4 de febrero de 2009

Felicidad transitoria

Me parece una locura estar feliz tan sólo porque las cosas son como son.

Porque llueve, porque sale el sol; porque la mirada todavia me brilla.

Porque me corre sangre por las venas, como un caudaloso arroyo, y me siento bien.

Parece otra de mis locuras pegar la nariz a la ventana y mirar el gris horizonte con una sonrisa tranquila en el alma.
También cuando siento que la lluvia escoge, con maestría, la música del cielo; cuando mi aliento dibuja sobre el cristal nieblas momentáneas.

Todo a mi alrededor me provoca una locura, o cordura, transitoria.

Mientras, presiento la puntual cita del tiempo y las cigüeñas, que anuncian la despedida de un ciclo que termina y celebran la luz, la confianza de nuevos días más largos.

Es un tiempo tan loco como yo: un rato lluvia, otro rato sol y ahora truena.
Un día feliz, sí.
Pero los demás qué se yo...

Imagen: 35s



Intérprete: Julee Cruise - Summer Kisses, Winter Tears

18 comentarios:

El búho rojo dijo...

En esos momentos, no hay "demás"... no puede ser de otra manera... cuando te sientas el centro del universo, todos somos satélites...

Me alegro de que así lo sientas...

Un beso

maria magdalena dijo...

Lo único que importa es que te sientas feliz, las locuras que te lleven hasta ahí no importan.La felicidad es un brisa tierna , dulce que no todos pueden sentirla .

Ligia dijo...

Mientras haya un día feliz, disfrútalo, hasta que llegue el siguiente. Besos

Alfredo dijo...

Hablando de la lluvia... esta mañana me calé hasta los huesos de la que volvía a mi apartamento tras hacer unos recados. Es curioso pero, cuando llueve, nunca llevo paraguas, ni capuchas. Y, en lugar de correr como habitualmente hago, en esta ocasión decidí pasear tranquilo bajo la lluvia. Total: llovía sobre mojado.

Mientras caminaba, recordé las palabras de una vieja amiga en relación a ello, un día que nos dio por hablar del tiempo que hacía en aquel momento en nuestra ciudad: "Nene. ¿Qué haces cuando llueve y te pilla en medio de la calle, sin refugio? ¿Corres? Yo, a diferencia de otras personas y si no llevo demasiada prisa, camino más despacio. Dejo que la lluvia me empape bien. ¿Sabes por qué? Me tranquiliza. Me purifica."

Ahora, al acceder a tu blog y leer este escrito, no he podido evitar recordarlo y esbozar una sonrisa.

Un saludo, Isabel.

Alfredo

sísifo dijo...

¿Los demás días? ¡Qué más da! Vive el instante de felicidad, intentando que sea un instante eterno. Y si se acaba...
...¡si se acaba buscaremos otro motivo para ser felices!
Un abrazo.

los pensadores dijo...

No es una locura, todos tendríamos q poder ver las pequeñas cosas y ser felices con eso... un abrazo

Fernando dijo...

saberte en ese instante fugaz tú..como si la eternidad te hubiera vestido con la púrpura de lo predecible...besos.

ROSA dijo...

Me has hecho un poco más feliz a mí también al leerlo.
Besos de vaho y cristal hermanita.

Ra dijo...

Viva la locura!!!!

Gema dijo...

Totalmente de acuerdo,vive el momento con locura o cordura,pero vívelo!
Los demás dias están aún por dibujar...

Besos

Isabel dijo...

Pablo,nunca me siento el centro del universo,de eso estoy segura;pero sí mi mundo me parece todo un universo,amigo.Un besazo.

M Magdalena, es verdad que la felicidad no todos saben sentirla,pero se aprende; no se busca,ya está en nosotros. :-)Un abrazo,amiga.

Ligia,eso es justo lo que hago,amiga; aunque siempre he estado convencida de que la felicidad está en las cosas muy simples...Buen dia para ti,amiga.

