8 de febrero de 2009

Jaque a la reina

Un café frío le espera sobre la mesa, mientras el humo del cigarro, consumiéndose lentamente en el cenicero, se va difuminando sobre el techo de la cocina.
Su mirada se pierde por la ventana, intentando mirar sin ver, sin sentir nada.
Vacío de contenido le vaga el pensamiento mientras toma, aparentemente, el desayuno; sin ganas de domingo, sin ganas de jugar a perder, sin interés alguno por ganar.
El día nublado hace juego con su desvaído sentimiento.

Da igual que sábados y domingos se repitan; siempre acaba escuchando el mismo silencio; ya no presta atención a las palabras.

Enrocada en su torre, vive esperando que termine esta partida que, poco a poco, va dejándose ganar.

Sus pequeños peones salen adelante, pero el rey sigue en su puesto; sin acoso, bien protegido. Sabe que no caerá antes que ella.
Siempre tan esquivo y resbaladizo que acabó convirtiéndose en la pieza más difícil de este juego.
Mientras ella, la reina de la casa, va inútilmente de un lado a otro, sin abandonar su rol perfecto sobre el limitado tablero.

Siempre hay dos opciones: blancas o negras.
Unas ganan, otras pierden.
Pero ella siempre pensó que su partida acabaría en tablas.

magen: taiyoo-wa-shinanai




Videos tu.tv

17 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Bueno.. esta vez no estoy de acuerdo, en la vida real, no sólo hay dos opciones, eso sería para mi tal y como aceptar el maniqueismo, del que huyo, siempre estan los tonos intermedios, que son caminos... para mejorar poco a poco.... y encontrar mejores lugares que un negro-blanco.

Un abrazo

sísifo dijo...

Esta vez, dos comentarios:
¡El video me parece una belleza! (como también lo fue el de ayer, por cierto). El juego de ajedrez siempre ha tenido para mí algo especial, pero en esta visión me parece inmejorable!
Respecto al post... bueno, yo estoy de acuerdo con Estrella: no confío en las tablas. Hay que seguir luchando y, al final, quien gana siempre es la de la guadaña, pero lo importante está en lo que hagamos hasta llegar a ese final!
(Por cierto, os recomiendo una peli de ajedrez y guadañas "El séptimo sello", Ingmar Bergman, 1957. Extraña pero interesante).
Besos,

lascivia dijo...

Me identifico...soy extremista...sería para mí una suerte terminar en tabla aunque siempre pienso que voy a perder...
Me encantó el video y por supuesto tu historia.
Besos eternos.

jhwh dijo...

Muy gráfico eso de “enrocarse en su torre” y un video estupendo.
Jugar con la idea de que puedes perder la partida es jugar con desventaja. La mejor estrategia siempre es tratar de anticiparse a los movimientos -ajenos y propios- y tomarse el tiempo necesario para encontrar la mejor respuesta a cualquier embestida. Lo de jugar con blancas o negras es lo de menos, la única diferencia es quién mueve primero y otra cosa, da igual que pieza “se sacrifique”, lo importante es la partida, que si verdaderamente es relevante ganarla, seguro que estaremos en ella con los cinco sentidos.
Me sumo a la sugerencia de Sísifo:

http://www.youtube.com/watch?v=lj1ZvkAX7VE&feature=related

y te hago llegar este abrazo.

Isa SB dijo...

Las tablas nunca son el mejor final, siempre hay que buscar la magia del unicornio.
Un abrazo.

El Señor de Monte Grande dijo...

Yo una vez crei lo mismo, pero me di cuenta que todo tiene su tonalidad, mas clara o mas oscura, lo que nos brinda la oportunidad de elegir dentro del espectro la senda mas conveniente segun nuestra optica.

Un abrazo desde MG

amor dijo...

¿qué he de hacer yo, rey, impotente apenas una casilla, sin reina poderosa que me cubra con su libertad? besarte

s

Camille Stein dijo...

siempre es necesario un golpe de efecto, un arrebato en el transcurso de la partida

jugar a las tablas en el ajedrez es jugar sin convicción... jugar a perder

un beso

Ligia dijo...

Pues yo, antes que perder, prefiero quedarme en tablas... Excelente el video. Abrazos

El búho rojo dijo...

Pues estoy un poco de acuerdo con lo que se ha dicho... el ajedrez se juega para ganar, como la misma vida se vive para (supongo) encontrar los estados de felicidad, aunque la realidad no siempre nos da el triunfo ni en el juego ni en la vida...

Pero sí es curioso que la pieza más valiosa del juego, la reina, sea dependiente de la vida del rey...

Un beso

Isabel dijo...

Estrella,es cierto lo que dices;esto es solamente un texto de ficción,en el que relato una actitud,una circunstancia más de cualquier persona.
Siempre hay sentimientos diferentes a los nuestros, amiga,por eso todo es tan relativo.Un beso y gracias por opinar siempre con franqueza.Un abrazo.

