5 de octubre de 2008

A quien corresponda...

¡Cómo has cambiado! No soporto ver tanta pesadumbre en tus ojos, ni los silencios amargos que guardas para ti.
No sé cómo sacar de tu cabeza las frases tan absurdas que te dices y que siempre te crees al pie de la letra; tu propia letra.

Nada es como pensabas, ése es tu problema.
No debiste imaginar nada con antelación; al fin y al cabo, la anticipación es inútil, porque las cosas nunca suceden cómo las habíamos imaginado.

Pero tú, embebido en tu propia ceguera, sólo tenías en cuenta tus propios pensamientos; sin embargo, una cosa es lo que pensaste y otra muy distinta la realidad. Olvidaste ese "pequeño" detalle.

Ahora tu cabeza, llena de contrariedad, te pesa como un marmóreo laberinto sin salida, del que no sabes salir.
Te lamentas tanto de tu vida que has dejado de percibir todo lo bueno que te rodea.

Siempre pensaste que sabías bien lo que querías, pero al final nada estaba tan claro como creías.
Ahora no valoras realmente al hombre que eres y sigues obcecado en lastimarte; cuando ya no sirve de nada.
Tienes que aprender a perdonarte.

Pareces empeñado en pagar condena el resto de tu vida por un error que crees haber cometido; sin darte cuenta que tú mismo eres el que te abres y cierras las puertas.
Te dañas y te curas. Te castigas y te indultas,.Te derrumbas y te recompones;así, según el día, te levantas con brillo o tristeza en los ojos.

Deberías saber que somos una cadena de acontecimientos y que, dependiendo de las decisiones que tomemos, los demás siempre se verán afectados en uno u otro sentido; pero no por ello hemos de vivir la vida como si fuéramos nuestro propio verdugo.

Dedícate a vivir, ahora que aún puedes, afronta cada día como lo que es, una oportunidad nueva para todo lo que te propongas y recuerda siempre que, al final, acabamos por convertirnos en lo que pensamos y sentimos.
Por lo tanto,si no puedes cambiar tus circunstancias,cámbiate a ti mismo.
Tú eliges.

Imagen:Alberto Pancorbo


11 comentarios:

JuanMa dijo...

Me aplicaré el cuento...

Besos, Amiga.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Bufff, cambiar tú para que las circunstancias no te amilanen ni destruyan, ¡qué difícil y qué acertado!

Gwynette dijo...

..encuentro humano lo que le ocurre.
A veces nos estancamos y perdemos pie hasta tocar fondo, para volver a renacer..es lo bueno que tiene estar vivo ! :-)

Besos Isabel

LlunA dijo...

Si quieres puedes!! Si te equivocaste estás a tiempo de rectificar, si algo no te gusta, cambia el rumbo...en vez de lamentar lo suyo es intentar seguir hacía delante, con otra ruta!

Un besote Isabel

thoti dijo...

.. cuando vemos a personas a las que queremos tan alejadas y distintas a como podían ser en cuanto a realización y felicidad.. ¿qué pensamos?.. ¿qué sentimos?.. no es nada fácil pero la maravilla del ser humano es que en un momento cualquiera de nosotros podemos pararnos y tomar una decisión y mirar lo que queremos.. y volver a empezar, milagrosamente, de cero..

Umma1 dijo...

Estas personas, serán verdugos de sí mismas, o de los pobres mortales que se les acercan?

Ligia dijo...

Es difícil hablar tan clarito como lo has hecho en este post para conseguir que alguien reaccione. Ojalá sirva. Abrazos

Anónimo dijo...

Algunas personas tardan, en darse cuenta, algunas necesitan ayuda para ser conscientes, algunas necesitan que les "refuerzen" la autoestima, algunas personas necesitan sentir que sí pueden cambiar. Algunas personas son muy afortunadas por contar contigo, por tenerte, algunas personas tenemos la suerte y podemos contar con tu amistad, con tus reflexiones, con tus opiniones y sobre todo también con tu cariño.
Gracias amiga. Un beso con abrazo. Marga

Francisco dijo...

Concuerdo con "Anónimo", sabio autor de muchas verdades.
Este texto me gustó mucho, me sentí algo identificado, como todos supongo...

En fin, me voy a intentar hacer mi camino.

Suerte con el tuyo.

Isabel dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios,siempre acertados,intuitivos y ,sobre todo amables.
Gracias Juanma,Cecilia,Gwynette,
Rocio,Thoti,Umma,Ligia,
Marga y Francisco.
No he podido responderos personalmente antes, pero aquí dejo constancia de que me siguen importando vuestras palabras.
Un fuerte abrazo para todos vosotros,amigos.

Emig dijo...

Nunca son solo palabras lo que escribes, pero estas, demás rozan cielos de sabiduría.
Los tesoros no son lo que nos han enseñado, sino lo que nos enseña.

Besos amiga... voy a seguir leyendote.

Fuuuaaaa... todavía estoy en la nube de tus palabras... ¡qué post!