16 de junio de 2010

Descúbreme

Adéntrate en mi alma,
sin miedo, hasta el fondo.

No te imagines mi estancia
ni adelantes sus adornos.

Descúbreme como el ciego,
que nunca mira a los ojos.

Para saber quién soy
tendrás que buscar más hondo.

Y descubrir las heridas,
mis deseos, los recodos…



Mis parvas necesidades,
mi capacidad de asombro.

Las virtudes y defectos
que llevo sobre mis hombros.

Las verdades y mentiras
de mis labios bulliciosos.

Nadie dijo que fuera fácil,
pero difícil tampoco…

Si deseas conocerme
sabrás encontrar el modo…



Imagen: Galatea de las esferas - Salvador Dalí

14 comentarios:

Antonio Alfonso Alonso dijo...

En tu casa o en la mía? Jejeje...

Blue dijo...

Ya tus versos te descubren, hablan de ti, y bordan un perfil que se descubre en tu poema.


abrazos
Blue

Marisa dijo...

Arduo trabajo el que propones en nuestra sociedad a contrarreloj, aunque...quizá sea mejor pensar lo contrario...

Preciosos versos, Isabel.
Un abrazo.

Isabel dijo...

Antonio, eres un "bichito"..jajaja.;-)
No te encuentro demasiado por aquí,espero que no sea porque lo que aquí descubras no te agrade demasiado... :-)
Un abrazote.

Blue, creo que lo has entendido a la perfección,amiga.
Un beso y gracias por descubrirme cada día ... ;-)

Marisa, para algunas cosas hay que olvidarse del tiempo y disfrutarlas poco a poco, saboreándolas...
Quizás porque son las que merecen la pena...Un gran abrazo para ti,amiga.

Jhwh dijo...

Delicioso.
Bso.

Con tinta violeta dijo...

Muy hermoso texto, y bello el reto que propones...a veces olvidamos que para encontrar un tesoro hay que dedicar tiempo, tesón y esfuerzo. Lo queremos todo fácil y ¡ya! y las personas no funcionamos con esos condicionantes.
Abrazos!!!

Isabel dijo...

Amigo Manolo,muchas gracias; tú si que eres todo un descubrimiento para mi. :-)
Un besote y hasta más ver. :-)

Paloma, a mí me gusta tomarme las cosas con calma,sobre todo cuando son importantes.
¿Acaso la prisa es buena consejera?
Para descubrir y conocer a las personas hay que entregarse mutuamente un tiempo precioso,amiga.
Gracias nuevamente por tus palabras, siempre bienvenidas.Besos.

Walden dijo...

Ayer escribí un comentario pero se ve que al final algo falló.
Me ha encantado tu poema, Isabel. Luego me han surgido preguntas. Por ejemplo, ¿quien escribo estos versos es porque no se siente descubierta aún? ¿o es cómo le gusta que sea la relación?
¿Lo más importante no es lo que vemos de los demás?
¿Si te tengo que descubrir es que hay algo que no me dices?

Perdona, no proceden mucho estos comentarios tan prosaicos en este contexto, es solo que me he puesto a pensar en el contenido de lo que dices. Se ve que no estoy muy lúcido tan temprano.

Un beso Isabel.

Estrella Altair dijo...

Bonito.. y sentimental..

Me gusta

Un beso

Marinel dijo...

Precioso...
Indagar,descubrir...legar al fondo de tu abismo para saberte con certeza.
Y así ha de hacerse con cada ser humano,si de verdad se desea conocerle realmente,aunque no todos sabemos decirlo así.
Me ha gustado mucho cada verso.
Besos.

Isabel dijo...

Jaja, Walden, gracias lo primero y respondo ahora a tus preguntas… (¿¿Deformación profesional, acaso ??? …jejeje) ;-)

Mas bien el sentido de “descubrir” viene por cómo me gusta que sean las relaciones, no en sí por el hecho de querer darle trabajo extra a los demás y que se apliquen el cuento, sino porque considero que para conocerse hay que ir descubriéndose mutuamente, y digo mutuamente; me gusta el “quid pro quo”, digamos. Aunque en el poema pueda parecer que es una demanda, yo personalmente también suelo ofrecer lo mismo.

Respecto a la siguiente pregunte te diré que ver, lo que se dice ver, solemos ver poco la realidad de los demás; y tan importante es lo de fuera como lo de dentro, pero pienso que las cosas que más deben importar siempre están más dentro que fuera y eso requiere un cierto interés personal, un no dejar que los demás sean los que actúen, sino que interactuemos también nosotros cuando tenemos alguien delante. Hay que descubrir y dejarse descubrir, así debería funcionar,¿no?.

Es evidente que no podemos obligar a nadie a mostrar interés por nosotros si no lo tiene; hablo sólo en relación a las personas a las que evidentemente les interesamos y nos interesan por alguna razón particular. Claro es mi punto de vista.

En verdad, respecto a tu última cuestión es cierto que no decimos nunca todo sobre nosotros; no por el hecho de encubrir algo, que también es respetable, sino porque no vamos por ahí proclamando nuestra vida a todo el mundo por lo general.

Pero referente a una relación personal, sea de la índole que sea, me parece emocionante e interesante el hecho que dos personas demuestren interés mutuo por descubrirse, darse a conocer; no con morbosidad sino por la maravillosa sensación de abrirse al mundo de los demás, especialmente cuando el interés es correspondido.

Me fascina no quedarme en la puerta y pasar al fondo de las personas; lograr algo así es todo un “descubrimiento” también para mí, Walden,y me congratulo por ello, aunque eso lleva su dedicación y, la mayoría de las veces, su recompensa..Digamos que conocerse es tarea de dos, al menos; y muy bonita y gratificante…

En fin “descubrir” también es dar a conocer de algún modo, pero me gusta mucho más cuando ese descubrimiento es con permiso mutuo, quizás sea la única manera de conseguirlo, pienso..

Quizás este poema, que es uno de mis favoritos, también lo describe bien; porque descubrir es una actitud ante la vida y ante los demás al fin y al cabo. Te escribo el poema por si te gusta; igual si no lo conoces te puede algún día venir bien..…

Aclaro que, aunque el poema habla del corazón de una mujer, yo lo aplicaría a todo el mundo, sea del sexo que sea…



"No entrar como turista en el corazón de una mujer
haciendo fotos
dejando latas de cerveza
buscando sólo catedrales inmensas
y estatuas transparentes
con la mochila llena de mapas
y haciendo comidas rápidas
hay un país
siete ciudades
una cordillera y un invierno
en el corazón de una mujer
no bebas allí sólo un vaso de mar
no entres en avión
toma el tren de la media luna
no reveles allí tus fotos en una hora
si no hace demasiado frío
entra desnudo
no lleves paraguas
y sobre todo no tales árboles
en el corazón de una mujer
no acostumbran volver a crecer."

José María Zonta (Costa Rica, 1961)

Espero que te guste.Un besote,amigo.

Isabel dijo...

Estrella, muchas gracias por tu visita y quiero decirte que todo lo escribo con sentimiento y de forma sincera...Una es como es,qué le voy a hacer jaja.
Un abrazo,amiga.

Marinel,agradezco la amabilidad de tus palabras; es también una buena manera de "descubrirte" desde luego... ;-)

Que tengas un buen día,amiga.

Os deseo un excelente fin de semana a todos... Sed felices...
Besos.:-)

Anónimo dijo...

Solo tú. Eso es tu poema.

Besos querida Isabel.

Candela

Isabel dijo...

Candela,qué lujo tenerte cerca,amiga...
Un besazo y gracias......