23 de febrero de 2008

Agridulce

Si hay días extraños hoy ha sido uno de ellos; ha sido un día en el que las distintas circunstancias vividas me han hecho reír de alegría y llorar de dolor.
He sentido también rabia contenida, impotencia, decepción, ternura…

Podría seguir describiendo todas las emociones por las que he tenido que pasar hoy, porque las he sentido de verdad; he vivido tantas cosas diferentes que no tengo en la memoria el recuerdo de haber sentido tantas y distintas en un mismo día.

Días como éste, tan atípicos, me recuerdan que somos, en fin, tan moldeables para que podamos sobrevivir a casi todo.
Y aún así, sin embargo, tengo la sensación que lo que podría haber sido un día feliz se ha quedado, simplemente, en un día extraño.

14 comentarios:

Francisco dijo...

Preciosa descripción de esos días, me gustó especialmente la última frase:
"tengo la sensación que lo que podría haber sido un día feliz se ha quedado, simplemente, en un día extraño".
Al menos esos días siempre nos hacen ponernos a pensar sobre lo que pasó sin que saquemos una conclusion totalmente mala, o completamente buena...sino, una conclusión..."agridulce".

Pd: Repito, vos sabes muy bien como combinar texto con música.

Saludos

Enmascarado dijo...

Así son las leyes del Universo, una absoluta e implacable dualidad... El Sol y la Luna, El Día y La Noche, El Bien y El Mal.
Sólo espero que se añada más azúcar a tu receta para que el sabor agrio sea lo más sutil posible

Besos garrapiñados

Meiga en Alaska dijo...

Estoy de acuerdo contigo sobre todo en una cosa: los seres humanos somos capaces de sobrevivir muchísimo más de lo que podemos creer en un principio. Y lo hermosos es que incluso podemos prender a llevarlo bien.

Tantas emociones en un solo día puede ser demasiada información emocional para tan pocas horas. Y eso puede dejarnos agotados. Si es el caso, cuidate :)

Espero que lo extraño dé paso a un sentimiento agradable.

Besos dentro de un carámbano.

JHWH dijo...

A veces sentimos la vida de golpe. (Es curioso, hace bien poco escribía este mismo comentario en otro lugar).
Fuerte abrazo.

Isabel dijo...

Si hay algo increíblemente dulce y bueno son vuestros comentarios,amigos...
Ese sabor nunca se olvida.Gracias a todos por regalarme la sonrisa. :-)

almena dijo...

Lo importante es que has vivido intensamente esos momentos.

Un abrazo!

El Secretario dijo...

Hola Isabel.

Puede que la vida se sienta, se pruebe, se a-pruebe y se com-pruebe mejor con los contrastes.

Días atípicos, días memorables, días inocuos, días felices y días infelices.

¿Hay alguno totalmente puro en su clase?

Mestizaje también en los días...

: D

Abrazo mixto.

Nobska dijo...

Asi sucede cuando estamos plenamente conscientes de TODO lo que nos rodea. Un momento de felicidad propia y personal puede tornarse en una experiencia agria al observar los malos momentos de otros.
Isabel, que tengas un dulce fin de semana. Besos.

Umma1 dijo...

Al menos lo malo, fue menos mal con unas gotas de ternura.

Mandarina azul dijo...

No sé qué decirte, Isabel. Me has provocado inmensas ganas de darte un abrazo. Y dulce, dulce el abrazo.

Así que te abrazo. :)

nadaq dijo...

...preciosas letras y preciosa música para un día extraño.

...mañana será otro dia, si?

Un abrazo guapa.

thoti dijo...

.. cúantos registros puede sentir nuestra alma.. nos gustaría seguramente cerrarlos para quedarnos solamente con lo positivo pero la vida nos abre el abanico para que aprendamos lecciones de vida..
.. te mando un abrazo de la parte que nos gusta..
.. que tengas un buen finde..

sam rock dijo...

Después de leer tu texto y escuchar la música de fondo, me he puesto a escribirte. Por tu sensibilidad tan humana en tiempos deshumanizados, te recomiendo la escucha de Vida en las catedrales, de Tomás San Miguel con Jorge Pardo.
Salud.

El búho rojo dijo...

Que curioso... las cosas también se precipitan en mi avalancha...

Algo pasa sin saber por qué... sin saber que es... tal vez sea la propia vida que aún no la conozco...

Quedará lo mejor en el recuerdo y olvidaremos las sombras...

Un beso