3 de diciembre de 2007

Interrogantes

¿Cómo serán nuestros pensamientos
mientras dormimos?

¿Serán, acaso, más libres?

Tal vez, se nos escape lo mejor;
pero no podemos ir tras ellos…
¡Cuántas cosas nos quedan por entender...!

8 comentarios:

thoti dijo...

.. hacerse preguntas dicen que es de sabios, que no de sabiondos.. los sueños ya se encargan de digerir, de alguna manera, lo que la realidad no siempre nos sabe o puede ofrecer..

.. besitos Isabel y feliz día..

Valle dijo...

Decía A. Machado: "Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar".
No creo que nuestros pensamientos sean más libres mientras dormimos, sólo más inconscientes; dicen que en los sueños es donde se manifiesta nuestra realidad más oculta...
Un beso

Nobska dijo...

Estoy muy deacuerdo con el comentario anterior de Valle. Quisiera hacerle esta misma pregunta a un psicoanalista, a ver que me puede decir ... Otro abrazo más.

LlunA dijo...

jejeje mi cabeza va loca cada noche...si es que hay mañanas que yo creo que me levanto más cansada de lo que me acosté. va a días...va a noches...
Ayssssss si pudieramos saberlo todo...que poca intriga,no? ;)
Un besote

El búho rojo dijo...

Pues si es por lo que yo recuerdo de mis sueños, que afortunadamente, son pocos, mis pensamientos son estúpidos...

Si hablas de esos otros "sueños" donde se nos va la noción del tiempo y se nos queda cara de idiota, entonces estaré pensando en Claudia Schiffer...

pero como bien dices... cuantas cosas nos quedan por entender, aunque no sean sueños...

Un beso

Gasper dijo...

Y más allá de los sueños... lo mejor sigue estando en despertar.

Besos soñados

mandarina azul dijo...

Pues como mis pensamientos sean como muchos de mis sueños... casi mejor que se pierdan, jaja... porque me volvería todavía más tarumba.
Sí, cuántas cosas nos quedan por entender. Pero te pones a pensarlo, y, en parte, es hasta una suerte, ¿verdad? Conocerlo absolutamente todo sería... buf...

:)

ahhh dijo...

Dejémos que vayan a donde quieran, y que hagan cosas sin nosotros saberlo. La vida, con un poquito de misterio, siempre sabe mejor...

un beso