2 de febrero de 2008

Volando lejos

Hay un batir de alas en mi alma emigrante; vuelo hacia el sur, tan nómada, como el viento.
Voy siguiendo la ruta disciplinada de las auroras, posándome sobre velas de esperanza.
Miro el horizonte madrugador, mientras mi reflejo se pierde bajo el fondo marino.

Cuando el frío acecha, contra el insolente viento, mi alma en picado va rompiendo el hielo; cuando la lluvia empapa mi cuerpo voy derramándome desde el cielo.

Pero cuando el sol, implacable, me ciega, me dejo llevar por el ancestral instinto; porque sé que cada aleteo me lleva hacia esa tierra firme donde las ballenas y yo, aún, creemos en la vida.

12 comentarios:

Jause dijo...

Hay que seguir batiendo las alas contra las tempestades, dejarse planear con el viento favorable, refugiarse de la tempestades, y en busca de climas que mantengan caliente nuestra sangre, y nuestras pasiones nunca se llegue a enfriar.

Nuestros deseo siempre nos hacen volar, y volar tan alto, que hay que tener cuidado con la realidad, que nos puede hacer caer en picado. Besos

Mandarina azul dijo...

Qué maravilla, Isabel. Qué delicadeza. Precioso. Y vaya armonía texto, música, imagen.

¿La fotografía la has hecho tú?

Me gustan las personas que nunca dejan de batir las alas.

:) Un beso, Isabel.

Alberto dijo...

Cuanto más se eleva una persona, más pequeña les parece a quienes no saben volar...

Hanna dijo...

Y batiendo alas regreso siempre a mi nido.

Besos y buen fin de semana

ps. que música tan triste y al mismo tiempo tan dulce.

LlunA dijo...

Que palabras más llenas de vida y de fuerza....dan ganas de echar a volar!!!!

Un besote

Meiga en Alaska dijo...

Precioso text, Isabel. Y muy buena foto. :)

Me siento identificada. Aunque a mi la vida, en vez de al sur, me lleva repetidamente al noroeste...

Miles de besos emigrantes

Enmascarado dijo...

"Somos libres de ir donde queramos y de ser lo que somos"...Juan Salvador Gaviota nos enseñó ese ansía de libertad que todos llevamos dentro, como ser felices aprendiendo a ser mejores, aun en contra de las normas de la bandada a la que pertenecemos.

Maravilloso post...sensibilidad en estado puro

Un beso en vuelo rasante

thoti dijo...

.. preciosa foto.. precioso texto.. ¿que más puedo añadir?.. me ha encantado..
.. feliz finde, amiga..

El búho rojo dijo...

La creencia en la vida, es la más hermosa de todas.

Ultimamente, la sensibilidad brota de cada uno de tus escritos que mejoran como fruta madurando al tenue sol de su autora.

Un beso...

Candela dijo...

Al sur... ¡da igual el punto cardinal! es el regreso, es la vuelta a casa.

Y la casa es donde uno es feliz, ha sido feliz, o lo intenta.

Besos

casa dijo...

Que foto tan buenisima, me encanta, las ballenas ojala se vieran tambien! besos

josé dijo...

El texto no merece que mis palabras interpreten lo que está ahí tan hermoso plasmado. Quisiera estirar el día para detenerme todo lo necesario en sus obras, Isabel, se agradece tanta belleza. José.