23 de marzo de 2008

La ventana

Me encantaría disponer de una ventana así, desde donde pudiera mirar el mar cada día y sentarme a escribir acompañada de su azul horizonte.

Siempre se dice que nadie está contento con lo que tiene, y no quiero decir con esto que yo no lo esté, porque en verdad me siento afortunada con lo que me rodea, y doy gracias por ello, pero a lo largo de la vida hay otras pequeñas cosas con las que siempre hemos soñado un poco más, aunque el hecho de no conseguirlas no nos impida ser felices, desde luego.

Sin embargo, si en alguna ocasión podemos satisfacer esos pequeños anhelos nos convertimos, instantáneamente, en unos seres un poco más satisfechos; será quizás porque ese tipo de ilusiones siempre están ahí y cumplen su cometido, sí; nos llegan a ilusionar, pero tampoco nos quitan el sueño si nunca llegan a hacerse realidad.

Son como los comodines de una baraja, sabemos que están ahí, pueden o no tocarnos en el reparto, pero eso no nos evita seguir disfrutando del juego, sino todo lo contrario, lo hace simplemente más emocionante.

Si cada día mis ojos pudieran mirar tras una ventana como ésa no sé si sería más feliz, pero con seguridad mi mirada sí se sentiría mucho más complacida.
Me pregunto si para mantener nuestro ánimo en un estado aceptable es conveniente no conseguir siempre todo lo que deseamos…

11 comentarios:

Enredada dijo...

claro que es bueno no siempre conseguir lo deseado, sino la magia no existiría... esa que da el esperar que algún día ocurra, que ese día llegue...
Pero cuando lo tenemos..lo gozamos, y es el mismísimo sueño convertido en la realidad más belal que puede existir...
mil besos

Meiga en Alaska dijo...

Creo que con si consiguiésemos todo lo que deseásemos al final vendríamos a verlo como un derecho, no como un regalo de la vida. Y como bien dice enredada más arriba, la magia no existiría.

Cuando quieras te presto mi ventana... Siempre pensé que era un sitio perfecto para retirarse y escribir un libro, solo que nunca pensé en escribir un libro :)

Un besazo

rythmduel dijo...

¡Te he visto en Bitácoras! ¡Gran ilusión! Un beso.

rythmduel dijo...

Ves, yo estoy ahora un poco más satisfecho al haberte visto (pero ojalá tuviera esa ventana). No soy partidario ni de satisfacer todas mis apetencias pero tampoco de la insatisfacción permanente. Es muy difícil, amiga ;-)

Nobska dijo...

La esperanza de lograrlo es el motor que nos mueve. Creo que es importante proponerse diferentes metas, a corto, a mediano y a largo plazo, y no simplemente empeñarse en una sola. Cuando nos centramos en solo un objetivo, entonces se le brinda mucho espacio a la decepcion.
Isabel, es siempre hermoso leer tus reflexiones. Un beso.

LlunA dijo...

Me encantaria tener esa ventana...esa ventana abierta al mar, a su olor, su brisa...
Es posible nunca tenga esa ventana, de manera real...pero abro la mía cada mañana, cada noche, cierro los ojos y estoy ahí...en una casa al lado del mar, con el sonido de las olas, la brisa...el olor...

Un besote

El búho rojo dijo...

"El deseo es el fruto de la carencia"

Claro que siempre deseamos más de lo que tenemos... el impulso de seguir avanzando, de no conformarnos por muy bien que estemos...

La curiosidad siempre nos hace avanzar un poquito...

También a mí me gustaría tener una ventana mirando al mar en un playa paradisiaca para hacer desayunos de película en un clima ideal... eso significaría que ya no estoy trabajando por que ME HABRÍA TOCADO LA PRIMITIVA!!!

Creo que todo eso que buscamos, que queremos por que no tenemos (o tenemos poco) es un acicate para seguir luchando, de forma moderada o brutal, para querer conseguirlo...

Nunca dejes de poner ventanas en tu vida... siempre te darán más luz

Preciosa reflexión

Un beso

Isabel dijo...

Enredada,escribiste la palabra "magia" y empecé a recordarla,casi la tenía olvidada en mis dias.Un beso mágico.;-)

Querida meiga maravillosa,creo que deberías revisar tus ideas y pensar que podrías escribir tu experiencia en Alaska en un libro,ya puedes darte cuenta el interés que motivaría por el número de visitantes que tiene tu blog...
Por otro lado tu ventana es todo un regalo,gracias por permitir que eche un vistazo al azul inmenso que te espera,te aseguro que ha sido un verdadero placer;considérate afortunada,amiga,con ventana y sin ella.Un besazo.

Sebastián,bueno amigo,veo que has visto que soy una de tus seguidoras jaja,vaya, voy a tener que ir de incógnito la próxima vez jaja.Sigo leyéndote,te vas a hacer inmenso en la Blogocosa a este paso jajaja.Un besote.

Anna,yo soy siempre de las que dicen que hay que diversificar las opciones,por esa misma razón,para que no nos obsesionemos sólo con una cosa que despues nos pueda provocar decepción;así que si no tengo ventana te aseguro que tengo algunos buenos amigos que me llenan de gozo,amiga.Y ahí también estás tú.;-)

Sí,Rocio,yo sólo estoy expresando un deseo;que se pueda conseguir o no ,a veces, es lo de menos;lo importante son los motores que ponen en marcha las ilusiones,por muy absurdas que nos puedan parecer.Un besote.

Pablo, diria yo que el deseo es el abono necesario para que pueda haber fruto,más bien.
Bueno,cada mañana,cuando miro por mi ventana, te puedo decir que tengo un vista preciosa y la disfruto,pero eso no quita para que añore a veces poder tener otras circunstancias ambientales que me aportarían mucha más calma y bienestar,pero en fin,nunca infravaloro lo que tengo,eso tenlo por seguro.Además vosotros me aportais más luz que muchas otras ventanas,sinceramente. ;-)Un besazo.

arrebatos dijo...

No sé si es bueno conseguir todo lo que se desea. Tampoco sé si es posible, por aquello de que cuanto más tienes, más deseas: siempre habrá algo más.
Pienso en la película Ciudadano Kane. El protagonista consigue acumular todas las riquezas que nadie pueda siquiera imaginar, pero al final de su vida, rodeado de tesoros en su palacio de Xanadú, su mayor deseo es volver a jugar con su trineo de la infancia, aquella época en la que fue pobre pero feliz.

thoti dijo...

.. no se si podemos llegar a conseguir todo lo que deseamos, pero cuando un deseo se nos repite mucho.. al menos hay que poner todos los medios que estén en nuestro mano para intentar alcanzarlo..
.. que todos tus sueños se hagan realidad.. :-)

Isabel dijo...

Arrebatos,es un placer leerte aquí y en cualquier otro lugar,por supuesto.Deduzco en tus palabras que en el fondo crees en la insatisfacción continuada del ser humano,tal vez la felicicidad sea algo tan difícil como llegar a ser capaces de controlar nuestra capacidad de desear.Se me viene a la cabeza ahora un fragmento del libro "Siddharta",lo mismo deberíamos empezar por ahí,quién sabe.Un abrazo y gracias por tus palabras.

Thoti,estoy de acuerdo contigo,con los sueños hay que ser reincidentes y seguir cayendo en la tentación.Te aseguro que yo ,para algunas cosas más que otras,soy muy cabezota y no lo lamento,todavía. ;-)Un beso,amigo.