2 de febrero de 2007

Primeros auxilios

Dicen que tan sólo por un justo podría salvarse este mundo nuestro, mientras que para salvarme a mi simplemente me basta la ternura...

No soy complicada; las cosas más sencillas me distraen de lo complejo que se empeña en transformarse el día.

Entonces mi paciencia aplaude rendidamente en esa escena, justo cuando mis oídos se cierran a la vulgar insensatez.

Pero hoy conseguí no desviarme de mi trayecto, tan sólo me salté el semáforo en rojo de la desidia, que me obligaba a frenar; aceleré un poco por la templada bonanza de la tarde mientras nadie me veía y busqué un pequeño aparcamiento entre la esperanza y la serenidad.


Cuando, por fin, sentí que estaba en el lugar que quería estar, pude soltar el freno a mis ilusiones; fue entonces, cuando más ilusiones tenía, que pude comprender que, por cada una de ellas que se queda en el camino, siempre hay otra esperándome en este gran almacén en el que se ha convertido mi alma, ese lugar donde guardo todo lo que necesitarían mis más que probables emergencias.

Nunca olvido viajar con este botiquín de primeros auxilios bien provisto de sensibilidad.
Pero si algún día me sucediera un imprevisto recuerden siempre que me basta la ternura para salvarme...


11 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

Algún ministerio debería obligarnos a llevarlo obligatoriamente en nuestros desplazamientos, como los triángulos o el chalequito de marras

Itoitz dijo...

Yo siempre llevo un botiquin de historias y recuerdos. Los instantes fugaces, los efímeros momentos de la vida, que conservo en mi memoria o en el corazón son los que me auxilian en caso de necesidad. Las emociones, la sensibilidad o la ternura son los mejores analgésicos contra el dolor.

LlunA dijo...

Me gusta!! No hay que perder nunca las ganas, ni las ilusiones ni los sueños...hay que vivir la realidad, sí, pero siempre hay un huequito para la fantasía...y por supuesto para el cariño, la ternura... ;)

Frank Nicotine dijo...

Que bueno que lo veas de esa forma. Recorrer el camino cabalgando sobre una obesa ilución luce bastante reconfortante.

En mi opinión, las ilusiones tiene su propio peso y tarde o temprano terminan por dificultarte el camino. Es la razón por la que los anacoretas que recorren las arenas del Sahara no lleven sobre sus hombros un enorme barril de agua...una simple bota basta (aunque una lata de cerveza pesaría menos; bueno, no aprecian la sabiduría occidental)

En estos tiempos que corren no hay nada más sano que ser un filibustero desvergonzado, un ojo perspicaz que mira con curiosidad y avidez bajo las faldas del mundo; pero ya se que eso no va con tigo; eres de las que toma el camino largo..; bueno, disfrútalo.

¡Saludos mademoiselle Isabel!

Isabel dijo...

Sr.Detective,no dejemos en manos ministeriales algo tan personal como la ternura,la emoción...
El poder acaba cambiándolo todo;no, dentro de nuestra cabeza ésta todo mejor guardado, para no olvidarlo nunca....
Mis saludos y gracias por mejorar siempre este lugar.

Itoitz,yo más que como analgésico,lo uso como estimulante;además no tiene efectos secundarios... ;-)
Gracias por tu comentario tan sincero.

Lluna: todo lo que vivimos es pura realidad,incluídas nuestras emociones...¿Por qué ibamos a prescindir de una de las mejores cosas de la vida?Un beso y gracias por opinar también.

Sr.Nicotine:tomemos el camino que tomemos,todos llegamos al mismo lugar;pero, por suerte, nos queda la libertad de decidir cómo queremos recorrerlo...
Ahí radica lo bueno de vivir, en el hecho de que nadie nos puede imponer cómo queremos sentirnos.Por suerte.
Ha sido un placer que haya decidido que su camino se cruce hoy con el mío.Gracias ;-)

Gasper dijo...

En estos últimos días me he cruzado con varios botiquines de primeros auxilios lleno de esos "elementos" que enaltecen el alma y aceleran los corazones.
Es verdad... Debería ser obligatorio llevarlo con nosotros junto a los bolsillos llenos de amor.

Te mando un beso grande... y lleno de ternura

Maria Cristina dijo...

Que lindo post, si yo tambien quiero pasarme el semaforo rojo, para poder vivir nuevos sentimientos que afloren mas mi corazon y alma, tener mi botiquin de primeros auxilios cargado de chocolates kiss para poder mas besos y abrazos a la gente que adoro... me gusto mucho tu psot, saludos para ti

Toy folloso dijo...

Si pones música de este grandioso sintesista nórdico, ya me puedes apuntar para un par de visitas semanales.

Isabel dijo...

Gasper,encontrar cosas asi por el camino siempre nos alientan a seguir...Abrazos.

Maria Cristina,me alegro de que te gustara.Espero que siga gustándote si me visitas en alguna otra ocasión.
Besos para la tierra boliviana.;-)

Isabel dijo...

"Sr.Motero",me alegro de que le guste esta música también.
Nunca sé qué tipo de música se me ocurrirá poner,pero siempre suelo poner algo que asocie con lo que escriba o sienta.

Lorena dijo...

Precioso. Siempre nos salva la ternura...un abrazo, una palabra bonita, una sonrisa, un beso...¿es que se necesita más? Por muy mal que vaya todo, el amor nos cura todas las heridas. Un gran beso!