19 de enero de 2008

Por un sexo de calidad

Leo, en uno de los artículos de la prensa de hoy, que los jóvenes se saltan la seducción en sus relaciones sexuales.
Si se lee éste puede obtenerse la conclusión que, en realidad, las apariencias engañan.
Parece que los chicos están más informados que nunca y, sin embargo, muchos de ellos siguen confundidos y perdidos entre dudas.

Practicar sexo no es el único medio para estar informado; recordemos que durante muchos años una gran mayoría anónima ha mantenido una vida sexual fracasada y decepcionante, basada en la propia ignorancia o en el machismo prepotente.

Como muchas otras cosas, el sexo también tiene que aprenderse; hay que estar informados y preparados.
Principalmente, esto se consigue con un buen acceso a la comunicación y la información que hoy día existe.
Poco a poco, ese miedo o vergüenza por preguntar debería quedar en el olvido; con los medios que están al alcance de todos, especialmente para los jóvenes, muchas de las lagunas deberían quedar resueltas sin problemas; sin embargo, sigue existiendo una frontera entre lo que se sabe y lo que se practica, lamentablemente.

No sólo es importante la madurez ante las relaciones, sino que la falta de ella y la desinformación sólo pueden repercutir en un sexo de pésima calidad, como el que se ha venido desarrollando hasta hace bastante poco tiempo, como consecuencia de la nefasta educación sexual y de los negativos condicionantes morales o religiosos que tanto han influido en muchas de las generaciones anteriores a la nuestra.

No todos los jóvenes, incluso aún bastantes adultos, tienen las ideas claras, ni se sienten seguros ante sus relaciones; de este modo corren el riesgo de no llegar a conocer una vida sexual aceptable en toda su vida.

Hemos pasado de no tener apenas ninguna información al respecto, a tener demasiada; algo que, al final, acaba provocando nuevas dudas y sus consiguientes errores.

Está claro que la inmadurez sexual puede durar toda una vida; pero me parece lamentable que hayamos evolucionado en tantas cosas y, sin embargo, la vida sexual todavía siga provocando muchas de las mismas dudas y los mismos errores que se han padecido a lo largo de todos estos años; sumándose, además, los muchos riesgos que aporta la reciente aparición de nuevos fármacos que se están usando indebidamente.

La sociedad y sus costumbres han evolucionado, evidentemente, demasiado rápido; quizás no se ha sabido, aún, asimilar que hay cosas que requieren más preparación de la que se está llevando a cabo.

Es una verdadera lástima que ya no importe el maravilloso juego de la seducción, esa puerta que abre todos nuestros más anhelados placeres.

Es preciso que seamos capaces de enseñar lo que de verdad es importante; porque es cierto que no siempre, cantidad equivale a calidad ni, lamentablemente, sexo equivale a placer.


11 comentarios:

Desesperada dijo...

es la primera vez que entro, te encontré en la barra de lovesick y leer esta entrada me ha parecido interesantísimo. dices verdad tras verdad. enhorabuena

thoti dijo...

.. pues que me parece que tienes toda la razón.. y pienso que lo que dices también es para todos, que los menos jovencitos también tenemos que aprender la lección..
.. en definitiva que se trata de saber querernos bien y de saber ofrecer ese cariño con generosidad.. y eso como dices se aprende y se hace..
.. a veces todo lo demás que necesitamos lo complicamos -como que empezamos la casa por el tejado- y acaba, por desgracia, en insatisfacción personal y en frustración..
.. por cierto la foto muy graciosa y colorista.. jajaja.. :-)

.. besitos amiga..

Candela dijo...

Miedo a preguntar, miedo a que te pregunten, miedo a que contestar, como reaccionar...

Siempre el maldito miedo.

Pero en este tema se juegan, todas las partes, demasiado.

Nos jugamos el placer de disfrutar de un sexo seguro, sin miedos, sin lastres.

Muy buen articulo, querida Isabel.

Besos (con mascarilla, por los virus)

Mar y ella dijo...

Y tus palabras le imprtan a muchos y por sobre todo la generosidad al compartirlas..
Mariella..
Buenisimo.

LoveSick dijo...

Es curioso, en referencia al cambio en el comportamientos sexuales en los jóvenes, cómo mediante los medios de comunicación, la publicidad, el audiovisual, etc. se provocan unas determinadas imágenes de forma irresponsable con el único fin de ganar dinero y después cuando causan trastornos en la gente miran para otro lado.

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Interesantes palabras. Agradable
reencuentro con tu blog.

Un saludo desde mi regreso,
Enrique Rojas

Putas y Princesas dijo...

yo tambien leí hace poco en un articulo d El País que los jovenes prefieren sexo rapido y eficaz a una aventura de flirteo y seduccion. en el articulo mencionaban el incremento del uso de la prostitucion entre los jovenes de 20 a 30. increible. ya no se van de putas los viejos verdes, ahora los compañeros de facultad tambien? qué triste. el articulo decia q necesitan desfogarse sin compromisos emocionales.
anda, que vaya tela
un beso

Enmascarado dijo...

