19 de octubre de 2008

Superhéroes

Me gusta a veces sentir el aire frío en mi cara, el viento recorriendo mis poros despertándome, porque a veces estoy tan adormecida que soy incapaz de reconocer cosas importantes de verdad.

Acabo acostumbrándome, incluso, a lo que siento, aletargando mi capacidad para reeducar mis sentidos y acostumbrarlos a situaciones nuevas; nuevas emociones que abandonen mi imaginación y pasen directamente a la acción.
Somos seres rutinarios, acostumbrados a los mismos sabores, colores,aromas, rutas…
Difícilmente dispuestos a cambiar nuestras “pequeñas cosas” que,en cambio, nos podrían llevar a grandes y nuevas circunstancias y que tendrían el poder de hacernos sentir, de nuevo, vulnerables a la acción, como niños que experimentan y que obtienen una recompensa casi instantánea por el simple hecho de experimentar.

Tenemos miedo a todo lo nuevo que entra en nuestra vida; estamos tan anquilosados que pasan los años sin darnos cuenta que hemos perdido toda nuestra flexibilidad,nuestra frescura, nuestra capacidad de adaptarnos y las ganas de aventura y riesgo.

A esto llamo yo sentirnos "mayores" y tendríamos que aprender a ejercitarnos de nuevo; volver a recorrer, remontar, escalar, descender y volver a ascender...

Desplazarnos por nuevos senderos sin ese miedo atroz que sentimos por vivir y equivocarnos, o por si seremos capaces de levantarnos tras nuevas caídas.

Deberíamos tener el suficiente valor como para recuperar el tiempo perdido, sí; y no necesitar a ningún superhéroe que venga a salvarnos,sino ser nosotros mismos capaces de rescatarnos del suicida y fatal accidente que, poco a poco,estamos provocándonos cuando olvidamos el inmenso potencial que supone continuar vivos.


Imagen:MarvelmanX


7 comentarios:

JuanMa dijo...

No hace falta, creo, ser un superhéroe.

Basta con levantarse y seguir luchando.

Besos peleones.

amor en libertad dijo...

de pequeño me gustaban los cómics de superhéroes, y fantaseaba con convertirme en uno

el problema era el superpoder que no veía cómo adquirir

hoy me doy cuenta de que mis superpoderes reales son mucho mayores que los de los superhéroes de los cómics, y esto no lo digo por decir ni por poesía

un beso

Ligia dijo...

Reconozco que cada vez me cuesta más ese "desplazarme por nuevos senderos" del que hablas. Me pienso mucho emprender algo que no le vea un fin próximo, se me hace pesado conocer gente nueva... en fin, que me identifico con lo que dices, pero intento seguir viviendo sin ningún super héroe que me rescate. Abrazos

Enredada dijo...

recuperar al niño que somos...porque todavía lo somos, solo que está escondido en a´lgún lugar.
Sabés? una de las cosas por las que hago teatro es esa. Puedo jugar, ser libre de todo y jugar...
mil besos

Zadí dijo...

Nadie podrá venir a rescatarnos, los superhéroes somos nosotros mismos y tenemos que querer realmente rescatarnos y salvarnos de la rutina.
Hay demasiadas personas que no es que se sientan "mayores", es que son "viejos" desde que tienen uso de razón.
No nos olvidemos nunca que estamos vivas y que queremos a las personas que nos rodean, da igual lo que sientan ellos. Si no lo notan, pues peor para ellos, los perdonaremos y seguiremos queriéndolos igual. Los beneficiados siempre seremos nosotros, no tengo dudas.

Besos mil, amiga.

almena dijo...

Qué cierta esta reflexión tuya. Puedo verme a mí misma en ella.
¡atreverse! y remontar el vuelo y asumir el riesgo.

:)

Bsos

Isabel dijo...

Juanma,eso es,la propia voluntad nos salva,así es,amigo.Besotes.

Santi,¿sabes? lo difícil es ser capaces de reconocer el poder que poseemos y valorarlo en cada momento.Me alegra saber que tú lo has logrado.Un beso.

Ligia eso está muy bien,nada de superhéroes,pero hacernos "mayores" nunca,al menos de espíritu,mujer.Se intenta al menos, ¿verdad?.Un abrazo,amiga.

Rox,tienes suerte de poder sacar fuera a la niña que escondes,muchas personas darían lo que fuera por ser capaces de hacerlo.Anima a los que necesiten de eso, porque van a obtener recompensa seguro.Besos,bonita.

M del Valle,estoy segura que la única manera de conseguir esto es queriéndonos mucho,y si nos quieren también, mejor aún.Un besote,amiga mia.Qué bien nos entendemos, eh... ;-)

Almena,nunca deberíamos esperar a que otro venga a convencernos de todo lo que somos capaces de hacer por nosotras mismas.Animo y arriésgate.Besotes,amiga.