19 de abril de 2008

Cuanto nos queda...

Al reloj de arena no le importa dejar caer su tiempo grano a grano,porque vuelve continuamente.
Existe con la esperanza de un tiempo infinito.
Mas yo, cuando te abrazo, descuento el tiempo que tenemos para estar juntos; no puedo recomenzar las horas, los minutos, ni siquiera un segundo.

¿Con qué esperanza vivimos, pues?
Con esta que muestran nuestros ojos cuando nos miramos, la que nos recorre el alma cuando un beso abarca todo nuestro aliento.
Cuando nuestra respiración nos canta la mejor canción.
Nunca miramos el horizonte pensando que alcanzarlo fuera el fin.
Nuestro mundo es circular; somos dos continentes y un volcán de ardiente lava.
Erupciona y deja fluir su fuerza, derramando cada día este entregado fuego que se consume y nos deja el corazón profundamente incandescente.

Qué nos importa que el reloj vaya agotando su tiempo, si nosotros ya nos entregamos todo cuanto nos queda…


Imagen: Horyma


13 comentarios:

El Secretario dijo...

Hola Isabel.

El reloj agota su tiempo
y nosotros nos agotamos,
nos agostamos,
pero somos capaces de amar
y de ser amados.

Merecemos un descanso,
una pausa,
una parada del tiempo
para disfrutarla
junto a quien queremos.

Un abrazo sin reloj.

brujaroja dijo...

A veces pensamos que el tiempo se detiene. Pero no es cierto. Secretamente avanza. Secretamente consume. Su tenacidad da miedo...
Un abrazo

Pere dijo...

Te leo y escucho el tic tac en el reloj de mi mesa. Pasa un tiempo que no volverá, aunque yo sí lo haré. Besos.

LlunA dijo...

El tiempo...que parece que lo ganamos a la vez que lo perdemos. Intento olvidarme de ese reloj, no escuchar el sonido de las agujas al pasar. intento vivir!
Un besote

nadaq dijo...

...un instante de eternidad ahora, quizá mañana también...

...pero mañana será otro día.

Un abrazo grande.

Estrella Altair dijo...

Isabel, buenas noches, yo adoro el tiempo... y es que es tan flexible,tan volátil,tan diferente, nos hace sentir tantas cosas.... y al final ese ligero sonido que se escucha en la noche " tic tac..." que acompaña y que te recuerda que no estás sóla ... y que quedan tantas, tantas cosas por vivir...

Un saludo muy fuerte

Isabel dijo...

Secretario,cuánta razón llevas,una pausa perfecta para disfrutarla con quien queramos,a eso me apunto;lástima que el tiempo no nos dé ese tipo de citas...Un abrazo a tiempo ;-)

Brujaroja,nunca se detiene,amiga;pero cuando hemos conseguido las cosas más importantes de la vida tal vez no nos de tanto miedo su fluir.
Porque nunca nos marcharemos con las manos vacias,amiga.

Pere,confío que siempre tengas tiempo de disfrutar de todo lo que necesitas y te importa,amigo.El tiempo no puede ir contra algunas cosas,entre ellas los sentimientos ,aunque sí amarillee las fotografias.;-) Un abrazo.

Rocio,esa es la mejor manera de aprovecharlo,vivir con ese ímpetu que tú lo haces,amiga.Un beso y disfrútalo mucho.

Bea,es verdad que algunos minutos los mantendremos vivos durante toda la vida,los hacemos tan duraderos como nuestros recuerdos compartidos.Un beso y que tengas muchos de ésos ,amiga.:-)

Altair,no me gusta pensar en todo lo que me queda por vivir,sino en la calidad de lo que estoy viviendo ahora,el tiempo se para cuando menos imaginamos,no sigue nunca nuestros planes...
Asi que no sé lo que me queda por vivir ,pero si sé todo lo que he vivido y he podido disfrutar.
Mañana,como dice Bea,será otro día si tenemos suerte.Un abrazo enorme,tómalo con el tiempo preciso para valorarlo,amiga.:-)

Camille Stein dijo...

nuestra esperanza de vida no se mide en cantidad de tiempo acumulado, sino en la intensidad del vivido

precioso tu reloj del tiempo

un saludo

Isabel dijo...

Camille,no te voy a dar la razón,porque el tiempo ya nos la da.Gracias.Vuelve cuando quieras.Un abrazo.

josé dijo...

Para quien considero una amiga: pasa por mi blog, quiero que recibas algo desde el corazón. Mi afecto de siempre, José.

Isabel dijo...

José, no tienes sólo mis gracias,sino mi amistad.Un fuerte abrazo.

El búho rojo dijo...

Ni el mismísmo Cronos, consiguió doblegar las pasiones, las emociones...

Isabel dijo...

Pablo,más bien nosotros nos doblegamos, irremediablemente, ante el dios Cronos.Con o sin apasionamiento.;-)
Pero mientras...Un beso.