10 de febrero de 2008

Un enigmático sueño

Anoche tuve un sueño que no he podido olvidar. Recuerdo que había un precioso pájaro de colores dentro de una jaula abierta; me miraba con confianza, como queriendo que me acercara hasta él.
Me fascinaba su colorido y su falta de extrañeza ante mi persona, como si fuésemos ya unos viejos conocidos desde hace tiempo.

Me acerqué a la jaula y le puse mi mano, entonces el bello y exótico pájaro se posó en ella sin miedo; así pude observar con precisión su plumaje colorista y suave, pero su mirada de viejo conocido parecía, hasta cierto punto, burlona.
Cuando más ensimismada me encontraba mirando su elegante cuerpecillo echó a volar y un miedo atroz sentí de repente.

Temí por él, intuía los peligros que podrían acecharle volando dentro de aquella pequeña casa.
Entonces, entró en el baño y se posó sobre la marmórea encimera del lavabo, resbalando, a continuación, e introduciéndose por el agujero del desagüe.
Algo extraño, pero en nuestros sueños no existe la realidad tal y como la percibimos normalmente.

Mi angustia fue inmensa en ese instante y, sin recordar de qué manera, pude llegar hasta él y extraerlo antes de que pudiera perderse, definitivamente, por el pequeño agujero.

Entonces, volví a respirar y a sentirme en paz, a pesar de que presentaba todas sus plumas mojadas y algo estropeadas; pero estaba, de nuevo, a salvo; aunque algo asustado.

Sin embargo, cuando más feliz me sentía por haberlo podido recuperar echó a volar.
Supe, instintivamente, que era su decisión separarse de mí; salió volando por una de las ventanas y me quedé sumida, de repente, en una profunda y decepcionante tristeza.
Él había elegido no permanecer más a mi lado.

Hasta aquí el sueño. Después he estado todo el día con una extraña sensación de vacío,de inquietud; como si hubiera perdido algo importante, alguna parte de mí.
Los sueños,en ocasiones, suelen ser enigmátícos,pero creo que siempre suelen encerrar algún mensaje que no alcanzamos a reconocer cuando abandonamos nuestro subconsciente.

A veces he temido que pudiera tratarse de un alegórico mensaje; como si ese pájaro, por el que mostraba tanto interés en cuidar y conservar, no fuera el dulce pájaro de la juventud, sino el de la felicidad.

18 comentarios:

Mandarina azul dijo...

Puede que fuera el pájaro de la felicidad, sí, Isabel.
Puede que no quisiera en realidad separarse de ti.
Puede que quisiera mostrarte el camino que él entiende te llevará a la felicidad que lleva por nombre.
Puede que te estuviera diciendo de la manera en que él sabe expresarse, volando, que le sigas.

Yo también pienso, como tú, que los sueños cobijan mensajes. Mensajes que recibimos o mensajes que emitimos sin atrevernos a hacerlo conscientemente.

Espero que estés mejor, Isabel.

Un besazo y buen domingo. :)

(Preciosísima la música).

thoti dijo...

.. ¡cuántas cosas que amamos y que nos gustaría conservar se nos escapan en el transcurrir de esta vida!.. y a veces esa pérdida nos deja una natural sensación de dolor y vacío.. quizás la lección que la vida nos quiera enseñar pueda ser, como una posibilidad, encontrar nuestra propia felicidad y valor dentro de nosotros mismos, dejando marchar libremente los pájaros "limitados", aún los más vistosos y queridos, que deciden y necesitan tomar sus propios caminos.. a pesar de todo, si no nos dejamos aplastar por la tristeza que envuelve las pérdidas, la vida se muestra siempre dispuesta a remontarnos en un nuevo vuelo, para mostrarnos nuevas y sorprendentes ganancias..

.. te mando un abrazo alado y un beso colorido, desde mis colinas, en esta madrugada de domingo..

Meiga en Alaska dijo...

Soy totalmente de la opinión de que los sueños nos hablan de lo consciente y sobre todo de lo inconsciente, aquello que llevamos dentro y que en ocasiones no sabemos escuchar.

Me gusta pensar que los sueños nos hablan de facetas de nosotros mismos, aunque estemos soñando con cosas externas o personas diferentes. Cada una de estas cosas representa algo que llevamos dentro, una cualidad, un sentimiento, un deseo, un sueño, un algo que no nos gusta de nuestra persona... puede ser cualquier cosa.