Sísifo,gracias y me alegro que te gustasen los videos.Respecto al texto,yo creo que quedar en tablas tampoco es tan malo;nadie gana ,pero nadie pierde.Quizás sea la mejor muestra de equilibrio,de igualdad;en fin,todo es según se mire,según las referencias.El caso es vivir felices,¿verdad?;como tú dices ,lo que importa es el camino,porque el final ya lo conocemos...Un besote.:-)

Lascivia,gracias por dejar tus palabras;creo que pensamos demasiadas veces que vamos a perder de antemamo;quizás por eso lo que importa no es pensar tanto así , sino creer en nosotros mismos de manera positiva,dándonos siempre más oportunidades,y no esperar que nos las tengan que dar los demás.Un besote,amiga.

Jhwh,creo que a veces pecamos de anticipación;siempre queremos ir por delante en demasiadas cosas;siempre hay que ir con una estrategia prevista y ,la verdad, es algo que no me gusta demasiado porque perdemos naturalidad y, de alguna manera, a mi ,al menos,me crea cierta ansiedad.
Tal vez por eso nunca he sido demasiado buena en los juegos,ni me gustan demasiado.
Supongo que es porque nunca me gustó competir...
Creo que esa peli que, tanto Sísifo como tú, me recomendais la vi hace bastante tiempo,pero creo que no es mala idea recordarla nuevamente,seguro que ahora le hago otra lectura distinta.
Gracias,amigo,te deseo una feliz semana,a ser posible que no tengas que competir demasiado ;-)Besos.

Isa SB, pues ya ves que yo pienso que quedar en tablas no es para nada negativo,sino al contrario,equipara de algún modo a los jugadores;pero bien, tampoco le puede gustar terminar asi a alguien que sólo piense en ganar.Lo entiendo...
Un abrazo de bienvenida por esta "casa",amiga.Hasta pronto.Besos.

Señor de MG,pienso más bien como tú,que hay que dar cabida a todas las tonalidades;hay que dejar claro que en este "juego" siempre tenemos normas,pero también tenemos la libertad de movernos según nuestra sabiduria.
Un beso y gracias por tu punto de vista,siempre la diversidad nos enriquece,amigo.

Santi,la reina salió de su torre para recibir ese beso tan amable de un "rey" tan amigo..;-)Gracias por "jugar" en este tablero. :-)Un abrazote,amigo.

Camille,para jugar hay que tener "casta" de jugador y no todos la tienen,amigo.
La vida,ya de por sí, es excesivamente competitiva...
Yo prefiero compañeros,no rivales.Un fuerte abrazo y gracias por volver.:-)

Ligia,claro que sí,amiga; lo mejor es que nadie tenga que perder nunca,hay que jugar por diversión,nunca para sentirnos superiores en algo;menos aún en la vida real.Un fuerte abrazo. :-)


Pablo,es verdad que vivimos para ganar "felicidad", nadie nos ha dicho que juguemos a perderla;es nuestro instinto el que nos hace seguir atentos al juego.
Lo peor es rendirse antes del final...
Besotes,amigo.Gracias por seguir ahí.:-))

ROSA dijo...

El video alucinante.
Las comparaciones con la dura y triste vida de una perfecta casada ,muy logradas, geniales.
Espero que cualquier parecido con la realidad sea pura coincidencia.
Un beso hermanita.

zel dijo...

Y eso es difícil que pase en la vida, se gana o se pierde, habiendo como hay tantos matices...

El Secretario dijo...

Hola Isabel M.P.

El rey.
Nunca entendí por qué era el más importante: tan necio, tan inútil, tan inmovilista...

Las reinas sois más.


Abrazo sin jaque.

Ra dijo...

Preferiría perder que quedar en tablas, no me gusta la indiferencia, pero siempre que hubiese divertimento y lo hubiésemos pasado bien, si no, abandono la partida. Mejor una retirada a tiempo que lágrimas evitables.
Si no se disfruta, para qué jugar?
Tal vez un peón viva más que el rey en su castillo fósil en ámbar.

Besos

lascivia dijo...

Seguirè tu consejo...es vàlido..
Besos y abrazos eternos

Isabel dijo...

Rosa ,perdona el retraso en responder pero los largos paseos que he dado han merecido la pena estos días... ;-).Todo bien hermanita.Besitos.

Zel,es verdad que pensamos que perdemos más que ganamos a veces,pero ¿¿y si intentamos darle la vuelta y ser más positivos??.
Al fin y al cabo no tenemos otra oportunidad de vivir,pasemos por esta de la mejor manera que sepamos..

Secre,te adoro.... :-))Un besazo.

Ra,quedar en tablas, como todas las cosas, no es tan malo;es algo equitativo,equilibrado;nadie gana ni nadie pierde.Al menos así lo interpreto yo...
O tal vez me gusta pensarlo así; tal vez no sea la mejor salida,pero es la menos mala.Un abrazo y gracias,espero que no pierdas en demasiadas ocasiones,amiga.;-)

Lascivia,no doy consejos,amiga;solo expreso mi opinion personal,con la que puedes o no estar de acuerdo.¿Sabes? Dar consejos siempre me parece algo absurdo,nadie aprende con la experiencia ajena,sino con la propia.
Pero si te gusta esa manera de pensar,pues experiméntala; a ver qué tal resulta...
Me ha recordado esto una moraleja de una historia que viene a decir algo así: "si quieres saber cómo está el agua métete en ella".
¿Verdad que es cierto,amiga?
:-)Un besote.