita de emoción ante tantos paquetes de colores!!!

Un besote ;)

El búho rojo dijo...

Hay cosas que son imposibles de olvidar... y que por muchas "mentirijillas" que sean, son tan reales que desde siempre, se cumplen de forma rigurosa...

Espero que todos sigamos disfrutando de todo este mágico mundo de ilusión... por mucho, mucho tiempo más

Un beso

MªValle dijo...

¡Cuántos recuerdos! Hay ciertas cosas que todos los años, antes o después por estas fechas, me vienen a la memoria...
Gracias por saber contarlas así.

Un beso amiga.

nubedelnosaber dijo...

Al saber quienes eran los reyes sentí que había perdido eses paraíso.Pero munca me sentí engañada.
!!!Es que nuestros Reyes nos querían tanto!!!!!(Ahora, también, nos quieren)

LoveSick dijo...

Pues sí, aunque seas un escéptico total tienes que disfrutar de la magia, de la atmósfera, de la luz, del color, de todo, si no, ¿para qué vivir?

Isabel dijo...

Gracias por vuestros comentarios,a veces no puedo responder personalmente,pero siguen siendo importantes vuestras opiniones;sin ellas este lugar se quedaría demasiado vacio.
Un abrazo para todos,de corazón.
:-)