28 de abril de 2008

La voz de la conciencia

No escucho,en realidad, a nadie, sólo oigo pensamientos.
Esa voz habla, calla y vuelve a hablar. Nunca grita, ni se altera; simplemente me molesta su terca tozudez.

No sabe respetar mi silencio, ni deja de repetir lo bueno que sería si yo fuera otra persona, otro cuerpo, otra mente, otra vida; si pudiera ser de otra forma.
Me lo dice sarcásticamente, cómo si yo misma le fuera ajena; parece una estupidez,lo sé.

Conserva esa absurda manía de dirigirse a mí como si fuera otra persona; un ente que vive en mí, pero que no soy yo.
A veces, incluso, me hace reír tanta desfachatez, siempre metida de lleno en su papel de impostora.

Es inútil vivir escuchando una voz de alguien que intenta suplantarte, que no demuestra el más mínimo interés en satisfacerte, ni conocerte; tan sólo intenta descubrirte la jugada para recriminártelo una vez más…

Todos los días lo mismo; siempre repitiendo las mismas frases…
Ya te lo avisé, ya te lo dije; lo estaba esperando un día de éstos,ya sabía que tendría que ocurrir,tú nunca aprenderás…

Cada día,al escucharla nuevamente,llego a la conclusión de que la ignoro; como se ignora todo lo que ya no nos importa.
Esa voz que me habla nada tiene que ver conmigo, simplemente se jacta de saber vivir más que yo.
Si tuviera, en realidad, tanta experiencia y sabiduría no estaría perdiendo el tiempo observándome, esperando para ver cómo me equivoco una y otra vez.
Esa voz constante no es mía;lo sé...
Es fácil adivinarlo, porque esa voz nunca se equivoca.

Imagen:Gelabert



16 comentarios:

brujaroja dijo...

Lo malo de la voz de la conciencia es cuando se encarna. Cuando alguien como nosotros, con nuestros mismos desastres, se erige en nuestra voz de la conciencia, nuestro pepitogrillo y nos recuerda un ay otra vez qué tenemos o no tenemos qué hacer. La otra, la genuina se puede sobrellevar mucho mejor. En el fondo sabemos que no nos engaña. Sabemos que tampoco podemos escaparnos. Y sospechamos que nos quiere. Aunque a veces no lo parezca.

Camille Stein dijo...

no es una estupidez, es esa molesta voz de la conciencia, la voz crítica, la que nos dice en el espejo el error que cometimos, la maldita voz que todo lo sabe porque se alimenta de nosotros... me ha encantado tu texto

un beso

ROSA dijo...

A veces la voz de la conciencia no lleva razón.
Sólo debe importarnos sentirnos bien en este momento.
¿Quién dijo que nos equivocamos?
La mayoría de las veces no es la voz de la conciencia sino la voz de una CULPA que nos cargamos nosotros mismos.
SÓLO TÚ SABES LO QUE QUIERES, ESCÚCHA TU VOZ INTERIOR PERO NO DEJES HABLAR A LA CULPA.
No te culpes por expresar tus deseos y sentimientos.
Un beso hermanita

almena dijo...

Me parecen tan sabias las palabras que te ha dejado rosa... que no puedo sino decir que estoy totalmente de acuerdo con ellas.

Y por cierto... equivocarse es un derecho, tenemos derecho a equivocarnos

:)

Besos

LlunA dijo...

me gustó tu manera de explicar cómo es esa vocecilla, esa personita interior...esa conciencia...

Un besote

Estrella Altair dijo...

Isabel, me ha emocionado este texto, ambas sabemos que somos afortunadas, ella está ahi, le pese a quien le pese..... esa voz tan sabia, tan creadora, que siempre sabe donde está el norte, que siempre sabe ser honesta, humilde y buena... esa voz que aconseja el camino que nunca deberiamos haber abandonado.

Un lujo leerte.... de verdad.

Un besazo

Valentín Pedrosa dijo...

Me gusta tu estilo intimista. He hecho bien en pasarme por tu blog. Ya tienes otra voz que no es la tuya; pero que también se equivoca.
Besos, Valentín

ahhh dijo...

El peor enemigo de uno se esconde dentro de uno mismo, es esa voz machacona que no reprende por lo que hacemos y por lo que dejamos de hacer, por lo que pensamos y por lo que imaginamos.
Esa voz a la que no deberíamos prestar atención porque su única finalidad es minar nuestra autoestima, y para nada quiere ayudarnos. Es mucho mejor escuchar otras voces, porque aunque vengan de fuera, si son de personas que no quieren, nos ayudarán de verdad,nos ayudarán a vernos como somos, a ser un poquito mejores cada día....

un beso

thoti dijo...

.. hay una voz maleducada, pesada y grosera.. que si pudiera seguramente acabaría con los logros de nuestra propia estima..
.. hay otra voz que nos protege y que desea solo mejorarnos.. delicada y tierna, sólo es un espejo, si queremos escucharla como una buena amiga..
.. se tratará, posible y dificilmente, de distinguirlas..
.. besos, Isabel..

Nobska dijo...

A veces esa voz simplemente te presenta otras opciones. Es imposible seguir, escoger 2 o 3 opciones en una misma acción o ser dos personas al mismo tiempo. Aunque no actuemos en base a esa otra vos, es importante reconocerla, saber como y cuando echarla de lado.
Un abrazo mi querida amiga.

Inuit dijo...

Es bueno tener conciencia y voz de la misma porque no tenerla implicaria no revisar los actos desde la perspectiva moral, pero la conciencia se ha de limitar y ponerla en su sitio cuando se excede en la autocrítica, porque entonces es como un parásito dañino que va actuando descontroladamente.
Auroras Boreales

ynarud dijo...

Deseo que mi conciencia no me sea jamás muda, y si a veces no la oigo, que me grite en voz alta.

;)

El búho rojo dijo...

la conciencia lo tiene fácil...

Sólo ha de juzgar y nunca decidir... para decidir, estás tú querida amiga.

José María Díaz dijo...

La conciencia me puede estar dando un punto de vista que me niego a reconocer o querer ver. Yo deberé ser el que decida el camino por el que seguir, aunque desgraciadamente pueda ser dificil taparle la boca.....

saludos

divan dijo...

La conciencia solo grita y dispara el regusto amargo de la pólvoar en el paladar

Isabel dijo...

Tengo que agradeceros a todos vuestro punto de vista,siempre distinto, siempre enriquecedor.
Sólo puedo deciros que siguen importándome todas y cada una de vuestras palabras...

Gracias por vuestro comentario a:

Brujaroja,Camille Stein,Rosa, Almena, Rocio,Estrella,Valentin(¡Bienvenido!),Rafa,Thoti,Anna,
Inuit,Ynarud,Pablo,José María y Divan.
Es un placer sentirme acompañada por vosotros. :-)