Si perdemos la esencia del Amor el sexo queda vacío. El juego de la seducción es la llave que nos permite abrir esa deliciosa puerta.

Walter Scott nos enseño que "la razón y el amor son dos viajeros que nunca moran juntos en el mismo albergue. Cuando el uno llega, el otro parte."

Espero que sigamos perdiendo todos la cabeza cada vez que un perfume nos turbe nuestros sentidos.

Besos

LlunA dijo...

Pues tienes toda la razón. Parece que hay cosas que se saben y punto y no es así. todo es desconocido en un principio y hay que aprender...también la falta de interés hace mucho...
Un besote

Le Mosquito dijo...

...los jóvenes se saltan la seducción en sus relaciones sexuales...

Entiendo que la seducción no es cosa de jóvenes, y porque la juventud, en la práctica, inexperta, da rienda suelta a sus deseos de manera más... ¿primaria? ¿natural?. La seducción, pienso, es un juego que vamos elaborando con la experiencia. Las primeras experiencias sexuales "necesitan" de acercamientos rápidos, aquellos que el cuerpo te pide. Y ojo: intento hablar de sexo, no necesariamente de aquí te pillo aquí te follo, de penetración, no.


Hemos pasado de no tener apenas ninguna información al respecto, a tener demasiada; algo que, al final, acaba provocando nuevas dudas y sus consiguientes errores.

Supongo que cuando escribes, demasiada, quieres referirte a demasiada información errónea, confusa, manipulada... Esa sí hace daño, porque el exceso de información, en sí, no es el problema, sino la administración de la misma, la obligatoriedad de su aprendizaje (esto es ya una manipulación a la que ningún adolescente está dispuesto, queramos o no), y los distintos intereses desde los que esta se administra.

Hija, Isabel; perdona, que me he alargado. Es que aún no me he tomado el café de la mañana (el único del día). Hale, que ya me callo.
:)

Isabel dijo...

desesperada,encantada de que pases por aqui y te guste lo que lees.Eres bienvenida y siempre que gustes o te apetezca estaré por aquí esperándote.Besos.

Thoti,qué cierto es que aprender,lo que se dice aprender, nunca terminamos de hacerlo,sea el tema que sea.En éste, en concreto, siempre aprendemos algo nuevo,así que mucho mejor si además disfrutamos poniéndolo en práctica.Un abrazo.

Candela,espero que te sientas mejor ya,así puedes seguir "jugando" sin miedo a contagios.
Creo que ya es hora de abandonar miedos y reparos,¿no crees?Un abrazote.

mar y ella,eres muy amable,te
agradezo tu visita
y espero que puedas volver si lo que aqui lees te gusta.Un beso,amiga.

Lovesick,así es ,por desgracia;pero no sólo en este aspecto sino en casi todos los que terminan provocando situaciones no "convenientes" ni demasiado convencionales.Un beso y gracias por dejar tu comentario una vez más.

enrique,qué alegría volver a encontrarte,tras mi último formateo perdí enlaces,entre ellos el tuyo,así que me alegro que hayas decidido dar una vuelta por aquí nuevamente ,asi podré seguir leyendo tus poemas.Espero que regreses pronto,amigo.Un abrazo.

putas y princesas,bueno tan respetable es que no se deseen compromisos emocionales como que sí,pero lo que me parece intolerable es que sigan sucediendo situaciones todavia, tan innecesarias, por la falta de una información correcta referente a la practica del sexo.Al fin y al cabo hay muchas personas que no les gusta sentirse comprometidos bajo ningún aspecto.Son decisiones respetables,igualmente.Un beso y gracias por pasar.

enmascarado,se puede dar el sexo sin seducción o con ella,una cosa no quita la otra;pero es triste ir al grano simplemente,creo yo,claro.
Es un placer seguir teniendo la suerte de tus visitas,eh.;-)Besos.

Rocio,por supuesto,uno aprende casi todo si el interés nunca falta.
Claro,que en una pareja o en cuanto al tema de las diversas relaciones que se puedan dar ya la cosa se complica,algunos pueden y quieren saber y otros no importarle nada.Un abrazo ,guapa.

Le mosquito,hay algo en lo que no estoy de acuerdo contigo...
La seducción creo que siempre existe,independientemente de la edad en las relaciones;es un plato que se toma a gusto del consumidor;para el que lo considere imprescindible siempre existirá,para el que no lo desee,pues en absoluto...

Así es,en cuento al tema de la cantidad de información,me refiero exactamente a la cantidad ,es decir de la buena y de la mala,por lo que también es causa de confusión a la hora de tener una informacion veraz y segura.Es fácil conformarse con una primera información, sin que nadie te aclare las dudas después.Me alegro que te alargues,eso es señal que el tema es interesante también para ti.Un beso,amigo.