20 de febrero de 2007

Hasta donde mi alma pueda...

Sumergiéndome bajo frondosos árboles que se acurrucan, mientras el sol de la tarde roza sus copas, ensombreciendo la serenidad
donde habitan.


Algunos débiles rayos atraviesan la verde cúpula que me cubre; sola entre troncos delgados, rugosos, altivos; tan fuertes, crecidos y cercanos que se asemejan a
mis propios pensamientos.
Como un asceta elevo mi vista, no me basta este techo para mis sueños.

Mi mente al descubierto, sin fronteras, sin tejados donde descansar esta serena y creciente copa de lo que espero.
No tengo cima si miro alto; siempre miro más lejos de lo que veo.

Que no me tapen mis sueños con verde manto ni azules cielos, o con estrellas y nubes, ni sol ni espejos.
No necesito más que lo que pienso, más allá de esta fronda espesa que en mi mente habita, donde dejo correr un manantial de árboles amigos y los cercanos sueños que crecen junto a ellos.

No quiero tala, ni cerrar mis alas bajo este tupido cielo de cosas que no suceden o de sueños que nunca fueron.
Siempre tengo el alma en ascuas, planeando sobre lo incierto.

Echándole leña al fuego de lo que siento, si es que pienso en alto, o bajo estos troncos sedientos, que cuando los miro, siento tanta sed como ellos.
Sed de lograr, de sentir, de vivir y de amar.

Sed de mi propio cuerpo que quiere beber despacio, sorbo a sorbo, beso a beso todo este afán que es la vida, con locura y sentimiento.
Sed de beber despacio este espacio de mi tiempo, sin prisa y con aliento.
Hasta donde mi alma pueda, siempre, llegar más lejos...

11 comentarios:

Itoitz dijo...

Tus oalabras me han recordado algo que viví recientemente: Querríamos, sin duda, edificar y quedamos.
Descansar un poco, tomarnos tiempo
para alimentar a los gatos
y beber despacio.
Querríamos, sin duda, intentar
el "no saber" a su debido tiempo
ensayar el estupor, la ignorancia.
Ese podría ser un buen principio.
Otro.

nadaquedemostrar dijo...

...la música que añades a tus escritos es perfecta. Esta demostraba claramente un alma inquieta.
Gracias, además de por tus bellos escritos por descubrirme música que no conocía.

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

.. que nada, ni nadie, tape tus sueños.. que encuentres siempre dónde calmar tu sed.. que llegues siempre más alto y más lejos.. que seas más fuerte y alcances nuevos espacios.. hasta donde tu alma desee..

JuanMa dijo...

¡Qué bonito, Isabel!
Siempre hay que mirar más lejos. Siempre hay que seguir sediento.
Un beso,

el búho rojo dijo...

Tremendamente hermoso Isabel.

Enhorabuena... creo que a algunos nos regalas las palabras exactas para que podamos expresar sensaciones adormecidas y devolverlas a la vida intensa que en muchas ocasiones, nos olvidamos que está ahí...

Isabel dijo...

Itoitz:en muchas ocasiones es verdad que hubiéramos querido no saber lo que sabemos,así tal vez la vida la viviríamos de otra forma,no sé...:-)

Nadaquedemostrar:Me alegro de que te gusten las músicas que escojo;a mí la musica me parece una de las mejores formas para expresar nuestros sentimientos,entre otras,por supuesto.Un beso.

Poeta:¿quién te puede oír para que se cumpla lo que dices?:-).
Gracias nuevamente, Thoti.

Juanma: Muchas gracias;a veces no todo lo que escribo son simples palabras,sino realidades...Un beso.

Buho:Querido Pablo,qué bueno leerte por aqui, ya que no puedo en tu blog;vas a tener que hacer cambios y seguro que te alegras.;-)
Gracias por tus amables palabras,sé que tu no tienes adormecidas tus sensaciones y ganas de vivir como quieres. Adelante siempre...Un besazo.

almena dijo...

mmmm "no tengo cima si miro alto..."
es casi como un lema, como un destino a conseguir.

Un beso!

marcia dijo...

Nunca cierres las Alas!!


cariños

Hanna dijo...

Hermoso
Siempre encuentro fuerzas en tus palabras.
Un grande beso, Hanna

ahhh dijo...

Me ha encantado, especialmente el final, tan positivo, tan vivo.
Al respecto me viene al pelo el microrrelato que puse en mi blog:
"El número uno es el primero en llegar al final. Si me lo permiten, yo prefiero ser el último".

Pues eso, a ir despacio, a disfrutar y paladear cada segundo de vida, y que el final tarde todo lo posible el llegar....

Isabel dijo...

Almena:es cierto que si miramos alto perdemos casi la visión en la lejanía, pero no perdemos los ideales...Un beso :-)

Marcia:Intento no cerrarlas mientras ellas aguanten el viaje y los malos vientos...Gracias.;-)

Hanna: Tú ya tenías las fuerzas desde antes;sólo que lo habías olvidado.;-)Un besazo.

Ahhh:Exacto,consiste en saborear la vida,no en consumirla de cualquier manera.También tenemos que aprender a lograrlo...Un abrazo y gracias.