Quizá el pájaro sea una parte de tí misma que puedas identificar... una parte que se ha escapado, que no sientes presente en este momento... O quizá no, quien sabe. Con lo sueños sólo se pueden hacer conjeturas. Y si alguna de las que hagas te sirve para verte más claramente, bienvenida sea.

Muchos besos, Isabel. Cuidate.

Juan Cosaco dijo...

Yo creo que el pájaro es ZP que primero le abres la puerta de la jaula-urna y luego hace lo que le viene en gana. Yo siempre que sueño con pájaros me fijo en si tienen cejas o no.

Nobska dijo...

permitamos que la puerta de la jaula permanezca abierta, para que cuando la felicidad liberada retorne renovada, te regale un canto de colores jubilosos. Aqui a tu lado te acompaño esperando su regreso. Un fuerte abrazo.

El búho rojo dijo...

Pufff... dificil tema el que planteas querida amiga...

Sea como fuere, creo que la felicidad, más que un ave que va y viene, es una planta que debemos cuidar día a día, por que es delicada, pero precisamente por ello, depende más de nosotros mismos que nadie más.

Terminaremos haciendo algún día un forum con videoconferencias sobre todo esto, seguro

un beso

Gwynette dijo...

Me preocupa lo del agujero del desagüe...que misterio ! o_O
..lo de salir volando está en su condición, por eso la naturaleza le otorgó las alas...:-)

En el balcón
donde pega más el sol
mirando pasar
a los pajaros volar
no quiero saber
de donde vienen volando
No quiero saber
Adonde van...
100 pájaros volando!

Calamaro

Besos tranquilizadores :-)

Isabel dijo...

Manda,estoy mejor,sí;los ánimos siguen adelante,no tenemos otra elección y ademas es la mejor siempre.
La verdad que no hay nada que me provoque más desazón que cuando un sueño se me queda en la memoria y no lo entiendo.Siempre pienso que hay algo que debo comprender y me parece injusto que no vengan con un manual de interpretación.
En fin,esperaré a soñar algo menos extraño.Un besazo y gracias por tu interés,amiga.


Thoti,cuánta razón llevas al decir esto:" la vida se muestra siempre dispuesta a remontarnos en un nuevo vuelo, para mostrarnos nuevas y sorprendentes ganancias".
Sí, mucha razón,amigo;no podemos quedarnos parados en lo que se pierde sino en todo lo que se gana con ella.Gracias por estas palabras tan positivas,Thoti.Un besote.

Meiga,es cierto que en el subconsciente quedan grabadas esas cosas que nuestra mente después traduce y libera de forma, a veces, poco comprensible;a mí me intrigan mucho algunos sueños que recordamos con demasiada claridad,mientras que otros apenas sabemos que estuvieron ahí.El caso es que siempre creo que encierran algo revelador,principalmente y como bien dices,sobre nosotros mismos.Un besazo todavía en ascuas.jeje. ;-)

Juan C. y digo yo,¿quién no hace lo que le viene en gana,en verdad?
En fin ,hombre, seamos respetuosos con las ideologias y sus representantes,al menos mientras nos respeten las nuestras.
Aunque pensándolo bien nunca vi ningún pájaro con cejas..jaja
Un abrazo y ¡salud!;de una vez por todas jaja. ;-)

Ay Anna,tú siempre tan amable;es verdad que este sueño mío parte de una jaula, ya de por sí, abierta,eso me alivia de alguna manera; soy una mujer que le gusta la libertad,pero también es dolorosa a veces si de lo que no se puede librar uno es de la enfermedad,por ejemplo.Un besazo,amiga, lejana pero muy cercana.:-)

Pablo, ya nos vemos haciendo congresos sobre las amistades blogueras,jaja; porque en cierta medida dejan de asociarse a lo virtual para hacerse un hueco especial dentro de muestra persona.Gracias por poner siempre unas gotas de sentido del humor,amigo.Felíz domingo,que te diviertas.:-)

Gwynette,creo que a pesar de las incógnitas que me han quedado creo que esta noche voy a tener que olvidarlas para poder dormir y volver a soñar,acaso,después despertar..jaja.
La vida es sueño y los sueños sueños son,pero es que éste me dejó pensativa..jaja.
Un abrazote grande y me gustan tus dibujos,eh.

ahhh dijo...

