9 de noviembre de 2007

Alegría...

No sé la causa, pero hoy recordé una sensación que, desde mi infancia, está ligada a mí y que aún sigue provocándome gratas experiencias.

Todavía, con mis “taitantos” cumplidos, se me van los ojos tras los columpios, esos provocadores que me llaman cuando no hay nadie y me invitan a darme unos relajados balanceos…

Nada me hacía más feliz que esos vaivenes impulsándome hacia lo que yo creía el cielo, mientras unas simples cuerdas y los brazos robustos de algún árbol sostenían mi liviana y momentánea ilusión en los días de campo.

Con el aire sobre el rostro, feliz, volaba más veloz mi imaginación que mi risueño cuerpo sin alas, temiendo volver a tocar el suelo con las puntas de mis pies y terminar ahí mi aventura aérea infantil.

Aún puedo volver a sentirme niña y columpiarme sobre mi pasado, rozando con los recuerdos el borde magnífico de las nubes,mientras mi presente se balancea entre las sombras de esos entrañables columpios..


13 comentarios:

Nosotras mismas dijo...

Eso sí que es felicidad. Una felicidad que va y vien y solo se detiene cuando quieres tu.

Besos.

thoti dijo...

.. a raíz de tus pensamientos me pregunto que hay más feliz que un niño soltándose de la tierra, que le sujeta, hacia el cielo que una y otra vez alcanza, y le libera todas sus fantasías, alegrías e ilusiones..
.. besos voladores, amiga..

Gwynette dijo...

http://www.tu.tv/videos/columpio-que-se-mueve-solo-en-argentina


He visto en la tele un reportaje que me puso los pelos como escarpias...un columpio que se mueve solo en Argentina..dia y noche !!! arggggggg o_O


Besos

Isabel dijo...

Nosotras mismas,soy de las que piensa que la felicidad no va y viene, sino que siempre tenemos esa elección dentro de nosotros;otra cosa es que la suerte nos acompañe...Un besote.

Thoti,¿qué otra cosa hay más feliz que un niño?Es cierto,sin embargo, yo respondería que un niño feliz;cosa que no sucede siempre,por desgracia...
Que pases un feliz fin de semana,amigo.


Gwynette,no me he reído del video en absoluto,siempre es inquietante algo asi,pero sí mucho con uno de los comentarios que dice:"no es el columpio lo que se mueve ,es Argentina que se tambalea..."
Menos mal que se lo toman con humor..jaja
Gracias por soportar otra vez el tema columpios,al menos el mio no es inquitante.jaja.Disfruta el fin de semana.

mandarina azul dijo...

Isabel, ¡colúmpiate! Mira, el domingo pasado, sin ir más lejos, volví a subirme un columpio. Ya bastante nos columpiamos en la vida sin quererlo como para no poder darnos el gustazo de subirnos a un columpio aunque tengamos "taitantos". ;)

Un besote, y encantada de venir a tu casa.

Servalabari dijo...

¡Dios cuanto retraso llevo...!!! No llego a leerte en el día, no me da tiempo a comentarte algo... Mi vida no puede seguir así, tengo que parar un poco...
En fin, me voy a la cocina otra vez...
;-))

Isabel dijo...

Mandarina,qué aroma cítrico y fresco dejas tras tus palabras.Son un placer,gracias.Un beso.:-)

Isabel dijo...

Amiga mia,jajaja, es que esta cabeza mía no para mucho y tengo más tiempo que tú,evidentemente...
Pero aquí quedan mis palabras para cuando puedas y quieras.;-)
Besitos.

El búho rojo dijo...

Y quién leches ha dicho que debemos de dejar de ser niños ???

Nada, nada... cada vez que se pueda, hagamos uso de los columpios, de la niñez...

ahhh dijo...

No dejes nunca que te abandone esa niña que llevas dentro, nunca, solo así podras seguir contándonos cosas tan hermosas como ésta, para recordarnos que seguimos siendo esos niños que fuimos, sólo que con algunos años más encima...

un beso

Isabel dijo...

Pablo, de la niñez poco uso hago ya,tan solo mis recuerdos felices lo hacen,pero de un columpio....jaja,cuanto que no me ve nadie ya estoy encima,si me soporta..;-))..jaja.

Rafa,años...¿qué años?¿quién?jajaja.
Otro beso,querido Rafa,no cambies...

Chela dijo...

¡Que sugerente reflexión a partir del columpio!

Vivimos columpiándonos, soñando tocar el cielo como tu dices. Lo importante es disfrutar de esa sensación.

un beso.

LlunA dijo...

Gracias Isabel por recordarme esos momentos...casi los tenía olvidados...el viento en mi cara y a punto de alcanzar las nubes, el sol...era increible, me encantaba!!
Besote