2 de julio de 2010

A día de hoy

No temo la agonía sino el olvido;
no recordar las veces que pronuncias mi nombre
ni las miradas furtivas que buscan mi pecho.

No saber desandar los pasos que damos
para inventarnos a cada instante.

A día de hoy ignoro las vueltas
que he dado alrededor de tu mundo
entre besos y abrazos.


Tengo miedo de olvidar
el atajo de migas de pan
que dejas hasta tu boca.

Miedo de quedarme esperando
que una puerta no se abra
ni me invoques al beso diario.

Recelo del vacío que está acechando;
de los huecos y las ausencias,
de las noches largas.

De la incertidumbre que flota
en el aire sin saber
qué nos separará mañana.

10 comentarios:

Aleksander Nagi dijo...

Entrañable Isabel,
… vengo aquí, antes de darte las gracias por tus palabras en mi blog, para decirte aquí: GRCIAS!!!
… gracias por todo lo que dices, por todo lo que escribes, por todo lo que expresas con tu pincel en el lienzo mío y también en los lienzos de los demás.
… gracias por la voz de aliento que das… por esa mano que con su paso por un teclado escribe palabras como si fueras acariciando el alma.
… gracias por las fotos, si, estos oleos que te los da el cielo, pero, tus ojos y tu lente nos hacen pensar, sentir, viajar a través del tiempo y el espacio.
… palabras y sonido que van penetrando la conciencia y sus sentidos, con el don de llegar hasta subconsciente y hacernos cerrar los ojos, volar entre nubes, océanos, sentir el olor del mar, respirar un aire con olor a arco iris y a jazmín...
… Isabel,
… ah del olvido!
... como es en ocasiones de duro el recuerdo, Es más doloroso el recuerdo hermoso, que nos hace levitar unos instantes, viendo en los parpados cerrados letras escritas, trayendo una voz amada y entrañable,
… si así es el recuerdo, ¿Qué podemos decir, entonces, del olvido?...
… el olvido es cruel y más aun cuando el recuerdo es con aroma a lilas y un sabor a primavera…
… y a veces uno piensa: ¿Cuál será más difícil: que nos olvidan o, más bien que olvidemos nosotros?
… en cualquier situación, todos, absolutamente todo, entre recuerdos y olvidos, nos pulen por dentro, y nos hacen mejores guardianes de los tesoros de la vida…
… un beso y un abrazo
… gracias por estar y existir.

Isabel dijo...

Gracias a tí,Aleksander por la amabilidad que derrochan tus palabras.Que disfrutes siempre de tiempos mejores.Los mereces.;-)
Un abrazo. :-)

Con tinta violeta dijo...

Pasar por tu página es entrar en un mundo mágico, en el que las palabras construyen, evocan, despliegan sentimientos. Perfecta la ilustración. El tema, triste y profundo. Sin embargo yo creo que cuando un amor así existe es imposible que le afecte el olvido. Ese reguero de migas del que hablas...esa puerta que a pesar de nuestros medos siempre se abre...ese mañana incierto. No, no puedo creer que si es amor no será mas fuerte que cualquier circunstancia por dura que sea, y a esa esperanza yo me aferro...
Texto insuperable.
Besos!!!

Isabel dijo...

Paloma,tus comentarios son como una conversación entre amigas con un café por delante...
Intercambio agradecimiento por opinión sincera. ;-)
Gracias y un fuerte abrazo.

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

a dia de hoy...todavia me golpea el recuerdo...
precisas palabras...¡¡¡
un abrazo isabel

Isabel dijo...

Amiga,el recuerdo ,a veces, es la cicatriz de una herida curada...
Si duele es que aún está sin cerrar...

Aprovecho para reperirte que me encanta tu blog, porque tú,amiga, eres muy especial... :-)
Un abrazo fuerte.

Walden dijo...

Te digo, una vez más, que deberías mandar a publicar. Así luego podré recordártelo de vez en cuando.
Hermoso poema. Me quedo un ratito releyendo y con la música.
Un beso.

Isabel dijo...

Querido Walden,te agradezco tu motivación,es que tú me lees con muy buenos ojos jaja...
Para mí no lo merece;quizás porque no me lo tomo tan en serio,sino como algo que hago porque,simplemente, me gusta.
Un besote.:-)

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Genial siempre Aute; genial suenpre tu blog.

Un saludo

Isabel dijo...

Y genial es que tú, Enrique, nos dejes también tu poesía...
Muchas gracias por tus palabras y te deseo siempre lo mejor,amigo. :-)
Un abrazo.