28 de octubre de 2008

Reflexión en tres actos

PRÓLOGO

Necesito cubrirme con este personaje, que nada tiene que ver conmigo, antes de salir al vacío decorado.
Aplausos, silencio…Entro en escena; sé que no levantaré pasiones.
El escenario está a oscuras mientras, como la fría espada de Damocles, un haz de luz me persigue y me ciega.

ACTO I

No distingo al público, pero oigo sus murmullos que no se equivocan; mi interpretación está siendo mediocre, excesivamente contenida.
Sigo con mi adormecido soliloquio, mientras mi repentino silencio se convierte en el silencio de todos.
Casi no respiran; permanecen ansiosos por escuchar la siguiente frase.
A veces el público se vuelca, está conmigo; pero yo lo siento lejano desde este escenario.
Sólo admiran esta absurda obra de teatro que represento y que ni siquiera es mía.
Bajo por las escaleras hasta situarme entre ellos.
Ahora me miran, escuchan mi respiración; sienten la emoción que me rodea y llena de credibilidad.
En este momento soy como ellos, uno más de ellos.
Vivo; no actúo.

ACTO II

Ahora mi obra sí es su obra. Mi palabra es su voz.
Todo lo que digo es todo lo que pienso; pero se sienten desnudos al escuchar mis molestas verdades.
Comienzan a toser, miran hacia otro lado, se sienten inquietos en sus butacas; algunos se levantan y se marchan.

ACTO III

Ya concluyo. Callan.
Un frío y parco aplauso me despide. Pronto quieren olvidar.

Sobre el escenario,ya a solas, declamo en voz alta:

-"todos somos simples y mediocres actores; lejos de este escenario sólo unos pocos tienen el valor de abandonar el guión escrito y convertirse, de verdad, en protagonistas".-

Imagen:damngood

10 comentarios:

El búho rojo dijo...

Una interesante entrada, que debería ser comentada con la calma propia de su contenido... tal vez podamos discutirlo más adelante

Un beso

Isabel dijo...

Siempre estoy dispuesta a escucharte junto a la mesa de camilla,ya es una entrañable costumbre,amigo;cuando gustes, debatimos...
Un beso y gracias por seguir pacientemente ahí.;-)

Estrella Altair dijo...

Okey, ser uno mismo y dejar el falso self... requiere.... complejidad... pero la verdad es que he de decir que compensa definitivamente cuando uno se decide.
Un besito

brujaroja dijo...

A veces, cuando me asalta el terror de no ser quien escribe el guión, el escenario se tambalea. Sólo cuando se recobra el pulso y sabes que vas hacia donde quieres ir, y miras lo que quieres mirar, y dices lo que quieres decir, vuelves a sentirte dueña del mundo.
Pero no es cierto. El guión también nos lo están dictando.

Ligia dijo...

Hay gente que prefiere simplemente ser actor secundario, no protagonista. Mantenerse al margen puede ser una opción, aunque siempre será arrastrado por un guión ya dictado. Abrazos, Isabel

JHWH dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=gAtMEsIVLVo&feature=related

arrebatos dijo...

En realidad, si cogiéramos a todos los que se han salido del guión a lo largo de la historia de la humanidad, a todos aquellos que han roto esquemas y nos han hecho avanzar en lugar de permanecer estancados en nuestros esquemas, no creo que sumaran más de mil o dos mil personas.
Casi todos somos espectadores de la gran obra que pasa ante nosotros, si bien es cierto que algunos la observamos con atención mientras que otros dormitan en su butaca, pero protagonistas... bien pocos.

almena dijo...

Consigues, de una hermosa forma, dar siempre en la diana...

:)

Besos!

El Secretario dijo...

Hola Isabel.

Siempre me desazonó un poco cuando, en una representación, el actor o la actriz bajaban hasta el público y se dirigían a él e interpelaban a alguien y pedían su participación...

Siempre tuve miedo/vergüenza de que me tocase a mí. No hubiese sabido qué hacer, qué cara poner.

Creo que me hubiese hundido en el asiento y me hubiese derretido de bochorno.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Me perdí muchas obras por ese miedo absurdo.



Abrazo en varios actos (!!??)

Isabel dijo...

Estrella,la satisfacción propia siempre merece la pena.Besos,amiga.

Brujaroja,aunque nos dicten el guion,aunque el Gran Hermano nos vigile, dentro de nuestros pensamientos sólo estamos nosotros,ahí siempre somos los guionistas; pero lo difícil es saber cómo realizar sin miedos nuestro propio guión.Te cuidas,eh.Un besote.

Ligia,la gran mayoria suele mantenerse al margen,hay demasiado miedo al compromiso.Dar la cara( o la vida inclusive) por lo que se cree y se piensa es privilegio de unos pocos valientes.Un beso.

Jwhw, es tal y como dice este magnífico tema de Simone:
"Cause ain't nobody perfect.
Cause ain't nobody free".

Pero es una lástima que ni siquiera estemos dispuestos a superarnos.Gracias y un fuerte abrazo.:-)

Arrebatos,pocos,sí;pero pocos con un valor inmenso para todos los demás.No sé si el "protagonismo" nace o se hace,¿ tú qué opinas?;-)
Gracias por pasar,amigo.

Almena, no tengo buena punteria en absoluto,amiga: pero me encanta intentarlo.Decir lo que se piensa al menos relaja el pulso.:-)Besos.

Secre,ese miedo al ridículo escénico nos ata los pies y las manos,pero lo peor de todo es que nos tiene atados el cerebro.;-)
Por cierto¿has superado ese miedo ya?:-)
Un besote en el intermedio,amigo.