9 de septiembre de 2010

Cómplices

A veces el aire besa mi frente y me rodea con la sensación del viejo amigo que me recibe.

Yo me dejo abrazar, cerrando los ojos y acelerando el pulso.

Todo sucede en unos segundos, pero mi alma se queda profundamente serena.

Nadie lo percibe; mientras sonrío y me siento la mujer más afortunada del mundo.
Será por tener siempre el alma al aire…


Imagen: hippo-hand

7 comentarios:

Ligia dijo...

Qué bueno, dejarse abrazar por el aire. Y claro, así lo dice la canción. Abrazos

Blue dijo...

Es la brisa, que deja en los latidos, la serena quietud, a disfrutarla, y a explayar las alas, junto a ella.

un abrazo y lindo finde

besos
Blue

edmundo serna ruz dijo...

Canelita en rama, que te rodea por tientos,
como la chiquilla que eres, que descalza baila entre los charcos del alma adentro,
si te chillan porque te mojas, tu te ríes porque lo vas sintiendo,
que tu mejor danza es con el aire, la que te pide el viento.
Envidia de gitana afortunada con el alma al aire y tal vez los sueños.

Walden dijo...

Seguramente no habrá una sensación de libertad más económica y placentera.
Un beso.

El búho rojo dijo...

Y no es bueno que el alma se airee???

Un beso

thoti dijo...

.. me has hecho respirar profundo..

.. un beso (que también es aire) hasta allí mismo donde te encuentras, Isabel..

Ra dijo...

Bonito bonito (para variar ;) )