Alfredo,es verdad que solemos ir concienciados para esquivar la lluvia,pero es muy bueno saber cuándo es positivo dejar que nos refresque las ideas y el alma.
Después una buena ducha nos reconforta profundamente.Otra cosa es saber que no se tiene ningún refugio;nosotros podemos aún elegir si mojarnos o no; otros no.
A veces siempre acabo dándole la vuelta a las cosas; en fin,cosas mías,amigo.
Me alegra que vuelvas.Nos leemos.

Sísifo,uy,siempre encuentro motivos para ser feliz,amiga;aunque reconozco que hay dias que no me hacen feliz y llegan solos.
Es bueno saber luchar contra la melancolía,eso también nos fortalece.
Mi cariño,amiga.Gracias.

Los pensadores,estoy de acuerdo con lo que dices,todos deberíamos saber contentarnos con poco,seguramente seríamos mucho más felices.Pero bien, el que no sepa eso pues creo que puede aprenderlo, ¿no? ;-)Un beso grandote.

Fernando, sabes que necesitamos vivir a base de fugaces momentos felices y poco más...
Es suficiente,¿no? ¿Quién quiere momentos eternos??...
La vida está repleta de pequeñas felicidades que van y vienen,lo importante es saber disfrutarlas.
Y,creo, que tú lo sabes bien. ;-)Gracias por visitarme,es siempre una satisfacción.Un abrazo.

Rosa,a ver hermana,ambas sabemos hacernos un poco más felices a estas alturas de la vida;quizás porque nos vamos conociendo mejor y comprendiendo muchas "pequeñas" cosas....Un besazo y momentos felices para ti.:-)

Ra,jaja,a veces es difícil saber de qué lado está uno, ¿de la cordura, de la locura...?.
Quizás uno de los lados nos ata y el otro nos libera,así que, ¿y si pasamos de uno a otro, a menudo,como intento hacer yo?. ;-)

En fin creo que cada cual tiene su propia receta para vivir más feliz.Que la tuya la tengas presente a diario,amiga.

Gema,gracias por tus palabras y porque sé que tú valoras, tanto como yo, vivir con intensidad;a pesar de los vaivenes de la vida... ;-)
Un placer contar contigo,amiga.Esta es tu casa también.:-)Un abrazo.

Sandra dijo...

Hola Isabel...! me encantó que me encontraras.... porque.... al abrir tu blog.. y entrar en tu rincon...y leer tus palabras.. me sentí como en casa... asi que nos seguimos.... ha sido todo un placer..

Un abrazo.

Isabel dijo...

Sandra,encantada de poder leernos y conocernos a través de nuestras palabras.Gracias por tu visita y hasta pronto.No lo dudes. Un abrazo. :-)

Cecilia Alameda Sol dijo...

Esos cambios de humor, que te desconciertan a ti misma; esa euforia que te entra porque algo bueno ha ocurrido, o esa melancolía que la lluvia trae...

jhwh dijo...

Mis macetas parecen estar locas de contentas cuando las saco al balcón,... y yo mientras las miro.

http://www.youtube.com/watch?v=kscHXcZoMlI&feature=related

Isabel dijo...

Cecilia,qué bien conoces también esos vaivenes que tanto nos contrarían o reconfortan a veces, ¿verdad?.Un comentario hermoso,amiga.Gracias y un beso.

Jhwh,me ha hecho sonreír tu comentario,quizás porque me pasa igual con las mías o cuando le hablo a mis pajarillos...
Momentos felices,amigo,¿quién no es capaz de valorarlos a pesar de su sencillez?...
Qué escena más acertada,como siempre...Un fuerte abrazo y que pases un buen día.:-)

thoti dijo...

.. ¿y que sabe el mañana de mi, si hoy soy feliz?.. ;-)

.. te dejo un fuerte abrazo en el presente..

Umma1 dijo...

La felicidad es así, unas gotitas de miel, que llegan sin explicar y cuando ellas quieren.