9 de septiembre de 2008

Perro que no se calla...

Aún quedan muros grabados con impactos de balas, a la altura de la cabeza y el corazón.

En mi cabeza van atravesando mi memoria, mientras mi corazón queda partido en tantos fragmentos como años de no olvido.

Así quedaron tantos; bien muertos y mal enterrados.La memoria no entierra sin paz.

La voz de los silenciados sigue sonando; no para abrir rencores, sino para cerrarlos.
El derecho de saber, de dignificar, de descansar clama en los deseos de los que viven aún bajo la memoria de mares y tierras desconocidos.

Nadie muere dos veces, pero muchos vivirán sufriendo, hasta el final de sus días, sin poder descansar junto a sus desaparecidos y amados seres.
Justicia cubierta con un tupido velo, memoria pasada por las armas.

Imagen:Jaume d'Urgell

16 comentarios:

amor es libertad dijo...

que reine la justicia y en la justicia que reine la paz

bs

Ligia dijo...

Ojalá se cumplan sus deseos para tranquilidad de sus memorias. Abrazos

Isabel dijo...

Bien dicho,Santi,ojalá sea realidad algún día cercano.Un beso,amigo.

Ligia,la tranquilidad de la memoria es difícil ,pero nadie ha dicho que sea imposible.Se merecen ser respetadas,¿verdad?Gracias,amiga.Besos.

Unika dijo...

" a-justa-da la justicia..., tan apretada, casi imposibilitada de ver detras de ese velo"
saluitos unikos!
La U.

juan rafael dijo...

Son injusticias, y cuando van relacionadas con desembolso económico, mal asunto de solucionar.

Azul Caleidoscopio dijo...

Que su recuerdo nos devuelva ganas de luchar, y de convertir la rabia en lecciones y acciones. Besos.

ROSA dijo...

Todas las pérdidas tienen su duelo.
La España que no se atreve a hablar y ventilar aún no ha cerrado ciclo.
Los demás debemos tener paciencia porque todo tiene su debido tiempo.
¡He vuelto a la red!
Un beso hermanita.

Isabel dijo...

Unika,hay que intentar que cada persona esté en el lugar que le corresponde, al menos.Así descansamos en paz todos.Siempre hay que intentarlo cuando sea posible y la justicia se ponga a nuestro lado.Un beso,amiga.

Juan Rafael,casi peor que eso es el olvido...Besos.

Azul,amiga,estoy convencida de que lo que dices es lo correcto.Me alegra que pienses así.Besos y espero que estes bien y muy feliz. :-)

Rosa,no es que no se atrevan a hablar,sino que además tienen todo el derecho de hacerlo y de recuperar a los suyos con dignidad.
Nosotras aún tenemos a nuestro tío desaparecido...
Bueno es que vuelvas y retomes el blog,hermana,siempre hay cosas pendientes.
Un beso.

Enredada dijo...

Que tu deseo se cumpla. Que la justicia por fin se haga en este MUNDO!
TE ABRAZO

Enmascarado dijo...

Cuantas "injusticias" se han hecho en nombre de la Justicia..se le caería la venda de sus ojos.

No hay justificación alguna para cometer tantas atrocidades y no debemos permitir que las arenas del Tiempo lo sepulten todo.

Precioso homenaje el que tributas a los que han sido violentamente privados de su derecho a vivir y a los que viven con su derecho a recordarnos que nuestra libertad se fraguó, en muchas ocasiones, con lágrimas de sangre.

Besos

El búho rojo dijo...

Espero que pronto todos podamos llevar flores a nuestros ancestros y colocarlas en algún lugar donde su nombre nos indique que ahí, existe el resto de un ser humano.

Reabrir una herida, significa volver a hacerla sangrar

Un beso Isabel

Isabel dijo...

Roxana,ojalá no sea sólo mi deseo,amiga,sino el de todos.Besos.

Enmascarado,cuánta razón tienes al recordarnos que la libertad, la gran mayoría de las veces,se fragua con lágrimas de sangre.Gracias por pensar así,amigo.Un placer tenerte por aqui siempre.Un abrazo.:-)

Pablo,no consiste en reabrir las heridas sino que ,por fin, se consigan cerrar las que hasta ahora no pudieron hacerlo.Un fuerte abrazo,amigo.

Inuit dijo...

Nadie muere dos veces físicamente ,pero se muere muchas veces en nuestro interior y existen los muertos en vida.
Pero el dolor sin razón ,a destiempo y a contratiempo, es una de las muerte de por vida, para los que se quedan, más dolorosas.
Inuits

Isabel dijo...

Inuit,llevas mucha razón en lo que dices,el caso es que el dolor nunca cierra las heridas del todo hasta que las cosas que lo provocan nos parecen más justas.Besos,amiga.

Emig dijo...

Me gusta la Naturaleza y sus reinos porque no recuerdan, porque evocan el presente y a veces me pregunto si compensa el que tenemos mente y gracias a ella recordamos, pero también hacemos otras muchas cosas que no son naturales. Quizás el hecho de hacerlas influye en que el recuerdo sea a veces un mal recuerdo...
Tu casa nunca lo es para mí :)

Isabel dijo...

La naturaleza es equilibrada,los hombres no tanto,amigo;quizás por eso hemos acabado creando tantos desequilibrios en tantos órdenes.Gracias por tus amables palabras,de verdad.Un abrazo.