19 de mayo de 2008

Un amor tranquilo

El tiempo es un jugo que penetra con lentitud y nos transforma.
Lo aprendimos mientras los sueños eran una razón; o dos o tres,ya perdimos la cuenta.
Ahora padecemos una ceguera que no nos pesa; la de los viejos amantes que no se miran, sólo se sienten. La del licor derramado a través de los años,ajeno ya a la prisa o a la espera.
La que llega cuando tiene que llegar, celebrando el tacto en estos transformados cuerpos.
Donde las manos se convierten en paisaje, los pies son un destino y los labios el camino más corto.
No hay años en la mirada, vemos lo que somos sin reparos; acaso, alguna flor deshojada nos cubre el cuerpo con añejos pétalos; ya no necesitamos vestirmos de fiesta para celebrarnos.
Tan solo un sosiego, venas arriba, recorre nuestros cuerpos, mientras continuamos viviendo este tranquilo amor,a nuestra manera...

Imagen:Сергей Юрьев

9 comentarios:

38 grados dijo...

Muy bonito texto sobre el amor reposado.
Esto es amor con solera.
un beso.

LlunA dijo...

AMOR!!! Cada historia, tiene su propia historia. que el AMOR es AMOR...y cada uno lo vive "a su manera"!
Un besazo!

Cecilia Alameda dijo...

A eso aspiramos aunque no pensemos en que nos vamos a hacer viejos.

Camille Stein dijo...

cada uno construye el amor a su manera, define y planifica sus tiempos

... de momento no puedo concebir un amor tranquilo y pausado...

... será sólo cuestión de tiempo


un beso

josé dijo...

Querida Isabel, en estas "cuitas" siempre quedo enganchado a la melancolía, digo por lo mío y por lo que acabo de leer aquí, de una "espesa" calidez humana. Soy un tipo que ha dejado atrás muchas cosas y lo siento, por eso lo manifiesto en el intento de asentar en mi, el rescate de antiguas falencias. / El de la foto soy yo en un atardecer de mi ciudad, casi al borde de ella, regresando del campo. Mis afectos.

brujaroja dijo...

Es un largo camino... en mi caso un camino de veinticinco años y pico, que ya es...
Me encanta tu post... como siempre.

color dijo...

Tú dices "amor tranquilo", yo, cansancio tal vez, pero sobre todo acomodo.

¡¡¡Es precioso tu texto Isabel!!

Un abrazo.

Enredada dijo...

Ese amor que describes... de esa manera es absolutamente precioso...
un beso

El búho rojo dijo...

Genial...