7 de septiembre de 2008

Instantes

Ella, apoyando la cabeza sobre la palma de su mano, miraba a una niña pequeña que, revoltosa, jugueteaba a su alrededor.

Sus amigos le hablaban, mientras permanecía totalmente ausente, centrando su mirada en los movimientos de la vital e inocente pequeña.

En sus pensamientos vagaba sólo una idea que la absorbía por completo,convirtiendo cualquier suceso en una simple película que se proyectaba para los demás, mientras que para ella había dejado de existir la realidad.

Se encontraba mucho más lejos; su mente intentaba calcular la inabarcable distancia que existía entre los risueños e ilusionados ojos de esa pequeña criatura y los suyos; ahora que ya había recorrido gran parte del camino, descubriendo que las posibilidades de seguir creyendo en la felicidad se iban esfumando día tras día.

Qué lejos se sentía de esas risas nuevas, recién estrenadas; risas envueltas entre algodones y cándidas fantasías, que ella misma había protagonizado alguna vez.

Sus amigos le volvían a preguntar, mientras ella continuaba asintiendo a todo, sin escuchar nada de lo que le decían; ninguno de ellos se estaba dando cuenta que, en verdad,en esos momentos sólo le interesaba esa criatura que simbolizaba lo que un día llegó a ser.

Nadie, en realidad, es capaz de adivinar lo que pasa por la mente de los demás; pero, por fortuna, ese era su silencioso escondite ante las voces y el bullicio de la ciudad en esa fresca tarde de domingo.

Alguna vez, todos nos hemos quedado absortos pensando en algo, y acabamos perdidos en un mar de imágenes que se proyectan, de manera instantánea, en el interior de nuestras cabezas, sin ningún control, apoderándose de nuestra atención.

De repente, cualquier sonido nos devuelve de nuevo a la realidad y terminamos preguntando: –Perdona,¿qué me habías dicho...?-.

Entonces, volvemos a ser los mismos de siempre, como si esos instantes nunca hubieran existido en nuestros pensamientos.

Imagen:
Bonfire22



16 comentarios:

Ligia dijo...

Instantes de ensimismamiento, que luego quedan ahí, en la cabeza, hasta que volvamos a retomarlos en otro momento. Qué lindo post, Isabel. Abrazos

Enredada dijo...

Cuando leía pensaba justamente en eso que describís al final.
Cuanta veces nos pasa que nos vamos por un momento de todo y todos, y solo podemos ver imágenes que son tal vez sueños o anhelos en nuestra mente.
hermoso.
mil besos

amor es libertad dijo...

me resulta extraña esa sensación, cuando uno se envuelve en recuerdos, en palabras, en ensueños y luego vuelve a la vida normal, como despertar de algo que ya no está

y al cabo yo siento que todo es sueño, esto y aquello, incluso el despertar creo yo que es sueño

y este beso, isabel, también lo es,

santi

Mary dijo...

ESTOY MUY DEACUERDO CON LO DICHO POR AMOR ES LIBERTAD.
ME SIENTO SOÑAR... EN ESOS MOMENTOS.

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, cordial saludo desde Barranquilla, Colombia. Es un verdadero placer visitar tu espacio. Aprovecho para invitarte al mio: www.mandalaspoemas.blogspot.com

Un abrazo,

Víctor

Isabel dijo...

Ligia,gracias y me alegra saber que te gusta lo que escribo.Un besote,guapa.:-)

Roxana,creo que todos tenemos esos lapsus de tiempo,esa capacidad de abstracción que nos deja ausentes por unos instantes y que, en verdad, estamos pensando en otras cosas.Un beso,amiga.

Santi,como bien decía Calderón,la vida es sueño,amigo.Pero otra cosa distinta son los "ensimismamientos",aparentes ausencias de la realidad circundante que nos deja a veces extraños sentimientos.Me alegra leerte por aquí.Gracias y un beso.
:-)

Querida Mary,todos soñamos,pero lo malo es que la realidad sigue ahí delante de nuestros ojos.Pero igual disfrutamos los sueños que podemos ,¿verdad?Un abrazo.

Mandalas,gracias por visitarme,me pasaré por tu blog a leerte y seguir descubriendo personas y cosas interesantes.Un abrazo para Barranquilla...:-)

JHWH dijo...

Amiga,... pues yo me descuido y me escribes el Quijote,... voy a ver si me pongo al día leyendo tus anteriores entradas.
Bsos.

El búho rojo dijo...

Los tiempos de la vida real... ¿cuales son???

Una preciosa historia que la mayoría hemos vivido de una u otra forma

Un beso

JuanMa dijo...

Pues nunca es tarde para creer en la felicidad ni para ilusionarse (si no, ¿qué pintamos aquí?)

Besos.

Isabel dijo...

Jwhw,jaja,es que escribir es sentimiento para mí; no puedo vivir sin ellos,ya lo sabes.Tengo que decir en voz alta que lo más hermoso del mundo es poder sentir...
Me alegra que vuelvas por aquí.Un abrazo grande,amigo.:-)


Pablo,creo que son los que se sienten en el corazon,amigo,ésa es la respuesta.Besotes y gracias,me gustan las preguntas que te planteas. ;-)

Juanma,eso mismo me pregunto yo muchas veces.
De paso,amigo,sólo vamos de paso...
¿Sabes?Todavia no sé si eres optimista,pesimista o realista. jaja.Un abrazo.:-)

Cecilia Alameda Sol dijo...

En ese momento no estás en tus sentidos, pero sí en tu cerebro, en tu memoria, en tu pasado quizás.

JuanMa dijo...

Yo tampoco...

Besos.

Isabel dijo...

Juanma,¿y quién puede estar seguro de lo que es? ;-)Besos,amigo.Nos leemos.

Isabel dijo...

Cecilia,de eso estoy segura,una gran mayoría de las veces es como un flashback,aunque en otras son los sueños por llegar los que nos motivan demasiado.
Mientras, nos quedamos en medio del pasado y del futuro,como perdidos.Un placer tenerte de visita.:-)Besos.

Emig dijo...

¿Sabes Isabel? A veces me he preguntado si cualquier sonido nos devuelve a la realidad o a lo contrario...
No quiero parecer lo literal que necesariamente son las palabras cuando intentas expresar algo que no sabes decir utlizando un término medio, pero intentándolo, te diré que cuando observamos y nos dejamos llevar aprovechando la inconsciencia de ser los mismo de siempre me gusta, me atrae y me hace pensar un camino.
Un fuerte abrazo.

Isabel dijo...

Emig,quizás es que existe otra realidad en planos distintos de conciencia y todavia no sabemos cómo llegar a ellos de manera consciente...¡¡Quién sabe!!
Incógnitas siempre interesantes que quedan por revelar.Un abrazo.