7 de junio de 2009

Elecciones, opiniones...

En un día como hoy me gusta ver votar a las personas, cada cual lo que desee o estime oportuno; lo que voten no es lo que me importa en sí sino, en realidad, saber que aún somos capaces de luchar contra la desmotivación, la apatía, la comodidad, la desilusión, el hastío o la saturación…
Eso me hace sentir bien.

Yo nunca supe de ideologías ni de política hasta que la democracia, por suerte, llegó a nuestro país; por aquél entonces descubrí, en mi incipiente adolescencia, que no todos pensábamos igual ni queríamos las mismas cosas.

Descubrí que cada persona, de repente, podía ignorar o defender sus ideologías, en el caso que las tuvieran.
Que tímidamente se podía empezar a hablar de cosas que me eran prácticamente desconocidas hasta ese momento.

Durante esos años fui conociendo nuestra historia más reciente, aprendiendo valores nuevos, que empecé a considerar, social y personalmente, importantes; a pesar del desinterés, las dudas e incluso la desconfianza de muchas personas respecto a temas relacionados con la política y la democracia; sin embargo aún sigo sintiendo una emoción especial cuando tengo ocasión de depositar mi voto.

Me vienen a la mente todas esas personas que lucharon o dieron su vida por defender la libertad y sus ideas; me parece irrespetuoso e indigno no valorar esas vidas perdidas que hicieron posible que hoy en día, en paz y libertad, simplemente podamos ser capaces de elegir.
Por eso, y espero que durante muchos, muchos años podamos seguir defendiendo libremente nuestras convicciones y eligiendo a los representantes en nuestras instituciones.

A pesar de la insatisfacción, de la escasa credibilidad que a veces logran transmitirnos los políticos, yo me mantengo fiel; no sólo a mi manera de pensar, sino a todos aquellos que, mientras nosotros depositamos nuestro voto en una urna, hubieran querido, o aún desean, poder hacerlo algún día.




Intéprete: Vainica doble - Dos españoles, tres opiniones

Imagen: Alfonso Sánchez

10 comentarios:

Ligia dijo...

Me parece muy bien, Isabel. Yo reconozco que me emocionaba al principio de la democracia cuando iba a votar. Sin embargo, me he ido desencantando con los políticos. Acabo de ir a hacerlo y prácticamente no había nadie. Abrazos

Ŧirє dijo...

totalmente ed acuerdo contigo....
me aprece una falta de respeto no acudir a ejercer nuestro derecho al voto...
ademas....alguien tendra que decidir..
porque delegan la responsabilidad en otros?
cada vez que dice alguien ...
soy apolitico... no lo entiendo...
NO SE PUEDE SER APOLITICO...
es simplemente lavarte als manos de lo que pasa a tu alrededor...
el pais lo debe de gobernar alguien....nos gustoe o no nos guste...y es nuestro deber y responsabilidad...ayudar a elegir quien debe hacerlo...
es algo que va mas alla de la politica....
es cuestion de civismo....

no se...perdon pero me extendi demasiado...
es que este tema me afecta...


un saludo isabel..
encantada de visitarte

Le Mosquito dijo...

Me parece casi bien tu aportación, Isabel. Una aportación más que debe ser respetada democraticamente.
Y digo que me parece "casi bien", porque tachar de "irrespetuoso e indigno" el no ir a votar, me parece muy poco respetuoso con una opción tan democratica como la de ir a votar.
Irrespetuoso e indigno me parece el acaparar la atención de los votantes sobre dos fuerzas políticas. Irrespetuoso e indigno me parece, también, el que esas dos fuerzas políticas estén muy alejadas de sus promesas electorales (electoralistas, por tanto).
Ni tú ni yo sabemos qué harían con sus democráticas opciones (votar una candidatura, votar en blanco, abstenerse...) aquellos luchadores (unos vivos, otros muertos) que hicieron posible el sufragio universal, hoy por hoy, irrespetuoso e indigno en lo que a la publicidad de las candidaturas se refiere y, por tanto, parcial para unas, y tendenciosa para otros.
La democracia es grande, sí, y no es precisamente quien se abstiene el que la hace más pequeña.

Gwynette dijo...

A pesar del desencanto, voté. :)

Besitos

Isabel dijo...

Ligia, es verdad que el desencanto, por llamarlo de algún modo existe, como también para otros las ilusiones; los políticos pasan, pero las ideas quedan; y eso es algo que nadie nos puede quitar, está claro. Un abrazo.

Fire, el voto , un derecho y un deber ciudadano, cierto es; la libertad de decidir nuestra propia opción está por encima en una democracia.
Hay que respetar todas las opciones; aunque cada uno, pueda pensar distinto. Todo, legal y cívicamente hablando, es respetable. Gracias por exponer tu respetable opinión, espero que aquí, con el mismo respeto, quepamos todos, amiga. :-)

Le mosquito, gracias por opinar, enriquecer y complementar nuestras diferentes opiniones.
Como digo con anterioridad, quiero y espero que aquí quepamos todos, con total y absoluto respeto; nunca he dicho, aunque se me haya podido interpretar así, que la abstención sea una opción irrespetuosa o indigna; he dicho que así me lo parece el hecho de olvidar o no valorar a los que hicieron posible que hoy podamos elegir. Yo, vote o no, que si no recuerdo mal sólo he dejado de votar una vez, siempre los tengo en mente y me siento agradecida igualmente.

Todo lo que dices me parece muy cierto, de ahí el hastío de tantos; cuando las opciones no me han parecido válidas he votado en blanco; y eso que aquí, aún, no nos obligan a votar como en otros paises, amigo.

Somos afortunados, mirándolo bajo esta perspectiva, de poder elegir; hasta cierto punto, claro....Esa es la grandeza de la democracia, y te puedo asegurar que estoy totalmente de acuerdo con tu última frase.
Igualmente sigo sintiendo una emoción especial cuando veo tranquilamente a las personas votando. Un abrazo y gracias por hablar claro, amigo.

Gwynette, pues creo que hiciste lo mismo que yo,amiga.Pudimos hacer oír nuestra opinión,aunque el desencanto nos haga mella,somos afortunadas de poder elegir aún; aunque pensemos que nuestro voto no va a cambiar las cosas,o sí, yo me siento feliz de poder expresar mi humilde opinión.Un besote.

ROSA dijo...

Prefiero no hablar de politica.
Besos hermanita

maria magdalena dijo...

Votar es nuestra obligacion, pero creo que la mayoria estamos cansado de las mentiras yde los sinsabores de la politica, pero bueno... es nuestra obligacion.

Isabel dijo...

Rosa,pues no hables...Ssshhhh...
;-)Besitos y buena semana.

M Magdalena,cansados,demasiado cansados sí...
Pero aún así tenemos suerte,amiga.Besos.

Le Mosquito dijo...

Y gracias a ti por responder con calma.
:)

Isabel dijo...

Le mosquito,¿es aceptable otra manera de responder acaso?;-)
Un placer,como siempre...