1 de octubre de 2009

Tu voz

Hay bocas mudas,
como cerradas flores,
que abonan su silencio
tragándose palabras.


Esconden su falacia
mientras yace la verdad
tras los apretados
pétalos y labios.


Callar, a veces,
es otra forma
de mentir.

Mas conservo la verdad
mejor que el silencio.
La flor abierta,
no dentro de un libro.

Y el eco de tu voz
que permanece aún
en mis oídos.





Intérprete: Oystein Sevag - Miles away

11 comentarios:

edmundo serna ruz dijo...

Me he asomado ya varias veces a esta tu ventana y siempre ha sido grata la experiencia. Hoy parece obligado romper el silencio, así que enhorabuena por andar como abeja atareada libando tan buenos néctares literarios, ora entre flores, ora entre galaxias...
Hago mutis... salud.

Carmen dijo...

creo que he leído sobre el color de cada voz... siempre he pensado en la importancia que tiene cerrar los ojos un momento, y colorear las palabras que salen de cada boca.

un beso grande, isabel

thoti dijo...

.. es cierto que callar, a veces, es otra forma de mentir.. palabras amables y sinceras es lo que necesitamos..
.. besos, amiga..

María dijo...

No sé qué es peor, si callar para no mentir o mentir hablando, creo que son dos cosas parecidas.

Muy bonito tu post.

Un beso.

Le Mosquito dijo...

Pienso que mentir callando o sentirse callado no debería convertirse en una obsesión, que luego, vienen los ecos y no hay quien los acalle.

Camille Stein dijo...

callar es otra forma de hablar... en el silencio anida, abierto, el eco de la verdad

un beso

Brujaroja dijo...

A veces esas palabras que no decimos van construyendo un universo paralelo en el que suceden las cosas que hemos evitado, donde se vive aquello que nos ha dado miedo.
No es mal consuelo, la verdad.

moderato_Dos_josef dijo...

tu poema me dejó reflexionanado acerca de la mentira y el silencio. la música que lo acompaña, deliciosa!
Un abrazo!

Ligia dijo...

Estoy de acuerdo con lo de "Callar es otra forma de mentir", si no se trata de un silencio compartido. Abrazos

Con tinta violeta dijo...

Hermosas palabras, Isabel. Callar puede ser otra forma de otorgar o de mentir. A veces callar es dejar que hablen quienes dividen, enfrentan, o no dejan lugar para la esperanza.
Necesitamos oir y pronunciar palabras de amor y verdad.
La música deliciosamente perfecta...¡Olé!
Besos
Paloma.

Jhwh dijo...

"Tu voz, en mí, es mi salvación, tu voz es mi perdición", que cantaran los "Danza Invisible.

Bsos.