No podemos retener nada a la fuerza, y si lo hacemos se acaba marchitando. La felicidad, la alegría, son cosas que van y vienen, moviéndose en libertad. En el momento que intentemos atraparlas, dejarán de ser precisamente eso.

Los sueños son misteriosos, pero por eso precisamente son hermosos, no intentemos descifrarlos y mucho menos, agarrarlos...


un beso Isabel

Isabel dijo...

Uff Rafa,me cuesta mucho no hallarle una explicación a los sueños,no creo que se sueñe sólo porque sí, sin algún tipo de razón,aunque sea oculta a nuestra conciencia.Pero llevas razón en algo,lo que no podemos es intentar retener algo,sea lo que sea,, eso nunca será posible.Un besazo y me alegra leerte de nuevo ,vaya;que andas muy distraído últimamente eh... ;-)

LlunA dijo...

Supongo que de alguna manera los Sueños, pretenden enseñarnos algo. Que parte de nuestra alma encierra algún secreto que mediante el sueño podemos ver o sentir, de alguna manera...
Quizás el pájaro era tan sólo una parte de ti de la que quieres olvidarte, y volando lejos te quedarás en realidad en calma, tranquila...en paz...

Un besote grande

Isabel dijo...

Rocio,dice el Talmud: "un sueño que no se interpreta es como una carta que no se lee";así que sigo sin poderlo interpretar porque caben todas las posibilidades;sí creo que los sueños que recordamos con total claridad son más inquietantes después,¿verdad?Al menos los que no les encontramos un claro sentido.Un besazo, guapa.

José Luis dijo...

Isabel, ese sueño a mí me parece que es un aviso de tu incosciente sobre un apego a algo o a alguien.
El apego lo tienes, pero por dentro sabes que debes dejar ir esa/ese lo que sea.

Suerte.

Umma1 dijo...

El mecanismo del sueño, aunque muy metafórico, está excento de cualquier embrujo poético.
Un resto diurno, una inquietud, los motores internos que encienden todo sueño... y ahí se despliegan ante nosotros, que somos sus autores y sus espectadores.

Nadie puede decirte qeu significa ese sueño, salvo quien fuera tu analista y en el contexto de la sesión.


Pero, pienso, uno tiene y cuida, a lo largo de la vida, diferentes amores a los qu debe dejar ir, para que sigan su propio camino. Y aunque parezca triste, es maravilloso. Por el que va emprender vuelo propio y por nosotros, que perdiendo en parte algo, nos abrimos a nuevas posibilidades, que se adentren en el espacio que acaba de quedar vacío.


Tenés algo que retirar de mi blog. Date una vuelta.

Un abrazo

Isabel dijo...

José Luis,leyendo tu opinión creo que dices palabras mayores,amigo;es posible que estés muy cerca del significado de este sueño..
Hay un amigo del alma, al que por "razones mayores" de salud y que están fuera de mis posibilidades también,no quiero perder por nada en el mundo.Un abrazo grande y gracias,amigo.:-)

Ana,estoy profundamente agradecida por este detalle de amistad que me has otorgado.Es posible que no corresponda en su justa medida o tal como deseas tú,pero de alguna manera mi sentimiento es de un enorme agradecimiento hacia tí y de amistad.Gracias y un abrazo de corazón.:-)

Candela dijo...

El subconsciente humano no tiene medida. Te juega malas pasadas. Te provoca sueños, tal vez con una raíz de verdad, pero luego se van complicando, creciendo, enredando.

No se que significado puede tener tu hermoso pájaro, si era la felicidad o la juventud, lo que sí se es que la felicidad son momentos, pequeñas cosas, situaciones y que en la mayoría de los casos, cuando han pasado es cuando nos damos cuenta de que eso era la felicidad.

Espero que esa sensación rara que te quedó durante el día haya pasado.

Le Mosquito dijo...

Caray, Isabel.
Ojalá, y si fuera "el de la felicidad", haya salido para encontrar pareja y volver para mostrarte unos retoños frescos.

Isabel dijo...

Candela,esa sensación se me pasó,claro,pero mis dudas no creo que se me pasen nunca,amiga.;-)Besotes.

Le mosquito,después de todo es bueno que no podamos soñar lo que queramos, de lo contrario siempre serían los mismos jaja.En fin,cosas curiosas ,digo yo...:-)