24 de enero de 2009

Tras la ventana...

A veces su soledad se llena de chocolates, se camufla con películas y palomitas de maíz, se distrae con música, libros, amigos…
Pero, en el fondo, sigue sintiéndose como una oveja perdida, como un pastor sin su rebaño.

De repente se da cuenta que se ha convertido en una hoja en blanco, en un vaso vacío esperando que alguien lo llene de contenido.

Inútilmente se repite, una y otra vez, que cualquier día dejará de pasar desapercibida; pero la decepción se hace visible en su mirada, presa del inmenso miedo al vacío…


Imagen: Luv2cre8




Intérprete: Mari Trini- -Amores

8 comentarios:

Enmascarado dijo...

uff..por un momento me ví reflejado en ese inmenso ojo...chocolate,palomitas y esperando ser llenado..

Mejor ser hoja en blanco que no una llena de tachones y errores. Seguro que el más dulce escribano, dejará su huella sobre su piel y entonces veremos reflejado un arco iris en su pupila.

Precioso escrito...con pocas frases nos haces sentir mucho...eso creo que tiene un nombre...ARTE¡¡

Noria dijo...

no hay que esperar ser llenado por otros... hay que aprender a llenarse uno mismo... el mayor poder está en cada uno de nosotros para escribir y escribir nuestra historia, para llenar y llenarnos de pequeñas situaciones maravillosas que nos hagan abrir las ventanas de par en par...

besos

thoti dijo...

.. a veces nos damos cuenta que la vida es también disfrutar de todos esos pequeños (o no tan pequeños) placeres.. nosotros damos calidad y valoración a las cosas que nos suceden y vivimos.. si aún así quedan espacios por conquistar que llenen huecos más hondos y vitales, quizás sea cuestión de abrirse, sin miedo, al grito de la necesidad de nuestra alma y salir al encuentro del Sentido y la Plenitud.. y estoy convencido, por experiencia, de que quien busca, encuentra..
.. un abrazo que traspase tu ventana, amiga..

Emig dijo...

Y a veces esta soledad desaparece cuando se atisba que el espejismo es el propio desierto, y se comienza a buscar de nuevo con los nuevos ojos que no esperan nada...

Un fuerte abrazo, Isabel.

Emig

JHWH dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=DqeP_ChQAWY

oooxxx.

Isabel dijo...

Enmascarado, gracias por tu amabilidad,como siempre;pero respecto a lo que dices yo no te veo como una hoja en blanco,sino mas bien como un tarro bien llenito de miel,amigo...;-)
Leerte nos sube el nivel de glucosa en el alma :-))
Un besazo y disfruta mucho el fin de semana.


Noria,estoy completamente de acuerdo contigo,así pienso también;esto es simplemente un pequeño relato imaginario,
quizás porque sé que no todos piensan como yo.
A veces, cuando uno se ve reflejado, es cuando está en
condiciones de poder cambiar de actitud.Bienvenida a este espacio común y un abrazo.

Thoti,cuánto me gusta lo bien que defines las actitudes.Aunque este texto es sólo un relato, sabes, con rapidez, sacar el valor positivo con esa mirada tuya que un día buscó y halló esa paz que llevas dentro.Gracias por tu valioso y sincero punto de vista.
Estoy convencida que con él alientas a muchas personas.Mi abrazo,amigo.

Emig,qué alegría volver a encontrarte por aquí,amigo.Debes estar muy ocupado,espero que sea por buenas razones...
Creo,amigo,que el equilibrio entre no esperar nada y elegir lo que deseamos lograr es el punto exacto de partida para avanzar sin deseperanza.Un fuerte abrazo y espero "verte" más a menudo,a ver si lo intentamos,¿vale?:-)

Jhwh,Amelie,amigo...
El valor de los pequeños placeres, entre otras cosas...
Como bien dice Thoti,no son nada pequeños, pues de ellos está llena nuestra felicidad.

Creo que lo tuyo es un arte;saber explicarte por medio de fragmentos de películas;eres un cinéfilo empedernido...Y te lo digo cariñosamente. :-)
Un besazo y buen fin de semana.

MªValle dijo...

Que los arboles no nos impidan ver el bosque, amiga. Ando tan absorta en mis propios arboles que éstos no me dejan ver los de los demás ;-))
Sigo aquí.

horabaixa dijo...

Hola Isabel,

Tremendo escrito. Dichoso vacío....

Acertada canción. Hacía muchos años que no la oia.

Un abrazo