20 de abril de 2010

Un paso

Un paso, dos pasos…
Comienzo el camino.
Tres pasos, cuatro…
Me ponen la zancadilla.

Cinco, seis…
Tropiezo.
Siete, ocho pasos…
Me quejo.

Nueve, diez...
No sirve de nada
¿Once o doce?
Pierdo la cuenta.


Caigo.
Quizás trece.
Mala suerte.

Catorce pasos…
No sé a dónde voy.
Quince…
Regreso.

Dieciséis…
Volver a empezar.
Uno, dos…
Paso firme.

Tres, cuatro,
cinco, seis…
Dudo.

Siete, ocho…
Tengo miedo.
Nueve, diez…
¿Y si vuelvo a caer?

Once, doce….
A medio camino.
Trece, catorce,
quince, dieciséis…

Caminar.
Diecisiete, dieciocho…
Hoja de ruta.
Diecinueve, veinte…

Avanzar.


Imagen: Lucem

7 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

así es la vida caminar a trompicones, caer, y volver a empezar, pero siempre avanzar.
Saludos!

sísifo dijo...

Y como dice un amigo mío: No dar un paso atrás ni para tomar impulso!!
Aprendiendo a cada paso; aunque la lección no siempre sea buena siempre aprenderemos algo.
Un abrazo.

Francisca dijo...

Te invito a visitar mi nuevo blog de ilustraciones y textos breves http://mandamientosdementira.blogspot.com/
Saludos!
Fran

Walden dijo...

Megnífico poema, estupendo ritmo. Qué buena descripción de la vida.
Me ha encantado.
Un beso.

Con tinta violeta dijo...

Me maravilla lo pegadas a la realidad que están tus descripciones, en prosa o en verso, da igual. Haces una buena descripción de nuestro camino diario y el final me dice que no crees en las historias circulares ya que, aunque tengas que volver a empezar, siempre partes de un punto mas avanzado.
Eso es positivo. Avanzar es vivir.
Besos.

Caminante dijo...

Eso mismo es lo que hacemos todos cada día, caminar, dar pasos, afrontando nuestros miedos, perdiendo la cuenta, tropezando y volviendo a empezar. Es la vida.

Besos.

simply blue dijo...

siempre es así, es parte del camino de la vida, de aprender, las caídas solo nos hacen un poco más fuertes, más sabios minimamente.....tropezar en nuestro destino...